Mar del Plata, miércoles 19 de septiembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
22/03/2013

Paz en la ex Planta Nico

Los obreros que reclamaban una indemnización al nuevo dueño del frigorífico llegaron a un acuerdo económico y se terminan los reclamos en la calle. Proseguirán en la justicia. Dudas por la registración de los trabajadores de Salvamar, la nueva razón social.

2980_2c

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Paz en la ex Planta Nico

Por ROBERTO GARRONE | Fotos de archivo


Las reiteradas protestas que tuvieron en las últimas semanas como epicentro el frigorífico Salfish, en Ortiz de Zárate, casi Bermejo también conocido como ex Planta Nico, han llegado a su fin, luego que el nuevo propietario del establecimiento, Leonardo Expósito, llegara a un acuerdo económico con el grupo de trabajadores que pedía un reconocimiento a los años de servicio bajo el anterior patrón, Diego Salvatore.

El acuerdo económico fue rubricado por Expósito con el grupo de 30 obreros que reclamaban por el reconocimiento, bajo la mirada del Sindicato Obrero de la Industria del Pescado. La semana pasada, alguno de los dirigentes de Comisión Directiva fueron agredidos por un grupo de patovicas al servicio del empresario, en el marco de una manifestación de protesta.

La cifra del monto del acuerdo que trajo paz entre el frigorífico y los demandantes, no trascendió aunque se supo que se cobrará en tres cuotas y que será igual para todos los trabajadores. Tanto para el que tenía 10 años de antigüedad bajo los cambios de razón social de Salvatore como para quien tenía apenas 2 años.

El acuerdo alcanzado aleja el conflicto en la calle pero no evita que siga por los carriles judiciales. “Los compañeros conservaron el derecho de recurrir a la justicia para reclamar la indemnización”, aseguró una fuente del gremio del pescado.

Suturado ese problema que le impedía a Expósito funcionar con normalidad en el establecimiento, asoma una nueva herida que amenaza con infectarse. La nueva razón social del emprendimiento, dicen en el SOIP, que es “Salvamar”.

El nuevo patrón del frigorífico les ha dicho a los dirigentes del gremio que su veintena de trabajadores está registrada. Pero lo curioso es que en el sindicato no tienen la ficha de ninguno de ellos.

El 4 de marzo inspectores de la Delegación del Ministerio de Trabajo de la Nación visitaron, a pedido del SOIP, el establecimiento de Ortiz de Zárate 3237. O lo intentaron en realidad porque no los dejaron entrar para comprobar el nivel de registración de la que hacía gala Expósito.

Los inspectores del Ministerio labraron el acta por “Obstrucción Total”, infracción que contempla hasta 5 mil pesos de multa, contra el titular que tenían en sus registros: Diego Salvatore.

En el SOIP están convencidos de que Salvatore no desapareció del negocio que ahora conduce Expósito. La certeza va mucho más allá de la coincidencia de apellidos. Una de las tías de Diego no es otra que “La Chacha”, Graciela Expósito.

Con el logo de Salfish, el año pasado descubrieron materia prima procesada en el marco de la visita a Mendoza del programa Pescado Para Todos. Ahora confirmaron que Expósito procesa materia prima que le entrega El Marisco. El mismo proveedor que tenía Salvatore.


  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar
  • Cursos de formación para la reconversión

    El SOIP firmó un convenio con la Secretaría de Educación de la Municipalidad de General Pueyrredon por el que dispone de 144 lugares para trabajadores y/o sus familiares, vinculados al sector de procesamiento, en cursos de formación alejados del pescado.

    Cerrar