20/05/2014
El juez amenazado abandonó la causa Alpesca

Omar “Cura” Segundo habría dicho que le iba “a pegar un tiro”. El magistrado lo investigaba por estafa ante la presunta venta fraudulenta de la pesquera. Allanaron la casa del empresario y secuestraron armas.

secuestraron armas y municiones en la casa de segundo

Secuestraron armas y municiones en la casa de Segundo.

Por Nelson Saldivia

Una nueva arista tiene hoy la intrincada trama que rodea a Alpesca en los últimos tiempos, por un lado, el juez que investigaba una posible estafa en la venta de las acciones de la compañía dejó la causa después de sufrir una amenaza de muerte la semana pasada. Ayer, se solicitó la apertura de investigación contra Omar “Cura” Segundo a quien varios testigos de los tribunales de Puerto Madryn sindican haber escuchado decir “le voy a pegar un tiro”, en referencia al juez Marcelo Orlando quien le rechazó un pedido de autorización para salir de Chubut.

Sobre el empresario Segundo pesan restricciones en el marco de ese expediente judicial donde se le imputa el delito de estafa, y no puede salir de la provincia sin mediar una expresa autorización de un magistrado. El “Cura” tenía los pasajes de avión en mano y el juez Orlando señaló que no podía viajar a Buenos Aires ya que no existía acreditación o certificación que justificara la salida del imputado de Puerto Madryn. Fue en ese contexto que el ex dueño de Alpesca abría proferido esas amenazas ante la mesa de entradas de los tribunales locales, donde varios testigos escucharon sus manifestaciones contra el magistrado.

El viernes el juez radicó la denuncia respectiva y esa misma tarde noche, la fiscalía interviniente solicitó varias órdenes de allanamiento en viviendas donde habitualmente reside o pernocta el empresario Omar Segundo, que dicho sea de paso, está también procesado por la Justicia Federal por la presunta comisión del delito de ‘almacenamiento de estupefacientes’ por los 115 kilos de cocaína que un 10 de junio aparecieron disimulados en un cargamento de langostino en la pesquera Poseidón, en aquel momento de su propiedad.

De los allanamientos citados, se logró el secuestro de varios armamentos de diverso calibre y municiones, las cuales serán sometidas a pericia por parte del área de Criminalística de la Policía de Chubut.

AMENAZAS AGRAVADAS

“En la mañana de hoy (por ayer) se presentó la apertura de investigación respecto a Omar Segundo, bajo la imputación de amenazas agravadas”, explicó el fiscal Daniel Báez. La Oficina Judicial debe fijar fecha de audiencia y juez interviniente, aunque se estima que la misma se realizará en el transcurso de esta semana.

Segundo, que fue imputado por amenazas agravadas, será patrocinado por el abogado particular Fabián Gabalachis. En tal sentido, el artículo 149 ter del Código Penal reprime con pena de 5 a 10 años de prisión “si las amenazas tuvieren como propósito la obtención de alguna medida o concesión por parte de cualquier miembro de los poderes públicos”.

EL CASO

La denuncia contra Segundo la realizó el juez penal Marcelo Orlando en la sede del Ministerio Público Fiscal. El miércoles al mediodía, Segundo había solicitado una autorización para viajar a Buenos Aires, ya que pesa una medida restrictiva que le impide salir de la provincia sin autorización judicial, en el marco de la causa que investiga una presunta estafa en la venta de Alpesca. En Tribunales y ante empleados de la Oficina Judicial, Segundo habría manifestado “si no me autoriza le voy a pegar un tiro”. De todas formas, el juez Orlando rechazó la petición por “la falta de indicación de motivos mínimos y validos que permitan dar curso a la autorización solicitada” y realizó la denuncia correspondiente. La tarde del viernes, la Policía realizó cuatro allanamientos en domicilios vinculados al empresario y secuestró armas de diversos calibres. 

EXCUSADO 

El juez Marcelo Orlando se apartó de la causa por “estafa” en la que están imputados Omar Segundo y Federico Otero, por la supuesta “venta ficticia” de la empresa Alpesca. El magistrado se excusó de intervenir en la causa judicial, al haber denunciado a uno de los imputados. El caso recayó en el juez Horacio Yangüela, quien e ahora deberá continuar con la investigación del caso originado a raíz de una denuncia de los propios trabajadores de Alpesca.