Mar del Plata, domingo 23 de julio de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
31/03/2017
Qué dice el estudio que despertó la polémica

Desaconseja que los fresqueros sigan pescando langostino hasta 96 horas y recomienda que se procese el marisco “a lo sumo dentro de las 48 horas de realizada la captura”. Insiste en que el transcurrir de las horas va en detrimento de la calidad del producto final.

Por Nelson Saldivia

La Secretaría de Pesca de Chubut junto al sector privado realizó, semanas atrás, un estudio sobre el análisis de la variación de la calidad organoléptica del langostino fresco. Se tomaron muestras y se analizó el comportamiento de las unidades durante el transcurso de cuatro días, que es el límite máximo autorizado de los fresqueros de altura para operar en zona de pesca.

El informe preliminar, ya que habría otros posteriores que se darían a conocer en abril, indica los porcentajes de descarte que se realiza sobre el total de langostino capturado. El estudio despertó polémica y hubo fuertes cruces entre la Cámara Argentino Patagónica de Industrias Pesqueras y la Cámara de los Fresqueros de Altura de Mar del Plata; y promete seguir generando ruido con el correr de los días.

“Las tareas encomendadas para llevar adelante una experiencia de análisis de la variación en la calidad organoléptica del langostino, con el transcurso del tiempo, se realizaron acorde a lo planificado”, indica el informe preliminar al que tuvo acceso REVISTA PUERTO. “Para ello se contó con la inestimable colaboración por parte del personal directivo y técnico de la empresa Pesquera Veraz, procesadora de mariscos, localizada en Rawson, donde se realizó la investigación”, describen desde la cartera de Pesca de Chubut.

El desarrollo de la experiencia y el informe fueron realizados por los técnicos María Colombo, Cynthia López, Carlos Rajoy, José Saravia y Gabriel Punta, todos pertenecientes al Área Técnica de la Secretaría de Pesca de la Provincia de Chubut.

Los trabajos consistieron en tomar “una muestra de langostinos preservados con hielo, capturados en la marea del día. A partir de ese momento “se muestrearon treinta ejemplares, cada veinticuatro horas y durante cuatro días, a los cuales se clasificó de acuerdo a las categorías de puntaje organoléptico para langostino fresco en cajones con hielo, según los parámetros Barral”, describieron.

Además, se efectuó “una clasificación sobre la calidad del producto por parte del encargado del área de Control de Calidad de la Planta, durante cada uno de los cuatro días que duró el estudio”, indican. “Para este caso, los resultados obtenidos muestran una marcada disminución de la calidad (y valor económico) del producto que puede elaborarse con esa materia prima”, precisan las conclusiones y muestra una serio de gráficos con los porcentajes de caída de calidad con el correr de los días.

“De manera preliminar concluimos que, para maximizar el valor del producto final obtenido a partir de langostino fresco, preservado en cajones con hielo, el mismo debería realizarse dentro de las 24 horas de capturado, o a lo sumo dentro de las 48 horas de realizada la captura”, aconsejan desde la Secretaría de Pesca de Chubut y a la luz de estos resultados generales obtenidos se propondrían medidas ante el Consejo Federal Pesquero donde el tema promete continuar generando un áspero debate.

Río Negro hace lo peor que puede con el langostino del San Matías

Hace siete meses que San Antonio Oeste huele mal por la quema de los desechos del crustáceo, pero lo peor es que en gran parte se trata de ejemplares enteros que llegan a puerto en mal estado por la avaricia, la falta de controles y la mirada cómplice de la autoridad que lo permite.

Cerrar