Mar del Plata, miércoles 26 de abril de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
03/03/2017
“Nosotros hemos aconsejado no tener tallas mínimas de captura”

Consultado por REVISTA PUERTO sobre la falta de medidas que sancionen la pesca de juveniles denunciada por la AGN, el director del INIDEP, Otto Wöhler, afirmó que no son necesarias y que fomentan el descarte. A su vez reconoció que las artes selectivas no se usan.

Por Karina Fernández Fotos de archivo

En el año 2006 se derogaron las resoluciones SAGPyA 447/96 y 707/97 que determinaban la talla mínima de captura de merluza hubbsi y abadejo, eliminando la herramienta sancionatoria para quienes capturaran más del 10% de juveniles de estas especies. El informe de la Auditoría General de la Nación que se entregó en 2016 y que evaluó la administración pesquera nacional señaló como una grave falencia el hecho de que no existiera una “normativa que establezca la diferencia entre adultos y juveniles de la especie merluza”, dado que dificulta “las tareas del inspector embarcado y la ejecución de medidas de protección del recurso”. A la vez la AGN ordenó al Consejo Federal Pesquero que resuelva al respecto; pero sorpresivamente Otto Wöhler, director de INIDEP y director de Investigación desde el año 2005, al ser consultado por REVISTA PUERTO afirmó que aconsejó muchas veces al CFP no establecer tallas mínimas porque, entiende, fomentan el descarte. También reconoció que la flota no utiliza los sistemas selectivos y que la única medida de protección que existe es la zona de veda.

REVISTA PUERTO: Desde 2006 no hay talla mínima de captura para las especies merluza y abadejo. ¿Por qué el INIDEP no ha reclamado en todos estos años que se restablezcan?

OTTO WÖHLER: Nosotros hemos aconsejado que no haya talla mínima como imposición, como medida para fines sancionatorios, no porque estemos favoreciendo que se pesquen juveniles, de ninguna manera; sino porque son medidas de imposible cumplimiento. Porque, ¿qué hace un pescador si captura ejemplares más pequeños? Los descarta. Si no los podés capturar, si no los podés traer, una vez que los capturaste ¿qué hacés? Los tenés que tirar. Entonces hay que tener mucho cuidado. Se ha visto en el mundo y se ha visto aquí también que cuando se pone una talla mínima, lo que se hace es inducir al descarte de tallas por debajo de ese tamaño. Entonces lo mejor son los sistemas selectivos y seguimos insistiendo con eso.

RP: Sí, pero nadie usa dispositivos selectivos…

OW: Y bueno, pero seguimos haciendo pruebas y en breve vamos a tener novedades.

RP: Está fantástico pero lo cierto es que la flota nunca usó ni usa artes selectivas de pesca.

OW: Ya lo sé; pero sí usa la zona de veda y es también una manera alternativa de cuidar el recurso.

RP: Sí, pero sin tallas mínimas y sin artes selectivas es la única medida que existe para preservar el recurso.

OW: Sí, porque es la única de fácil cumplimiento. Lo que no funciona es la talla mínima, de hecho hace mucho tiempo se buscó poner tallas mínimas pero nosotros no promovemos el uso de la talla como medida sancionatoria. Porque de qué sirve tener una talla mínima… nada más que para sancionar, no sirve para controlar que efectivamente los ejemplares juveniles no se capturen, lamentablemente.

RP: Los inspectores consultados señalaron que cuando se encuentran en una zona de pesca con alta presencia de juveniles no pueden ordenarle al capitán porque no tienen elementos al no contar con talla mínima.

OW: Yo no había tenido noticias de eso… en ese caso evidentemente podría ser útil, pero no la talla mínima sino un porcentaje de juveniles. Es muy difícil regular la pesca de juveniles con estas medidas, en el caso del abadejo buscamos limitar la pesca dirigida poniendo un tope de captura por viaje y aun así es difícil evitar la pesca dirigida, que es lo que está pasando. Estamos analizando otras alternativas para ver qué se puede hacer con el abadejo.

Otto Wöhler es director de Investigación del INIDEP desde 2005 y las resoluciones que regulaban la pesca de juveniles fueron derogadas en 2006. Durante la entrevista reconoció que aconsejó “varias veces al Consejo Federal Pesquero que no se aplicaran”. Su postura seguramente se prestará al debate, dado que no se trata de una visión unánime de los biólogos que pertenecen a la institución, como así tampoco de especialistas que actúan en la preservación de los recursos desde otros ámbitos.

Intiman a dueños del potero chino ilegal amarrado en Madryn

Dos años después de haber sido capturado, la PNA dio plazo hasta mayo para su remoción o el barco potero será considerado “abandonado a favor del Estado nacional”. Recién después podrían licitar su desguace.

Cerrar