Mar del Plata, martes 30 de mayo de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
17/05/2017
Pedirán la quita del permiso del “Sagrado Corazón”

Chubut lo planteará ante el Consejo Federal Pesquero como una sanción ejemplificadora ante la inacción de propietarios y armadores tras el hundimiento del barco. El siniestro ocurrió en agosto pasado y nunca presentaron plan de remoción.

El pesquero sigue escorado en el medio del río.

Por Nelson Saldivia

La empresa propietaria del buque pesquero ‘Sagrado Corazón’ (MN 1900) fue intimada, por la autoridad portuaria de Chubut, para que proceda a presentar un plan de remoción o reflotamiento de la embarcación, que permanece varada frente al puerto de Rawson.

La Provincia solicitó en reiteradas oportunidades que los dueños se allanaran a realizar las tareas necesarias que permitan sacar el buque de su situación de varamiento, pero los pedidos oficiales no han sido respondidos.

El barco pertenece al empresario Salvador Cola, quien al momento del siniestro estaba asociado a Jorge Salomón. El pesquero había zarpado desde el puerto santacruceño de Puerto Deseado con destino a Mar del Plata, en virtud que no habría obtenido la certificación para realizar operatoria portuaria.

El pesquero ingresó a Camarones y luego siguió hasta Rawson, donde solicitó ingresar a la zona de astilleros a pesar que no tenía turno en ninguno de los talleres. La Prefectura Naval de Rawson lo habilitó para que ingrese en plena bajamar casi en la hora pico de la bajante. Un error de cálculo y sin ser avisados que había un cable de acero que cruza el río Chubut para sostener el cableado telefónico, el puntal del buque tocó esa linga de acero, produciéndose una escora a estribor, ya que la quilla tocó el fondo por la bajamar.

Hubo intentos por recuperar el adrizamiento del barco de 23 metros de eslora, pero una vez que el agua ingresó en bodega, los esfuerzos fueron infructuosos.

Desde el siniestro de agosto de 2016, no se presentaron planes de salvataje y recuperación del pesquero. Ante esas recurrentes faltas de interés de propietarios y armadores de sacar el buque de ese estado, el secretario de Pesca del Chubut, Adrián Awstin, anticipó ayer que “si bien no tenemos injerencia directa, llevamos adelante numerosas gestiones ante autoridades con competencia en el tema, sin que hayamos recibido respuesta alguna”.

Reveló que tampoco hubo contestación por parte del propietario y armador del buque, “a pesar de los cuantiosos pedidos formales de salvataje que les hemos enviado. Por lo tanto, como última alternativa, vamos a enviarles una carta documento”, dijo el funcionario.

Awstin anticipó que “en el caso que no recibamos respuesta, vamos a avanzar en el marco del Consejo Federal Pesquero, solicitando la quita en forma definitiva del permiso de pesca nacional” que detenta el buque.

Consideró que “hay una falta absoluta de responsabilidad y de respeto por un espacio sumamente importante para la provincia, no sólo en términos económicos sino además turísticos”, dijo. El funcionario aclaró que si bien el casco del pesquero no complica las operatorias de descarga y amarre de las flotas amarilla y artesanal que utilizan las instalaciones portuarias de Rawson, “su prolongada presencia afea sobremanera el lugar en cada bajamar. Y tener un casco abandonado justo en las inmediaciones del puerto, afecta la navegabilidad de los barcos pesqueros que se dirigen a los astilleros e implica un peligro para todos los deportistas que desarrollan actividades náuticas”.

Por otro lado, Awstin reveló que la Provincia sugirió que a través de la Unidad Ejecutora Provincial Portuaria se haga cargo del costo de la remoción del buque y luego trasladarle el costo del operativo a los propietarios, pero la PNA no permitió dicha acción “porque ya hay protocolos establecidos, no autorizan a que la Provincia tome medidas. El procedimiento es lo mismo que si el barco estuviera a 25 metros de profundidad”.

Ordenan remover al interventor del SOMU por incompatibilidad

Con el voto de dos de sus integrantes, la Sala 2 de la Cámara Federal ordenó al juez Canicoba Corral la remoción del interventor del SOMU, Alfredo Bertonasco, por incompatibilidad “que menoscaba el derecho de los trabajadores” y reiteró el pedido de cese inmediato de la intervención.

Cerrar