Mar del Plata, sábado 24 de junio de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
20/04/2017
Ricardo Buryaile estaría negociando a favor de Mar del Plata y en contra de Chubut

El Ministro habría solicitado al Jefe de Gabinete chubutense que desobedezca la orden del juez Sastre respecto del uso de la cuota de Alpesca para favorecer a Mar del Plata. El tema se tratará hoy en el CFP que debe otorgar a la provincia sureña la disponibilidad de las cuotas de siete barcos.

CEPA negoció con el gobierno más cuota para sus congeladores y un carguito para Fortunato en el CFP.

Por Karina Fernández

El tema Alpesca vuelve a reunir al ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile con el jefe de Gabinete de Chubut, Alberto Gilardino. En el día de ayer intentaron resolver las trabas que el CFP pone a la puesta a disposición de la provincia de las cuotas de la empresa, tal como lo ordenó un juez federal.  Pero insólitamente el Ministro, lejos de favorecer la resolución de este problema, habría solicitado a instancias del director de Pesca, Juan Bosch y el representante del Ejecutivo en el Consejo, Ricardo Paterson, que parte de la cuota se destine a atender a la flota congeladora de Mar del Plata. Hoy el Consejo deberá resolver el tema dado que desde Chubut se gestiona la presentación de un documento que reclama la posesión de las cuotas para dar cumplimiento a lo ordenado por la justicia.

En febrero de 2016 cuando Alberto Gilardino era el secretario de Pesca de Chubut presentó ante la Dirección de Pesca la solicitud de otorgamiento de las cuotas de Alpesca a la administración provincial, en el marco de la expropiación de la empresa que el gobierno anterior había iniciado y todavía no se ha resuelto. En ese momento el pedido le fue denegado y reiteró la solicitud al Consejo Federal Pesquero, que resolvió ingresar las cuotas de Alpesca al Fondo de Administración para ser distribuidas entre todos los barcos congeladores del país.

Luego de esta decisión del CFP, la Provincia decidió recurrir a la justicia y pidió el cumplimiento de los decretos que ponen bajo su tutela los bienes de la empresa hasta tanto se resuelva la expropiación, permitiéndole por ende, disponer de forma temporal de las CITC de los siete barcos de Alpesca.

El juez Hugo Sastre, que entiende en la causa, falló de forma favorable para Chubut y parecía que el tema allí terminaba; pero el Ministerio de Agroindustria apeló la medida.  Finalmente, en febrero pasado el juez confirmó su resolución y dictaminó que “la autoridad de aplicación procederá a la distribución de las Cuotas Individuales Transferibles de Captura, en forma equitativa y razonable, atendiendo al máximo interés social de la Provincia, priorizando en su otorgamiento a las empresas radicadas en la provincia del Chubut”.

Desde entonces y a pesar de estar desobedeciendo la orden judicial, en el Consejo Federal Pesquero se resisten a dar tratamiento al tema poniendo excusas burocráticas, señalando que no es el Consejo sino la Dirección de Pesca la que debe resolver, algo que quedaría completamente deslegitimado con solo revisar la actuación del Consejo sobre este mismo tema en 2016.

Luego de dos meses de trabas impuestas por las autoridades pesqueras al tratamiento del otorgamiento de cuotas, Alberto Gilardino volvió a solicitar una entrevista con Buryaile, tal como lo había hecho luego de la apelación interpuesta por el Ministerio. Pero esta vez el Ministro, lejos de exigir a sus funcionarios que respeten el fallo judicial, como ocurrió en la anterior reunión, habría intentado una negociación con el objetivo de beneficiar a la flota congeladora de Mar del Plata.

El ministro Buryaile le habría sugerido por recomendación del director de Pesca Juan Bosch y del representante del Poder Ejecutivo en el CFP, Ricardo Parterson –con quien juega al fútboll todas las semanas– que para lograr la aprobación de lo ordenado por el Juez, el Representante de Chubut en el CFP debía proponer destinar las cuotas de Alpesca, al menos una parte, al Fondo de Administración, para ser distribuida entre los buques congeladores marplatenses.

La propuesta es inadmisible para la Provincia de Chubut porque se le está pidiendo que actúe en su propio perjuicio, siendo que se le pide que le quite cuota de merluza a la flota chubutense para dársela a Buenos Aires; y además que actúe de forma contraria a lo ordenado por el Juez, que indicó que debe ser distribuida a través del Fondo Social provincial.

El tema debería ser tratado hoy en el CFP y, según pudimos saber, Chubut presentará un escrito reclamando el cumplimiento de la Resolución judicial y solicitando que el Consejo defina –lo que a su entender corresponde– si el otorgamiento de las cuotas es competencia del CFP o de la Dirección de Pesca para dar fin a este tema y permitirle al gobierno provincial distribuir la cuota entre las empresas de su jurisdicción que ya han comenzado a requerir más recurso.

También solicitarán que se tome nota y se dé conocimiento al Minsiterio de Agroindustria sobre la Resolución del Juez respecto de la apelación, la cual ratificó la legitimidad de la Provincia de Chubut para administrar los bienes de la empresa. Más allá de que el tema se termine resolviendo tal como lo ordenó la justicia, que sería lo único posible, es preocupante que un ministro de la Nación se preste a un juego como este fuera de toda lógica y regla. Con el paso del tiempo, lamentablemente, todos los funcionarios con apetencias políticas se terminan pareciendo.

La industria pesquera afectada por la falta de agua

Las plantas de procesamiento de Rawson, Trelew y Puerto Madryn sienten los efectos de la crisis por la falta de abastecimiento de agua potable, como consecuencia del temporal de hace 15 días. Madryn declaró ayer la “emergencia hídrica” y la prioridad excluyente será para “consumo humano”.

Cerrar