Mar del Plata, sábado 24 de junio de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
26/04/2017
SOMU: la Cámara ratifica intervención de 180 días y limita al Ministerio de Trabajo

La Sala I de la Cámara Criminal Federal dictó un nuevo fallo en el que le ordena al juez Rodolfo Canicoba Corral no extender el plazo de la intervención y limitar el accionar del funcionario del Ministerio de Trabajo, Alfredo Bertonasco, a organizar el proceso eleccionario.

Canicoba Corral desobedece a la Cámara, además de mantener a su cuñado en la Obra Social del SOMU.

Por Karina Fernández Fotos de archivo

El dirigente Mario Morato interpuso ante la Sala I de la Cámara Criminal y Correccional Federal del Juzgado Nº 6 un recurso de apelación contra “la delegación al Ministerio de Trabajo de la reorganización, normalización y todas las actividades concernientes al acto eleccionario del SOMU” y presentó queja por la intención de la cartera laboral de extender la intervención más allá de los 180 días fijados por los jueces de Cámara Criminal Federal, que se cumplirían el 16 de agosto. Los jueces Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Leopoldo Bruglia, sin estar en un todo de acuerdo y refiriéndose con distinto tono al accionar del juez Rodolfo Canicoba Corral, coincidieron en dar por finalizada la intervención cumplidos los 180 días y limitar exclusivamente las acciones del funcionario del Ministerio de Trabajo, Alfredo Bertonasco, a la organización del proceso eleccionario en el Sindicato. De esta manera el “interventor” y su gerente, Jorge Porcel, quedan impedidos de actuar en nombre de los trabajadores en las negociaciones paritarias o cualquier otra acción de tipo administrativo o gremial.

La resolución de la Cámara indica que el Juez debe actuar según se han expresado cada uno de sus miembros en los considerandos; es por ello que resulta interesante conocer cuáles fueron los argumentos presentados por cada uno de los camaristas ante la apelación presentada por Morato.

Eduardo Freiler dijo que en resoluciones anteriores de la Cámara, se concluyó que ya habría mediado “tiempo suficiente para cumplir con los fines propuestos por la instrucción” y “que se encomendó al juez de grado… hacer cesar la intervención en el plazo más breve posible”.

A la vez indicó que la continuidad de la intervención o administración “como en esta nueva oportunidad lo ha rebautizado el instructor”, dice aludiendo a Canicoba Corral, “debería a la actualidad haber finalizado” y que es por estos motivos toma como válida la apelación de Morato.

En lo referente al rol que está cumpliendo el Ministerio de Trabajo dentro del SOMU como organismo interventor, Freiler le señaló al Juez que la Cámara ya se había expresado respecto del proceso electoral, que debe “desarrollarse por los mecanismos establecidos en el estatuto de la entidad en cuestión y no, como entendió el instructor, con la intervención del Ministerio de Trabajo”.

Además agregó que Canicoba Corral “hizo caso omiso” de la resolución y agravó la situación al decidir “prorrogar la intervención” y nombrar “cointerventor encargado de la administración, al funcionario del Ministerio de Trabajo”, en referencia al actual interventor Alfredo Bertonasco.

En cambio un nuevo actor en la Sala I, Leopoldo Bruglia, indicó que las fechas establecidas no han sido aún excedidas y que a su entender el magistrado “no delegó en el Ministerio de Trabajo la reoganización y normalización del SOMU, sino que estas acciones las limitó exclusivamente a todo lo concerniente al acto eleccionario que deberá desarrollarse en el SOMU”.

En cuanto al prolongado plazo que insumirá el proceso eleccionario en manos del Ministerio de Trabajo que Mario Morato cuestionó, Bruglia señaló que el Juez decidió que debían arbitrarse “los medios necesarios a efectos de reducirse los plazos previstos en el cronograma aportado por la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales”, agregando que a su entender la fecha límite fue establecida por 180 días a partir del 16 de febrero de 2017.

Por su parte el camarista Ballestero, sin apuntar directamente contra el juez Canicoba Corral como sí lo hizo su colega Freiler, señaló que ha sido una mala interpretación de Morato, dado que “este Tribunal” ordenó que el Ministerio de Trabajo interviniera “en el desarrollo del trámite electoral sin referencia alguna “a la reorganización y a la normalización del Sindicato”, con el único fin de “evitar irregularidades en el nombramiento democrático de las autoridades del SOMU”.

Respecto del nombramiento de Alfredo Bertonasco como interventor asumiendo funciones administrativas, sutilmente indicó entender que “debe ser corregida por el Juez a fin de evitar la posible existencia de intereses contrapuestos” y aclaró que nada tenía para objetar respecto de la intervención de Trabajo “en relación con las elecciones del sindicato”.

Al momento de referirse a la prolongación en el tiempo de la intervención del SOMU, aclaró que la Cámara “no requirió el cese inmediato de la medida cautelar” pero señaló que precisamente para evitar la extensión de los plazos, fue que el 16 de febrero pasado, “sin perjuicio del mayor plazo estipulado en el cronograma electoral informado por el Ministerio de Trabajo, se decidió prorrogar la intervención del SOMU por 180 días”.

“Así las cosas -dijo Ballestero- considero que la medida dispuesta no puede exceder el plazo estipulado en aquella decisión debiendo extremarse los recaudos a fin de que, en ese tiempo, y acto eleccionario de por medio, asuman las nuevas autoridades del Sindicato” y le recomendó al Juez reevaluar “las amplias facultades actualmente acordadas al Ministerio de Trabajo”.

Finalmente y con el voto en disidencia del juez Eduardo Freiler, la Cámara resolvió que el Juez debe “proceder conforme lo expresado en los considerandos de los votos que conforman la mayoría”.

Si bien no se expresa explícitamente, todos estuvieron de acuerdo en que debe respetarse el plazo de 180 días que se cumpliría el 16 de agosto próximo. Por otra parte existe concordancia en cuanto a limitar la función de Bertonasco a organizar el proceso eleccionario sin tener injerencia en los asuntos administrativos y gremiales del Sindicato.

Zapatero a tus zapatos

El tiempo de jugar al Secretario General de Alfredo Bertonasco y su ladero Roberto Porcel, nombrado como “gerente general de la intervención”, se ve acortado con esta decisión de la Cámara. Negociaciones paritarias, modificación de convenios,  estatutos y nombramientos no son temas en los que estos funcionarios puedan inmiscuirse según expresó claramente el Tribunal de Alzada. (Ver La intervención del SOMU pretende limpiar padrones y opositores).

Los funcionarios del Ministerio de Trabajo deberán ahora concentrarse en la organización del proceso eleccionario, convocando a votar antes de que se cumpla el plazo de intervención. Esto no implicaría necesariamente que los comicios deban realizarse en agosto sino que a partir de allí podrán presentarse las listas y fijar fecha para la votación.

Muchos marineros del sector pesquero, el grupo mayoritario de afiliados al Sindicato, mostraron su preocupación a través de las redes sociales sobre la imposibilidad que muchos de ellos tienen de sufragar durante los meses de mayor actividad y piden que el acto eleccionario se lleve a cabo cuando haya finalizado la zafra de langostino.

Sigue la ronda de talleres por la Ley de Pesca de Chubut

Esta semana ‘intercambiaron impresiones’ con la flota amarilla y artesanal, el sector de las plantas de procesamiento y gremios. La próxima, las pesqueras de Comodoro dirán lo suyo. El aumento del número de permisos provinciales sería uno de los ejes de las modificaciones.

Cerrar