Mar del Plata, miércoles 26 de abril de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
06/03/2017
Jusficaciones irregulares y rechazo a una investigación española en el CFP

Dos firmas de familiares del Representante de la Provincia de Buenos Aires, Pescargen y Taturiello, consiguieron un tratamiento de privilegio que justificó la inactividad de sus barcos. Se rechazó un pedido de investigación de España en el Mar Argentino por no cumplir compromisos.

Francisco Di Leva, subsecretario de Pesca de Buenos Aires y pariente de mucha gente de la industria.

Por Karina Fernández

El Acta 4 del Consejo Federal Pesquero abordó principalmente cuestiones relacionadas con las justificaciones de inactividad, en las que se develó la influencia en la toma de decisiones del Representante de la Provincia de Buenos Aires en aquellos casos a los que se encuentra relacionado parentalmente, más allá de que, cuidando las formas, haya decidido retirarse del recinto. A la luz de lo sucedido en el curso de las últimas actuaciones del Consejo puede inferirse que no se tiene más en cuenta si la presentación se hace fuera de término, si se presenta o no fecha de última marea o si la justificación se presenta en una dependencia no contemplada en la legislación, como ocurrió en el caso del barco Lekhan. Los beneficiados de esta semana fueron Pescargen  y Taturiello. Por otra parte, se trató el pedido de autorización para investigación científica de una institución española que fue rechazada por no haber cumplido en el pasado los compromisos asumidos ante el Consejo Federal Pesquero. En cuestiones biológicas se recibieron los informes de langostino de la temporada 2016 de los que no se dieron detalles, como así tampoco del informe correspondiente a la octava semana de calamar. En cuanto al abadejo, se pidió a la Cancillería que informe acerca del Plan de Acción suscripto con España, sobre el uso de los recursos transzonales en áreas de interés común para trabajar en la veda de pozos, sin dar más información. Sobre la única especie que se explayaron los Consejeros fue sobre la centolla, describiendo los temas abordados con los investigadores en la reunión del jueves pasado.

Dudosa justificación de inactividad sin fechas

En diciembre del año pasado la firma Pescargen solicitó la justificación de inactividad para su buque Pescargen III y el Consejo la conminó a explicar la demora en el inicio de la primera evaluación del estado del motor y los extensos plazos para la realización de cada tarea.

En enero de este año Pescargen respondió que la documentación requerida fue presentada desde el primer momento y que las demoras en el inicio de las reparaciones se debieron a la falta de “disponibilidad y entrega de todo insumo importado”. Este argumento resultó válido para el Consejo, que aprobó sin más la inactividad del buque.

Lo curioso es que ni en el Acta 34 de 2016 ni en este Acta 4 figura cuál fue la fecha de la última marea, por lo tanto no se sabe cuánto tiempo estuvo el barco inactivo. Tampoco consta ninguna otra fecha respecto del ingreso a dique o el plazo de finalización de las reparaciones. Parece definitivamente un favor de amigos.

Poco vale que el Representante de la Provincia de Buenos Aires se retire de la reunión para no votar debido a sus relaciones familiares con la firma (a través de su esposa), si es de toda evidencia que recibe un trato privilegiado.

Otro pariente de Di Leva

Este pariente del Representante de la Provincia de Buenos Aires es menos presentable: se trata de la firma Taturiello, de la familia Caputo, que lleva años sin sacar los barcos pero siempre encuentra alguien que le alcance una soga y, a juzgar por lo resuelto en este acta, Di Leva ha hecho lo suyo, en nombre de los lazos familiares que los une desde la Sorrento natal de sus antepasados.

Taturiello presentó la justificación de inactividad del buque Don Luciano el 19 de febrero de 2016 y su última marea la había realizado entre el 15 y 20 de febrero de 2015, según consta en el acta, es decir que ya había transcurrido más de un año y por lo tanto los 180 días dentro de los cuales debe realizarse la presentación estaban largamente vencidos; ni siquiera descontando los días de parada biológica se logra llegar al plazo establecido.

Nadie tuvo en cuenta este hecho cuando el tema se trató el año pasado, momento en el que debería haberse producido la baja automática del permiso de “aplicarse la legislación vigente”, el lema con el que parecía haber llegado la gestión de Cambiemos. Sin embargo nada pasó y la empresa prometió poner en actividad el barco en mayo de 2016, pero tampoco cumplió; y en agosto se la intimó a que presentara documentación que avale los retrasos.

Definitivamente no existe voluntad en este Consejo, ni en las autoridades pesqueras, de terminar con la justificación de inactividad indefinida como lo habían anunciado al inicio del mandato. El barco Don Luciano “se encuentra inactivo, por un período que supera los 180 días”, como bien informaron; deberían aclarar que lleva amarrado exactamente 742 días.

Le bastó al pariente del consejero Francisco Di Leva con argumentar que un astillero no podía hasta abril 2016 poner el barco en dique seco y que buscaron otra opción que les permitía ponerlo en octubre de 2016. Así de incongruente es la argumentación, pero cuando la decisión está tomada de antemano, poco importa; y el Consejo Federal Pesquero justificó la inactividad de más de dos años del buque Don Luciano.

