Mar del Plata, martes 30 de mayo de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
12/05/2017
Surgieron datos interesantes en la Comisión de Merluza

Se presentaron informes que muestran una leve mejora en el sector norte y mayor participación en las capturas totales de los congeladores por sobre los fresqueros. El estado del abadejo y la reciente veda de los pozos, generó polémica y hoy se tratará el tema en el INIDEP con algunos capitanes.

Por Karina Fernández Fotos de archivo

De la reunión de Comisión de Seguimiento de Merluza participaron autoridades nacionales y provinciales,  el director del INIDEP Otto Wöhler, la directora de Programa de Especies Demersales Patricia Martínez y las investigadoras del Proyecto Merluza. El sector empresario estuvo representado por cuatro cámaras marplatenses, sin presencia de entidades patagónicas. Los temas abordados fueron el estado de la merluza tanto en el stock sur como norte y la veda de los pozos de abadejo que acaba de implementarse. La Asociación de Costeros; CEPA; UDIPA y la Cámara de Armadores hicieron presentaciones rechazando la medida y adjuntaron mapas que permitirían localizar puntualmente los pozos o grietas “sin necesidad de vedar cuadrantes extensos”, señalaron los empresarios. Hoy habrá una reunión en el INIDEP para definir la continuidad total o parcial de la veda.

La reunión de Comisión comenzó con una presentación de las cifras oficiales de desembarques de 2016 y 2017. El informe dice que se distribuyeron 277.261 toneladas en 2016 y que se consumió el 92% quedando disponibles 22.114 toneladas. El informe ya fue elevado al CFP para su aprobación.

La Coordinación de Gestión de Pesquerías informó que en 2017 se llevan desembarcadas 76.500 toneladas. Del sector sur provinieron 58.400 toneladas, la cifra más baja de los últimos tres años, pero en el sector norte se produjo un importante aumento, pasando de alrededor de 4.000 toneladas a 8.000 y en la Zona Común de Pesca de 1.700 toneladas a casi 10.000.

Luego el INIDEP realizó una presentación sobre la evaluación del recurso tanto en el norte como en el sur y “una caracterización de la pesquería de abadejo”. Indicaron que la población en sector sur se encuentra en un niel de biomasa media con respecto a la serie histórica y se presentó un cuadro en el que se observa por primera vez una captura superior de la flota congeladora por sobre la fresquera.

En cuanto sector norte señalaron que existe una leve recuperación en los años recientes pero que “aún sigue estando por debajo de los puntos biológicos de referencia”. Por lo tanto recomendaron para 2017, en el sector de la ZCP y norte, una captura que no supere el rango entre 22.000 y 34.000 toneladas.

Para el INIDEP la captura total argentina de merluza declarada en 2016, incluyendo al Golfo San Matías, fue de 282.656 toneladas, lo que representa un aumento del 6,2% respecto de 2015. De ese total, el efectivo sur mostró el mayor incremento entre años, casi 11.000 toneladas “motivado por la flota congeladora”, indica el informe; y en el norte fue de 7.180 toneladas, “motivado por la flota fresquera”.

Al corregir los datos oficiales sumando la subdeclaración y el descarte en la pesquería de merluza y de langostino, la captura total se eleva a 350.000 toneladas. Si se incluye la pesca de otros países el número asciende a 400.000 toneladas.

Las recomendaciones de manejo fueron: mantener las dimensiones del área de veda para la protección de juveniles en el área patagónica y utilizar artes de pesca y dispositivos selectivos u otras medidas de manejo alternativas para reducir la captura de juveniles y las cifras de descarte; aumentar los controles en las declaraciones para evitar subdeclaraciones y lograr una protección efectiva de la Veda durante los meses de octubre hasta abril. Otra recomendación repetida cada año y nunca subsanada fue la de aumentar la cobertura de observadores a bordo.

Pero el plato fuerte de la reunión no fue la merluza hubbsi sino el abadejo. El INIDEP propuso el año pasado al Consejo Federal Pesquero, luego de evaluar el estado del recurso y considerarlo en riesgo de colapso, vedar determinadas áreas –llamadas pozos- en donde se concentra el abadejo y es capturado por la flota. La medida fue aprobada parcialmente por el CFP quedando vedados cuatro cuadrantes.

La imposición de esta norma generó gran rechazo en el sector fresquero y ello quedó evidenciado durante la reunión de Comisión, en la que presentaron una nota rechazando la medida y acompañaron su discurso con una serie de mapas de navegación en los que identifican los pozos de abadejo a partir de la información provista por los capitanes de pesca.

La información quedó en manos del INIDEP para ser analizada y está previsto para el día de hoy una reunión en el Instituto con algunos capitanes, a los que se les pedirá precisiones sobre los mapas para poder incorporar esta información al análisis. Desde la Cámara de Armadores buscan reducir los cuadrantes vedados a puntos específicos que ellos tienen individualizados.

Crecen las cargas pese a la crisis de la pesca

En Mar del Plata la Terminal de Contenedores brindó un informe con el movimiento durante el primer cuatrimestre. 11% de suba a partir de una mejor zafra del calamar.

Cerrar