02/03/2009
Neptuno y Poseidón siguen esperando

Los obreros en la calle, armando precarias carpas y esperando una respuesta: una imagen que lamentablemente ha dejado de ser inusual en Puerto Madryn. Esta postal puede verse desde hace ocho meses, en la ciudad de las ballenas.

58_2c

Desde que se inició el año, un centenar de trabajadores de la empresa Poseidón mantiene una pacífica vigilia en el portón de ingreso a la planta, aguardando una solución definitiva a la ausencia de una fuente genuina de empleo ante la decisión de la empresa de cesar sus labores en Puerto Madryn.

Los obreros rechazaron de forma unánime la propuesta remitida por parte de la empresa al considerarla “una tomada de pelo”, debido a que no se cubrían las expectativas originales de avanzar en la recuperación de la fuente laboral.

Mientras dura esta tensa vigilia, trascendió desde el gobierno chubutense que habría una solución concreta, consistente en destinar a los operarios a una planta que trabaja en el mismo parque pesquero.

El grupo de asalariados se mostró sorprendido porque la propuesta difirió sustancialmente de las anteriores, que sugerían la continuidad del 50 por ciento de los trabajadores.

La propuesta realizada por Poseidón a los trabajadores consistía en cerrar la planta y ofrecerles el pago del 40 por ciento del total de la indemnización, que se cancelaría en ocho cuotas consecutivas.

Desde el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación calificaron a la propuesta como “una vergüenza”. Además convalidaron la decisión del centenar de personas de rechazarla, por carecer de vinculación con las expectativas que se tenían, que era garantizar la continuidad laboral de todo el personal.

LOS TRABAJADORES INICIARON ACCIONES LEGALES CONTRA POSEIDÓN

La crisis en la empresa pesquera Poseidón, desatada a mediados del año pasado, entró en una nueva etapa luego de que los trabajadores resolviesen realizar una presentación en los Tribunales de Puerto Madryn para reclamar el pago de lo adeudado.

El 29 de enero pasado, los asalariados se desvincularon de la firma con el compromiso de que los empresarios cancelarían en tiempo y forma las indemnizaciones. Los días transcurrieron sin que ello ocurriera, ante la indignación de los trabajadores que llevan meses aguardando una solución que garantice su continuidad laboral.

En el curso de una asamblea desarrollada en el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, las máximas autoridades sindicales, encabezadas por Luis Núñez y acompañadas por abogados laboristas, informaron a los asalariados que ya deberían haber percibido sus indemnizaciones.

Asimismo, se explicó que los empresarios propietarios de Poseidón mantienen su tesitura de abonar tan solo el 60 por ciento – antes habían ofrecido el 40– de la indemnización, que sería cancelada en 5 cuotas. Por otra parte las liquidaciones propuestas diferían de las realizadas por el gremio, dado que habría una diferencia cercana al 20 por ciento.

Ante la falta de respuestas concretas el centenar de personas comenzó a firmar las demandas contra Poseidón, acción legal que fue girada a los tribunales locales con el propósito de embargar los bienes que los dueños de la firma poseen en Puerto Madryn.

La propuesta apunta a asegurar el cobro de lo adeudado, estimándose que el dinero podría salir de la venta de la maquinaria y de las instalaciones que la firma posee en la planta localizada en las calles Domecq García y Salta.

Desde el STIA se remarcó que «estas empresas se olvidaron de los trabajadores» porque «no hay una decisión firme de decirle a la gente que cerraron sus puertas. Hoy tenemos gente con 23 años de trabajo que no pueden cobrar sus indemnizaciones así que todo conduce a iniciar una presentación legal contra la empresa».

TRABAJADORES PIDIERON EL EMBARGO DE NEPTUNO PARA COBRAR SALARIOS CAÍDOS

Mientras el centenar de operarios de Poseidón iniciaron acciones legales para cobrar sus bienes, las cincuenta personas que cumplían funciones en Neptuno siguen deambulando en procura de una solución al problema que los aqueja.

A fin de que los trabajadores perciban los salarios caídos desde hace seis meses, los letrados que los representan realizaron una presentación preventiva en los Tribunales madrynenses solicitando el embargo del inmueble que la firma posee en el Parque Industrial Liviano de Puerto Madryn.

Los trabajadores llevan un semestre sin percibir haberes y, al no haber sido despedidos, la continuidad de la relación de dependencia acrecienta el monto de la deuda que la empresa mantiene con ellos.

La falta de soluciones llevó a iniciar procesos legales para percibir el dinero adeudado, mientras en las esferas gubernamentales se mantienen las gestiones para incorporar a los trabajadores en otras firmas pesqueras a cambio de los permisos de pesca.

Las dos empresas interesadas en los permisos que poseen Neptuno y Poseidón ratificaron la decisión de incorporar a los trabajadores, y ya estaría definido el número que cada una tomaría. El punto que resta solucionar es la autorización que debe dar el gobierno de Santa Cruz para que las firmas Pereira Argentina y Pescapuerta, que accederían a los permisos de las plantas en conflicto, puedan utilizarlos para pescar langostino en el marco del convenio del Golfo San Jorge.

La solución definitiva al conflicto está en manos de las autoridades santacruceñas, que definirían si se acepta el ingreso de dos nuevos buques en el transcurso de los próximos días.