24/03/2016
Pescadores artesanales vuelven a reclamar controles

Fue durante la inauguración de la 13ª edición de la Feria de Pescadores Artesanales de Puerto Madryn. Los permisionarios advierten que los bancos de bivalvos están en problemas por la pesca furtiva. Insisten en la necesidad de profundizar la fiscalización.

Revista Puerto - Feria de artesanales en Madryn 01
Por Nelson Saldivia

La pesca furtiva sigue siendo uno de los graves problemas a resolver en la zona en que operan los pescadores artesanales del Golfo San José, en Chubut. El tema fue nuevamente expuesto por el presidente de la asociación que los nuclea, José Ascorti, en ocasión del acto inaugural de la XIII Feria de los Pescadores Artesanales que se realiza en Puerto Madryn con motivo de la Semana Santa.

Reconoció que la falta de controles exhaustivos a lo largo de los años ha provocado problemas con el reproblamiento de bivalvos, y además de hacer hincapié en la necesidad de la presencia del Estado, anticipó que el sector sigue buscando alternativas y en tal sentido valoró la tarea del Clúster que, entre otras metas, prevé trabajar en repoblar bancos de mejillones en el golfo San José.

“Ha sido un gran esfuerzo realizar esta feria para una organización tan chica como la nuestra y poder sostenerla en todos estos años en  forma consecutiva no hubiera sido posible si no tuviéramos el apoyo de la Municipalidad de Puerto Madryn, de la Provincia”, dijo Ascorti. “En estos últimos años es difícil la situación que están pasando los pescadores artesanales, pero nunca hemos dejado de trabajar”, defendió el histórico referente del sector.

Asimismo, sostuvo que “en estos años hemos estado trabajando en un Clúster de Pesca Artesanal acompañados por instituciones de Puerto Madryn, provinciales y nacionales para tratar de mejorar la competitividad del sector. Seguimos trabajando en comercialización y presentando varios proyectos que seguramente van a ser beneficiosos para el pescador artesanal”, detalló sobre los planes de corto y mediano plazo.

El dirigente de la APAPM anticipó que “seguramente vamos a empezar a incursionar en lo que es la maricultura submareal y así poder comenzar a comercializar la semilla que vamos a sembrar en el Golfo San José, y también empezar con esas mismas semillas a repoblar los bancos, ya que en este momento, todos los que estamos en el tema sabemos que los recursos no están bien”, advirtió.

“Y los recursos no están bien –prosiguió- por diferentes razones, y una de esas razones es por la falta de control, no solamente son dos o tres organismos los que tienen la culpa de no controlar la pesca furtiva. Hay un montón de organismos que están comprometidos, y desde nuestra organización siempre venimos haciendo los reclamos para que se controlen nuestros recursos, pero hasta el momento no han podido”, explicó sobre una problemática que sigue sin atacarse de raíz.

Más que de costumbre

“Esta edición costó más que de costumbre poder realizarla, por distintos motivos, pero no quisimos dejar a la comunidad sin su tradicional feria de pescadores artesanales y agradecemos muchísimo el apoyo recibido por parte de la Municipalidad de Madryn en todos estos años. Hacemos hoy un nuevo pedido para que se controle nuestro recurso natural. El recurso es de todos y nosotros buscamos sostener nuestra actividad, para que continúe de generación en generación. Buscamos apuntalar una soberanía alimentaria que asegure nuestros recursos a todos”, destacó José Ascorti en su discurso de apertura.

Homenaje a “Lobo Orensanz”

La 13ª edición de la Feria de Pescadores Artesanales organizada por la Asociación de Pescadores Artesanales de Puerto Madryn y la Municipalidad de Puerto Madryn fue inaugurada ayer por el intendente Ricardo Sastre, y el subsecretario de Pesca de la Provincia del Chubut, Adrián Awstin. Desde el año pasado el evento lleva el nombre de “José María ‘Lobo’ Orensanz” en reconocimiento a uno de los científicos e investigadores del Conicet que más conocía sobre los recursos del Golfo y siempre trabajó codo a codo con los pescadores artesanales en aportar conocimiento y estrategias de protección de las especies.

Como es costumbre, en el predio de la Feria se dispusieron stands de venta de comidas elaboradas y el clásico piletón con mariscos frescos que atrapa la atención de los visitantes y de quienes eligen frescura y calidad para la mesa de Semana Santa, donde los propios pescadores marisqueros mantienen una fluida interacción con el público, ofreciendo recetas y consejos para cocinar los frutos de mar.