Mar del Plata, domingo 20 de agosto de 2017
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
24/07/2017
“La actividad del fresco se redujo un 75 por ciento”

Carlos Mezzamico, secretario General del SUPA, analizó un presente crítico para los estibadores, con barcos al langostino, zafra de calamar con pocas chances de reabrir y preocupación por lo que será la temporada de anchoíta y caballa.

Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

Los estibadores en el puerto de Mar del Plata atraviesan días complejos. Mientras en el congelado la actividad se centra en la operatoria de buques portacontenedores, que esta semana será particular a partir del anuncio del arribo de tres barcos, en la rama del fresco el panorama es desolador.

Carlos Mezzamico, secretario General del SUPA, analizó la situación que atraviesan los estibadores en los muelles donde opera la flota fresquera, los pocos que quedan a partir de la migración de los barcos de altura al langostino y los costeros y artesanales a la zafra de la corvina en la Bahía de Samborombón.

“Estamos con un 75 por ciento menos de actividad por estos factores y con mucha preocupación por lo que se viene porque hay mucha incertidumbre sobre lo que ocurrirá con las temporadas de anchoíta y caballa”, dijo el dirigente, en una de las salas de reuniones del gremio, donde atendió a REVISTA PUERTO.

Mezzamico reconoció que una vuelta de cajón fresco ronda los 26 pesos en Mar del Plata, de los cuales la mitad termina en el bolsillo del trabajador y la otra parte se destina a los costos laborales, administrativos y portuarios de las empresas de servicios.

“No creo que esta parálisis tenga que ver con que somos el gremio que mejor aumento consiguió este año”, revela Mezzamico. “En otros puertos de la Patagonia el costo del cajón está por arriba de los 40 pesos y operan en esos puertos porque el pescado está cerca”, dijo el Secretario General, que está en diálogo permanente con las autoridades provinciales para que baje algún subsidio que permita enfrentar este período crítico.

“Tenemos 12 empresas que si no reciben alguna ayuda van a estar en problemas. Se necesitan 6 mil pesos por trabajador, todos los meses, para cumplir con los costos fijos. Y son muy pocos los barcos que están descargando en Mar del Plata”, aseguró el dirigente, acompañado por algunos trabajadores.

Sobre la temporada de calamar, el dirigente confesó que si bien fue mejor que la pasada, fue muy corta y no terminó cumpliendo las expectativas que se habían generado.

“No sé si se abrirá otra vez el norte. Hay muchos barcos acá esperando. Lo necesitaríamos para reactivar esto porque está muy parado; esa es la esperanza que nos queda porque el langostino se extenderá varios meses más y no habrá pescado fresco acá”, dijo Mezzamico.

Se acordó 27% no remunerativo para la conserva

Será 14% retroactivo a abril y 13% en julio para ponerle punto final a una paritaria compleja en Mar del Plata. Lo acordaron ayer la Cámara Argentina de Industriales del Pescado y el SOIP. Lo firman este viernes en Delegación de Trabajo.

Cerrar