11/04/2013
Debate sobre la ¿Reserva del Puerto?

Ricardo Alonso, dirigente sindical del personal ferroportuario junto a Norberto Pérez, ex delegado del Puerto, expusieron en un programa radial disímiles visiones sobre el espacio aledaño a la estación marítima marplatense.

3010_2c

Por ROBERTO GARRONE


El futuro del espacio aledaño al puerto marplatense y al club Aldosivi sigue estando en el candelero de la agenda pública en Mar del Plata. Por un lado ambientalistas y vecinos que desean conservarlo como reservorio natural del área y por otro el interés de actores portuarios para avanzar en el desarrollo de la terminal.

Las dos posturas quedaron reflejadas en un debate radial en el programa “Algo va a Pasar”, por FM Residencias. Por un lado, Ricardo Alonso, ex concejal por el Frente para la Victoria, dirigente de la asociación de ferroportuarios y consultor de la Subsecretaría de Actividades Portuarias de la Provincia de Buenos Aires. Por el otro, Norberto Pérez, también ex concejal, ex delegado municipal en el Puerto y secretario del bloque radical en el HCD.

Transcribimos a continuación una síntesis de las exposiciones de cada uno de los invitados

“Ya en 1987 el Concejo sancionó una ordenanza a partir de la preocupación de los vecinos que tomaron conciencia de la importancia del humedal. Pero ahora ya ni preocupación me queda porque las autoridades provinciales han sido cómplices del accionar ilegal del Club Aldosivi. La provincia clausuró las obras porque Aldosivi no tenía la licencia del impacto ambiental. La municipalidad hizo las cosas mal porque en vez de paralizar las obras hizo un acta contravencional. No tengo nada en contra del Club Aldosivi, y destaco que lleve adelante actividades deportivas en el predio que tiene. Ahora tiene problemas en cada lluvia porque se le inunda el predio. Es obvio porque es un sector inundable; es un humedal” (Norberto Pérez)

“Tenemos que tener claro de qué estamos hablando. Cuando Norberto habla de reserva natural, para mi es algo que no existe. Son proyectos de ley para que se declare reserva. El primero en 2001 y luego vinieron 8 más; pero ninguno ha prosperado. Las reservas en la provincia no son sancionadas por ordenanza sino por Ley, cosa que no ha sucedido. Se le dio en el siglo pasado un Uso precario a un grupo de gente que conformó una Fundación. El mismo permiso precario establecía que su vigencia era hasta que las autoridades portuarias decidan recuperarlo, y tenían que avisar con dos meses de anticipación.” (Ricardo Alonso)

“Discrepo jurídicamente. El municipio tiene la facultad de establecer indicadores urbanísticos dentro del Partido de General Pueryrredon, cualquiera sea la jurisdicción Ley Provincial 8912 de Uso de Suelo y Ordenamiento Territorial. Si la provincia entiende que eso no es una reserva, debería haber pedido la derogación de la ordenanza municipal que establece el Código de Ordenamiento Territorial. En el área ambiental de la provincia la reconocen como reserva. Hace falta reconocerla por ley porque todos los proyectos que se impulsaron no obtuvieron el respaldo legislativo de un Partido político. El que ha bloqueado esta cuestión es el peronismo.” (Norberto Pérez)

“Le dicen Reserva Natural, pero de natural no tiene nada. Porque 1977 eso estaba seco. Había pedidos de usos de suelo, como de las empresas Shell, y Gas del Estado. No eran terrenos inundables. Ahí hay un desagüe pluvial y el agua queda porque es un bajo. Acá hablamos de un predio de 171 mil metros cuadrados. Consultemos a los sectores del puerto, empresas, sindicatos. La municipalidad más allá de los indicadores urbanos, estaba al tanto de lo que pasaba en la reserva, porque en épocas de Aprile, su funcionario, Darío Sócrate, en La Plata, supo el destino que tenía ese espacio para la Provincia. Acá hubo constantemente con el puerto un avance de un terreno provincial. La reserva, que no es una reserva más que de espacio portuario. Lo que le queda al puerto para extenderse.” (Ricardo Alonso)

“El manejo del puerto no solo está en manos de los empresarios y sindicatos sino también de la ciudad. Técnicos de la OPDS rescatan el rol de la reserva. Ellos dicen que es un humedal y hay que preservarla como reserva urbana. El saber marplatense, dos universidades, con los concejos superiores, piden por la conservación del humedal del puerto. Más allá del origen artificial que tiene, el complejo de lagunas costeras, debe ser preservado como tal y se tiene que escuchar a los vecinos.” (Norberto Pérez)

“Con ese criterio no deberíamos haber construido el puerto. Porque alteramos la costa.” (Ricardo Alonso)

“Tenemos que dar la discusión como ciudad, hasta dónde llega el puerto, qué es el puerto.” (Norberto Pérez)

“Te lo resumo en unos pocos números. El puerto son 600 empresas de servicios, 320 buques, 18 mil personas que entran y trabajan. Pedimos que se consulte a estos sectores. Hacemos propuestas para el puerto y siempre chocamos con la falta de presupuesto. El municipio cree que el puerto molesta. La oligarquía lo corrió donde no había nada. En torno al puerto se creó una segunda ciudad. Ahora a esa segunda ciudad pareciera que le molesta el puerto pero representa el 45% de la economía local. Antonio Gondar se llamaba el señor que pidió el permiso de uso en los setenta porque dijo que había aves migratorias y era un espacio que debía conservarse. Se le dio el permiso, nunca lo devolvió ni hizo las obras que se comprometieron.” (Ricardo Alonso)

“Las obras eran el alambrado que terminó pagando la municipalidad porque el puerto se negaba a pagarlo.” (Norberto Pérez)

“Ahora le pedimos al señor Vicegobernador que ante la existencia de un nuevo proyecto promovido por la legisladora Cristina Di Rado, pedimos que se consulte a la actividad marítima y portuaria. Si se promulga una ley provincial que declare reserva a ese espacio, para el puerto de Mar del Plata significa la anulación de su crecimiento. No escuchan a la gente del puerto.” (Ricardo Alonso)

“Los vecinos de Punta Mogotes también tienen voz y quieren ser escuchados. Los vecinos de Punta Mogotes hicieron una presentación ante la Oficina Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS), que luego motivó la suspensión de los trabajos de Aldosivi.” (Norberto Pérez)

El final de la charla encontró a ambos expositores dispuestos a comprometerse para generar un espacio entre todos los sectores que posibilite encontrar consensos. Más allá de las buenas intenciones, parece complicado dadas las notorias diferencias que existen entre ambas posiciones.