Mar del Plata, viernes 24 de mayo de 2019
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
18/03/2015

Tres mil toneladas de peces muertos en Buenos Aires y Uruguay

La cuantificación la realizó el INIDEP, que desde mediados de febrero estudia en fenómeno. Una parte ya arribó a las costas bonaerenses y uruguayas, según confirmó el director de Investigación Otto Wöhler. Se están estudiando las causas pero aún no pudieron establecerse.

Revista Puerto - Tres mil toneladas de peces muertos en Buenos Aires y Uruguay
Por Karina Fernández

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal
Data Fiscal

Tres mil toneladas de peces muertos en Buenos Aires y Uruguay

La primer arribazón de peces muertos se produjo a fines del pasado enero en el sur de la Bahía de Samborombón. A mediados de febrero se produjo la segunda y en ese momento tomó intervención el INIDEP, que desde entonces está realizando estudios para determinar las causas de una mortandad de saraca de alrededor de tres mil toneladas. Entre el 5 y 9 de marzo en los departamentos de Montevideo y Canelones, de Uruguay, se produjo un evento de iguales características pero de menor magnitud. La Dirección Nacional de Recursos Acuáticos –DINARA– aseguró que los estudios realizados indican que no existe riesgo sanitario. El fenómeno afectó a una sola especie, Brevoortia aurea, conocida en la Argentina como saraca y en Uruguay con el nombre de lacha.

Otto Wöhler, director de Investigación del INIDEP, confirmó a REVISTA PUERTO la existencia de una mortandad masiva de saraca en la costa bonaerense, depositada en la orilla del Partido de la Costa y al sur de la Bahía de Samborombón. “Estamos estudiándolo, comenzó aproximadamente el 20 de enero y después hubo otra arribazón hacia el 10 de febrero, momento en el que tomamos conocimiento y ya hicimos dos relevamientos con los gomones de Prefectura, con tomas de muestras; y hoy o mañana estaremos haciendo la tercera campaña”.

El Director de Investigación confirmó que se han llevado a cabo estudios histopatológicos, de contaminación de agua y de variaciones ambientales. “Estamos analizando todas las posibles causas que podrían haber generado esta mortalidad masiva, pero hasta el momento no hemos podido determinarlo”, reconoció.

El lunes el INIDEP hizo una salida con el helicóptero de Prefectura para cuantificar la magnitud de la mortandad, ya que, según confió a este medio el funcionario, “teníamos denuncias de pescadores que seguían viendo pescados muertos en alta mar y por lo que pudimos ver, van a seguir  llegando a la costa porque en algunos sitios hay todavía mucho pescado flotando muerto”.

“El episodio es importante, hemos cuantificado alrededor de 3.000 toneladas”, informó Wöhler, y anticipó que en la próxima campaña que se realizará en el día de hoy, se tomarán muestras de viento para saber si existe alguna espora de plancton que pueda llegar a ser tóxica.

A través de un comunicado oficial del DINARA, Uruguay describió la situación ambiental tratando de encontrar alguna explicación al episodio. “Se constató una elevación de la temperatura del agua durante el mes de febrero y la primera semana de marzo de hasta 2ºC por encima de la media histórica para la zona”, se anunció, revelándose que resultados similares se obtuvieron en la Argentina. En cuanto a los análisis de fitoplancton indicaron ausencia de especies que pudieran generar toxinas para peces.

“Las necropsias realizadas por el Instituto de Investigaciones Pesqueras de la Facultad de Veterinaria sobre los ejemplares recogidos, en su mayoría hembras postdesove, no lograron determinar la causa de la muerte. Tampoco se encontraron evidencias de parasitosis que pudieran explicar la alta mortandad”, indican en el comunicado.

La contaminación y el descarte de barcos pesqueros fue desestimado por el DINARA, toda vez que “el hecho de haberse visto afectada una sola especie permitiría descartar que el evento fuera provocado por algún contaminante” y que resulta “improbable que la causa de esta mortandad masiva sea el descarte de un buque pesquero, debido a la magnitud del fenómeno que abarcó ambas márgenes del Plata”.

Desde el organismo competente de Uruguay a modo de conclusión señalaron que “considerando el comportamiento de esta especie, que conforma grandes cardúmenes, así como el hecho de la presencia de hembras postdesove, con el consecuente debilitamiento del organismo, junto a las anomalías de temperatura verificadas, las cuales fueron prolongadas en el tiempo, aumenta la posibilidad de que un agrupamiento masivo en aguas someras ocasionara la mortandad por anoxia”, es decir falta de oxígeno en el agua. Esta definición motivó que se desestimara algún  “tipo de riesgo sanitario en el consumo de pescado, tanto de costa como de altura”.

En el INIDEP aún no han arribado a una conclusión, prosiguen los estudios y si bien consideran extraño que todos los peces muertos correspondan a la misma especie, Wöhler informó que los antecedentes que hay en el mundo también se dieron sobre una sola especie, tratándose también de una del mismo género que la de acá. En cuanto a la bibliografía disponible, aseguró que no existe acuerdo sobre los motivos que podrían desencadenar esta mortandad. A la vez advirtió que seguirán apareciendo en la costa por arribazón más pescados muertos, dado que todavía existe un gran número en alta mar.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar