Mar del Plata, miércoles 19 de septiembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
22/03/2013

Este es el documento ¿de la concordia?

REVISTA PUERTO accedió a la “versión 4” del borrador del diagnóstico que los actores de la pesca marplatense deben presentar a las autoridades nacionales para intentar encontrar soluciones a la crisis. Lo redactaron en la sede de CaIPA/CEPA pero los gremios no lo firman.

2982_2c

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Este es el documento ¿de la concordia?

Por ROBERTO GARRONE


Lo que parecía un sencillo trámite va camino a convertirse en un papelón que exhibe de manera tangible las diferencias que persisten entre las cámaras empresarias y los gremios afines a la actividad marítima y portuaria ligada a la industria pesquera, al momento de interpretar la realidad que atraviesa el sector.

Pasaron diez días y el documento solicitado por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada en la última reunión que mantuvo con el Intendente Municipal y algunos referentes sindicales, y que serviría para poner en contexto los pedidos de auxilio que estos actores, junto con los empresarios pesqueros, le formularían a los ministros de Economía y Agricultura, no tiene final.

Ni siquiera la administración municipal pudo sentar en una misma mesa a referentes de la patronal y de los gremios para acordar rápidamente el tenor del documento. Apenas pudo asignar un enviado -Mariano Pérez Rojas, secretario de la Producción- en la sede de CaIPA y CEPA y Martín Aiello –subsecretario de Gobierno- con los referentes sindicales en la Asociación de Capitanes.

El lunes por la tarde hubo una reunión en simultáneo y se comenzó a discutir un documento elaborado por los principales “redactores” de las cámaras empresarias, que tuvo cuestionamientos apenas comenzó a leerlo Aiello en la casa de Jorge Frías.

Pasaron más de 72 horas y pese a que hubo una operación de prensa del diario La Capital, que en la edición del miércoles, daba por descontado el acuerdo entre las partes por el tenor del documento, hasta el jueves a la noche las cosas no habían cambiado.

REVISTA PUERTO tuvo acceso a la “versión 4” del texto, que Mariano Pérez Rojas hizo circular entre los empresarios. El texto, bajo el títuto “Industria Pesquera. Su crisis financiera, económica y social”, era el mismo que algunos referentes sindicales habían rechazado ese lunes.

“La Industria Pesquera Argentina se encuentra en un estado de crisis financiera, económica y social, entendemos que ello es el resultado de la pérdida de competitividad. El deterioro, en los últimos tiempos, de la relación ingresos provenientes del comercio exterior y costos ha generado la reducción del capital de trabajo de la industria y el endeudamiento de la misma. Hoy el sector gasta en pesos para producir, exporta sus productos a precios aceptables en dólares, pero cuando ese valor es liquidado no compensa lo que se ha gastado para producir”, señala el primer párrafo del documento, “oficial” solo para las cámaras empresarias.

Luego el texto destaca el impacto que las economías regionales tienen en las ciudades y su gente. En ese marco revelaron que “la industria pesquera significa mucho para Mar del Plata y su gente y se encuentra fuertemente relacionada con otras actividades económicas. Constituye uno de los sectores que mayor valor agregado incorporan a su economía y genera 37.000 puestos de trabajo”

En el siguiente párrafo los empresarios cosecharon las primeras críticas de los gremios. “Sabemos y somos conscientes que nuestra industria es fruto del esfuerzo y la vocación de trabajo, de la inversión de capital de los empresarios, de la inversión en trabajo y esfuerzo de los trabajadores, del desarrollo en formación y capacitación que hemos logrado todos a lo largo del tiempo”.

Algunos dirigentes sindicales pidieron que se elimine lo del desarrollo en formación y capacitación…” “Es el siglo XXI y a los obreros del SOIP los siguen convocando por la radio”, le dijeron a Aiello, quien acompañado de otro dirigente, subió las escaleras para reenviar la versión corregida hacia la sede de Olavarría.

“Somos una industria netamente exportadora, con alto nivel profesional, que vende cerca del 95 por ciento de lo que produce a mercados de 120 países en el mundo. Es una industria que siempre ha reinvertido los excedentes en la mejora del sector”, señala otro párrafo de la “versión 4”.

“Sacá eso también –le pidieron al Subsecretario de Gobierno-. Si los marineros se embarcan en barcos de hace cincuenta años, qué mejoras…” cuestionaron algunos gremialistas. Otros, como los referentes del SIMAPE, creían que eran nimiedades fáciles de resolver.

El documento entra en el terreno de las estadísticas comparativas. Que las capturas disminuyeron un 17 por ciento respecto al 2012. “Nos encontramos con una disminución de trabajo que impacta directamente en los salarios. Los buques pesqueros están trabajando en un 40 por ciento de su capacidad de flota activa”, consideraron las cámaras empresarias y enumeraron las consecuencias que esto genera en los trabajadores.

Antes del final las empresas se animan pensar con optimismo. “Creemos que es posible mejorar la situación económica de la industria pesquera, para así poder asegurar la continuidad de las empresas, el trabajo de TODOS (sic) nosotros, la esperanza de muchas familias, el crecimiento de Mar del Plata y, por lo tanto, de la Argentina.

Claro que para que ese sueño se convierta en realidad “resulta necesario que el Gobierno Nacional acompañe al sector con la adopción de las medidas necesarias para paliar la crisis”, en tanto que la patronal confía “en la preocupación del Gobierno por sostener el empleo y la producción de nuestra industria, como parte de las políticas activas de desarrollo productivo e inclusión social”.

Jorge Frías, el secretario General de los Capitanes, había reconocido el miércoles por la tarde, discrepancias con las empresas a la hora de plasmar en el documento la realidad del sector. “Nosotros no firmamos nada”, dijeron dos dirigentes de peso, de distintos gremios, en la noche del jueves ante la consulta de este medio.

Con un documento que más que la realidad que atraviesa el sector, solo marcó las diferencias entre la patronal y los sindicatos y el fracaso de la Municipalidad como gestora del acuerdo, es difícil imaginar cómo llegaran estos actores a la reunión interministerial. Por lo pronto, ese cónclave ni siquiera tiene fecha.


  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar
  • Cursos de formación para la reconversión

    El SOIP firmó un convenio con la Secretaría de Educación de la Municipalidad de General Pueyrredon por el que dispone de 144 lugares para trabajadores y/o sus familiares, vinculados al sector de procesamiento, en cursos de formación alejados del pescado.

    Cerrar