Mar del Plata, domingo 20 de agosto de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
13/03/2017
Cuánto se desecha del langostino pescado por los ‘colorados’

Un estudio demostraría que un elevado porcentaje de lo desembarcado termina en la basura, debido al deterioro que sufren los ejemplares por las horas de operatoria de los fresqueros de altura. Rotos y con melanosis, el producto final es cola y no entero, con una fuerte caída en la cadena de valor.

Por Nelson Saldivia

Las 172.843 toneladas de Pleoticus muelleri desembarcadas en los diferentes puertos del país, durante el año pasado, en lo que constituyó otro récord de capturas de la especie, obliga a seguir pensando en medidas de manejo del recurso estrella del caladero nacional.

En Chubut, sectores públicos y privados, con participación de investigadores, científicos y académicos trabajan en el análisis y evaluación de la cadena de valor del langostino capturado en las diferentes estratificaciones de flota.

En 2016, los reportes oficiales indican que 97.782 toneladas fueron pescadas por la flota congeladora tangonera; 49.872 toneladas por barcos costeros; 23.617 toneladas por fresqueros de altura, y 1.564 por barcos de rada/ría.

Las primeras conclusiones que trascendieron sobre estos estudios interdisciplinarios darían cuenta del notorio deterioro que sufre el langostino en un período de 96 horas, que es el plazo máximo de operaciones de faena que tiene la flota fresquera de altura, entre el inicio efectivo de las operaciones de pesca y su finalización.

El trabajo, que se daría a conocer en las próximas semanas, demostraría que el marisco procesado en las primeras seis horas desde su captura, es el de mayor rendimiento económico, ya que sirve, por ejemplo, para hacer producto ‘entero’ en caja de dos kilos.

El análisis con biólogos e ingenieros pesqueros dará cuenta de la pérdida de la cadena de valor en las diferentes variantes de la pesquería. En la actualidad, en promedio el valor del langostino entero es 8,50 dólares tipo L1, para el caso del congelado a bordo o el que es desembarcado en pocas horas y se congela en tierra.

Lo capturado por los fresqueros de altura, que acopian y operan en hasta 96 horas en zona de pesca, a lo que se le suma el regreso a puerto y descarga, termina, en un altísimo porcentaje, siendo un producto roto y con melanosis, que obliga a hacerlo cola.

Con esos cinco días de operaciones, más del 90 por ciento del langostino pescado por los ‘colorados’ terminaría siendo cola, que en el mejor de los casos se exporta a casi 6 dólares; con el agravante de que además se termina vendiendo la mitad del peso de lo que se descargó. El estudio demostraría que casi la mitad del volumen pescado por esa flota se tira porque el producto se deterioró por la cantidad de horas que estuvo en el barco. El producto final no es de calidad y como se sabe, respecto del valor de mercado entre un langostino entero y cola, la diferencia es significativa.

Especialistas demostrarían que la mitad de las toneladas de captura de langostino de los ‘fresqueros de altura’ se desecha, generando esto, además, los problemas ambientales en las ciudades donde se las desembarca porque en el proceso de selección en planta se desecha cabeza por el nivel de melanosis y rotura de las piezas.

Es decir, el análisis indicaría que al exterior se termina exportando la mitad del volumen capturado producto de una inadecuada política de manejo del recurso, al autorizarse tantas horas de operación a esa flota. La mitad del peso se tira y la otra mitad se exporta a casi un 40 por ciento menos de valor.

La cantidad de horas de operaciones de faena de los fresqueros de altura se extendió de 72 a 96 horas. Y, en el marco de la ‘Comisión de Análisis y Seguimiento de la Pesquería de Langostino’, desde Chubut se propondría rever algunas medidas para que se reduzca esa franja horaria de los colorados.

En pocas semanas se darían a conocer detalles de estas evaluaciones realizadas por técnicos y especialistas de la industria, con investigadores y sectores académicos, que demostrarían con claridad cómo la cadena de valor pierde alrededor de un 50 por ciento de lo que podría haber redituado. Ya que además en gran volumen se sigue exportando en bloque y se reprocesa en otros países antes de llegar al mercado final de consumo.

Casi como un clásico, cada año, a esta altura y en pocas semanas se volverá a poner en discusión el ingreso de la flota fresquera de altura marplatense al AIER, y seguramente se plantearán más severas medidas de manejo en el ámbito de la Comisión de Seguimiento del recurso.

Hasta el pasado miércoles 8 de marzo ya se contabilizaban 27.137 toneladas de langostino desembarcadas, de las cuales, 25.598 se descargaron en la capital de Chubut y 1.259 toneladas en la localidad rionegrina de San Antonio Oeste. La especie sigue sorprendiendo por el crecimiento de su abundancia, pero no por ello debe dejarse de tomar medidas correctivas en el manejo del recurso natural, que sigue siendo uno de los pilares de la industria pesquera nacional.

“Alguien tiene que empezar a pensar en el largo plazo”

Guillermo Cañete, director del Programa Marino de la WWF, conversó con REVISTA PUERTO sobre la propuesta que acercarán al CFP buscando aplicar las recomendaciones que hizo la FAO a nuestra administración. El objetivo, un plan de manejo para la merluza hubbsi.

Cerrar