Mar del Plata, martes 30 de mayo de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
07/03/2017
Sigue el robo hormiga de langostino en Puerto Rawson

Ya han realizado más de 20 operativos en rutas de la región secuestrando varias toneladas de materia prima. Es langostino que se roba en el puerto capitalino y los operativos demuestran que el volumen es importante. Afirman que fallan los controles de la Prefectura Naval.

Por Nelson Saldivia

En lo que va de la temporada se han realizado más de 20 secuestros de langostino sin documentación y transportados en vehículos que no cumplen con exigencias sanitarias mínimas. Los operativos sorpresivos se han llevado a cabo en rutas de la salida de Rawson, y accesos a Trelew y Puerto Madryn y se trata de varias toneladas de materia prima provenientes del puerto capitalino destinado al mercado negro.

Queda claro que, si se han logrado detectar 20 casos, el movimiento ilegal de pescado en mayor, y demuestra también la falla en los controles portuarios, porque es langostino que “sale” de banquina y, en rigor, debería estar sujeto a controles en los accesos a los muelles, porque por el volumen que se está moviendo no sale en un balde para una paella.

Tal vez, no serían necesarios los operativos en las rutas, si fueran más severas las constataciones de salida y movimiento de vehículos en los dos muelles de Rawson, y aquí cobra un rol fundamental la delegación local de la Prefectura Naval.

El robo hormiga de pescado no es nuevo y ocurre desde hace años en todos los muelles, pero en esta temporada se observa que, ante el nivel de desembarques, el movimiento ilegal también ha tenido un crecimiento. Y está claro que más allá de los plausibles operativos en las rutas, los controles fallan en el puerto.

Este último fin de semana en un nuevo operativo en la madrugada permitió el secuestro de casi una tonelada de langostinos que eran transportados desde Puerto Rawson con destino desconocido. En un vehículo sin habilitación de transporte de sustancias alimenticias, ni las mínimas condiciones sanitarias para la carga de elementos perecederos; van en cajones sin hielo, ni frío, y carecen de guía. Ese procedimiento tuvo lugar en la doble trocha que une Playa Unión con la ciudad capital.

La semana pasada, en la misma zona, habían secuestrado otra media tonelada del crustáceo, mientras que el miércoles se habían incautado 200 kilos de langostinos, 80 de calamares y otros 100 de pescados varios.

En todos los casos, quienes realizan el transporte no tienen la documentación que establece la ley vinculada a la guía de tránsito, pero además la materia prima era transportada en cajones, en cajas de las camionetas sin habilitación de SENASA, sin frío y al aire libre.

En Puerto Madryn se concretó otro operativo, en este caso realizado en el Puesto de Control N° 203, cuando la Gendarmería Nacional Argentina detectó la presencia de media tonelada de langostino en una camioneta Renault Kangoo.

Los secuestros de mercadería ponen a la luz que la problemática no es menor, y al parecer, hay un regimiento de hormigas en plena actividad.

Arrancó la paritaria de armadores con el SIMAPE

En la delegación local del Ministerio de Trabajo abrieron el expediente y designaron representantes. Pasaron a un cuarto intermedio sin que se mencionaran números ni porcentajes.

Cerrar