Después de la votación, el consejero Francisco Di Leva volvió al recinto, aunque a la vista está que daba lo mismo; todos saben que las decisiones se toman antes de que ello ocurra. Si así van a manejarse, debería contemplarse la posibilidad de cambiar la legislación que regula las justificaciones de inactividad porque no es respetada ni en la forma ni el fondo, dado que el espíritu de dicha norma persigue la generación de trabajo, algo que no ocurre cuando se permite a los armadores mantener sus barcos amarrados por años.

Cinco años de inactividad ya fueron demasiados

Ni este CFP que justifica lo injustificable logró darles a los propietarios del barco Virgen del Carmen, inactivo desde el 1 de diciembre de 2012, la posibilidad de revocar la decisión de no justificar la inactividad del buque, tomada en 2015.

La empresa Litoral Patagónico, propietaria del buque, intentó mediante un recurso de reconsideración revertir la decisión adoptada por el CFP dos años atrás. “La medida cautelar sigue vigente y obedece a razones puramente económicas. Las reparaciones que fueron necesarias en el buque se extendieron por un lapso excesivo (que excede lo razonable), y no se acreditó – siquiera en esta instancia- su finalización, cuando en la solicitud del 14/9/15 se estimaba reanudar la operación en diciembre de 2015”, dijo ahora el Consejo dejando firme la decisión de dar de baja el permiso del Virgen del Carmen.

Crustáceos bentónicos

Se realizó la reunión en el CFP con los investigadores del INIDEP que expusieron los resultados de las campañas de investigación de centolla llevadas a cabo en las Áreas II y III, que mostraron “una progresiva disminución de los desembarques, de las capturas por unidad de esfuerzo (CPUE) y de la cantidad de huevos en hembras maduras, durante las últimas temporadas”.

También informaron que la campaña global en el sector patagónico sirvió para validar la metodología de estimación de la abundancia y que se confirmó la situación de la pesquería en el Área II y la posibilidad de establecer una pesquería de pequeña escala en el Área III (http://revistapuerto.com.ar/?p=47215). A su vez indicaron que “los niveles preventivos de captura que el INIDEP recomendó para la presente temporada concuerdan con las CBA obtenidas durante la campaña”.

La Provincia de Santa Cruz había decidido realizar una campaña antes de que fuera validada por el INIDEP pero en esta acta el Instituto dio el aval, al considerar conveniente evaluar el Área III a fin de observar “las posibles migraciones del recurso de aguas provinciales hacia aguas nacionales”.

También sugirieron “propiciar alternativas para mejorar la eficiencia de la pesca y el valor de los productos procesados, realizar nuevas campañas de investigación en noviembre/diciembre de 2017 y  validar las estimaciones del área de acción de la línea realizando campañas de investigación mediante arrastre de una red tangonera”.

Rechazan una autorización de investigación científica

Generalmente nuestro país es permisivo en cuanto a la realización de campañas de investigación dentro del Mar Argentino con barcos de otros países, pero en esta oportunidad el Consejo Federal Pesquero rechazó la solicitud de España para llevar a cabo una “Evaluación de los impactos de la pesca de arrastre en los sedimentos marinos profundos” (ABIDES).

El objetivo de la campaña era “indagar los procesos naturales y antropogénicos (pesca industrial) que determinan la dinámica sedimentaria en el talud continental argentino de Tierra del Fuego”, para lo cual se preveía la toma de muestras de sedimentos del Canal de Beagle. También tenía como objetivo “examinar la intensidad y localización de los frentes asociados a la confluencia de la Corriente de Malvinas con la Corriente de Brasil”.

El Consejo, en un acto poco habitual, denegó la autorización alegando que “no se cuenta con la información ni con el tiempo suficientes para adoptar una decisión sobre la petición, en virtud de la importancia que el tema reviste para la industria pesquera nacional, y la falta de intervención de la autoridad provincial en cuya jurisdicción se prevé la toma de muestras”.

Además remarcó que “no se han recibido los informes sobre los resultados de las dos campañas de investigación anteriores llevadas a cabo por el buque Bio Hespérides en el Mar Argentino, autorizadas en las Actas CFP N° 52/2014 y N° 2/2016”.

Tiempo de descuento para presentar proyectos

El Consejo recordó que desde el 1 de marzo se encuentra abierta la convocatoria para la presentación de proyectos de capacitación en el marco del “Programa de Apoyo a la Formación y Capacitación del Personal de la Pesca” y que las presentaciones serán recibidas en la sede del Consejo Federal Pesquero hasta el viernes 31 de marzo a las 17.

“Nosotros hemos aconsejado no tener tallas mínimas de captura”

Consultado por REVISTA PUERTO sobre la falta de medidas que sancionen la pesca de juveniles denunciada por la AGN, el director del INIDEP, Otto Wöhler, afirmó que no son necesarias y que fomentan el descarte. A su vez reconoció que las artes selectivas no se usan.

Cerrar