Mar del Plata, domingo 23 de julio de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
10/05/2017
Obligaron al STIA a levantar las medidas de fuerza

La Secretaría de Trabajo de Chubut dictó la conciliación obligatoria. El gremio realizó piquetes en las pesqueras de Puerto Madryn por falta de acuerdo salarial con la CAPIP. La mayoría de las plantas está con baja actividad hasta que se inicie la pesca de langostino en aguas nacionales.

Por Nelson Saldivia

El viernes 12 de mayo será la primera audiencia tras el dictado de la Conciliación Obligatoria por parte de la Secretaría de Trabajo de Chubut, en el conflicto desatado ayer en el sector pesquero, como resultado de las dilaciones en el acuerdo entre el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación y la Cámara Argentino Patagónica de Industrias Pesqueras.

Las plantas de procesamiento de Puerto Madryn se vieron afectadas ayer por manifestaciones, piquetes y bloqueos en los accesos, con la tradicional quema de neumáticos, en lo que fue un paro de actividades convocado por el STIA contra las pesqueras.

El nudo del conflicto está en determinar los porcentajes de las “sumas no remunerativas, del convenio del año pasado, que deben ser incorporadas al “sueldo básico” y a la “hora conformada”. De incorporarse al básico, el total de las sumas no remunerativas, el acuerdo de 2016 terminaría representando un incremento de alrededor del 50 por ciento; tal como lo firmaron las empresas pesqueras de Comodoro Rivadavia, que ahora tienen severos inconvenientes para cumplir con lo pactado.

Las negociaciones se mantienen desde hace 45 días aproximadamente, porque además de buscarse un punto de acuerdo respecto de ese ítem del acuerdo del año pasado, se continúa discutiendo, simultáneamente, el incremento salarial para este año. Al igual que los acuerdos de los últimos años, a un determinado porcentaje, se le añaden sumas fijas.

En 2016, el acuerdo quedó “abierto” porque el tema de la incorporación al básico y la hora conformada no tenía coincidencias definitivas entre las partes signatarias del convenio colectivo, y las mismas siguen sin poder zanjarse en este lapso de tiempo.

Desde la CAPIP, insisten en que un porcentaje de esas sumas no remunerativas se incorporen como “productividad”, mientras que el STIA pretende que la totalidad pasen a formar parte del básico y “garantizado”.

Con todo, ayer, las plantas amanecieron con piquetes, impidiéndose el ingreso y salida de camiones, aunque en la mayoría de las pesqueras, en este momento, la actividad es sensiblemente reducida y algunas no trabajan por remodelaciones. Es que ya terminó la temporada de langostino que aportan las flotas costeras de Rawson, y recién a mediados y fines de este mes se comenzaría a operar con fresqueros de altura sobre aguas nacionales; es decir, en la actualidad, las plantas no presentan un alto nivel de actividad.

Ahora, con el dictado de la conciliación obligatoria, se abre un plazo de 15 días en cuyo transcurso las partes deberán exponer sus posiciones ante la Secretaría de Trabajo; la medida podría prorrogarse por un lapso similar, y de no haber acuerdo, las partes podrían quedar en libertad de acción.

Reunión clave por el proyecto de ley de Marina Mercante e Industria Naval

Este martes se reúne la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios de la Cámara de Diputados con representantes de distintos sectores para tratar el proyecto que ya tiene media sanción en Senadores.

Cerrar