Mar del Plata, sábado 24 de junio de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
13/04/2017
Arroyo del Barco: en el ojo de la tormenta por una traba en origen

Tras las inundaciones en el puerto marplatense, muchos responsabilizaron a la parálisis de la obra, que sigue sin resolver un problema de origen: ingresar en un predio nacional y judicializado para construir la desembocadura del desagüe.

Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

La construcción, hoy paralizada, del desagüe del Arroyo del Barco sigue despertando polémica luego que el puerto marplatense sufriera anegamientos en distintas zonas operativas, comerciales y productivas como hacía muchos años no ocurría.

La primera de las seis etapas de la obra comenzó a construirse en agosto de 2015 sobre la Manzana de los Circos con una inversión de 100 millones de pesos para la primera etapa, que comprendía 300 metros hasta su desembocadura en el espejo interior del puerto, en un plazo de un año.

El objetivo de la obra era mejorar las condiciones de drenaje de la cuenca del arroyo que se extiende desde el puerto hacia la zona sudoeste y que alcanza a 11 barrios donde viven 180 mil vecinos.

Más allá de las cuestiones ambientales planteadas por actores productivos y deportivos del puerto sobre el volumen del caudal y la calidad del pretratamiento que tendría el material que desembocaría en el espejo interior, la obra tuvo un escollo que hasta hoy no ha podido ser superado y que generó que, a 20 meses de la puesta en marcha, todavía no se libere la traza y siga sin poder avanzar.

El conducto no ha podido ingresar al predio de los tradicionales silos, tierras  sobre el Espigón 3 que no pertenecen al Consorcio Portuario sino a la Junta Nacional de Granos.

El permisionario de la parcela es “Elevadores Mar del Plata”, que operaba los silos que abastecían barcos graneleros. Por problemas de dragado dichos buques dejaron de ingresar al puerto en 2009.

Tiempo después se inició una batalla judicial cruzada que hasta el día de hoy no tiene solución. Mientras el puerto de Mar del Plata archivó la chance de exportar granos, la estructura del edificio sufrió un deterioro constante.

De acuerdo a un estudio profesional encargado por el Consorcio en tiempos de Eduardo Pezzati, ya se advertían deficiencias y riesgos de desprendimientos en sectores críticos. Han pasado más de 5 años y ningún trabajo preventivo se aplicó sobre los silos.

En las últimas horas, el presidente de Obras Sanitarias, Mario Dell’Olio, responsabilizó a esas trabas legales por las demoras en el avance de la obra.  “Muchos, pese a las claras evidencias sobre su necesidad, todavía siguen poniendo trabas para que la obra avance, impidiendo que esté finalizada”, reprochó el funcionario en declaraciones a Radio Residencias.

En realidad la principal traba es la misma que hubo siempre, y que conocían en OSSE, la Municipalidad y el Consorcio: la particular condición del predio de los silos, que disuelta la Junta Nacional de Granos ahora está bajo la órbita del Ministerio de Agroindustria.

El impasse también le sirvió a Obras Sanitarias para mejorar el proyecto.  Atendieron las sugerencias y corrieron la traza del conducto 50 metros hacia el muelle del Espigón 3 como para alejar el flujo de agua del conducto de la parrilla submarina de Astillero Contessi. Por otro lado, colocarán rejillas y una red especial para contener los residuos sólidos que descargue el desagüe.

Desde OSSE confirmaron que están a la espera de que la situación sea resuelta por el Ministerio de Agroindustria de la Nación. También hay una posibilidad vía decreto del Presidente Macri, quien cedería las tierras al Consorcio Portuario. Esa posibilidad surgió luego de la reunión que el titular del Poder Ejecutivo mantuvo con socios y directivos de CEPA.

El apuro de los empresarios pesqueros no tenía que ver con la obra del Arroyo del Barco en particular sino con la posibilidad de agilizar las acciones para que se demuela el predio de los silos y poder trasladar a ese sitio la terminal de contenedores que hoy funciona en el Espigón 2 para disponer de ese espacio que quedaría libre, en las secciones 8 y 9 para la operatoria pesquera.

Cambio de parrilla, a la espera de más trabajo

En Astillero Contessi renuevan las maderas de anchico de la parrilla submarina mientras aguardan se expida el CFP y recibir dos órdenes de trabajo que garantizarían la continuidad laboral por los próximos dos años.

Cerrar