Mar del Plata, sábado 17 de febrero de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
26/09/2017
De lo que no habló el Consejo Federal Pesquero

Durante las reuniones de miércoles y jueves pasados no se abordaron los temas más importantes de la agenda pesquera como son las áreas marinas protegidas; la distribución de la reserva de merluza negra; el plan de manejo de langostino y definiciones respecto del cierre de la temporada en aguas nacionales.

San Antonio Oeste se prepara para iniciar la campaña de langostino y sueñan con deshacerse alguna vez de Jorge Bridi.

Por Karina Fernández

La semana pasada el Consejo Federal Pesquero tomó vista de informes de langostino, pero no dio ningún paso en función de la concreción de un plan de manejo para la especie; se distribuyó merluza de la Reserva, pero no se discutió la continuidad de la resolución transitoria, que se renueva desde 2012, permitiendo a los tenedores de cuota dejar de utilizarla sin consecuencias y contrariando el espíritu del sistema de cuotificación, en contra de la generación de empleo. Tampoco se abordó otro tema que requiere una pronta definición, como es la designación de áreas marinas protegidas distintas a las propuestas por el Ministerio de Ambiente; ni se abordó el tema de la distribución de merluza negra y los sumarios que desde hace casi dos años esperan el dictamen definitivo sobre la relación indirecta de empresas pesqueras con el gobierno de ocupación de Malvinas, que debe firmar el Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

La Argentina debe aumentar en un 10 por ciento la protección en la Zona Económica Exclusiva para dar cumplimiento a acuerdos internacionales como el suscripto con la ONU, en el marco de la extensión de nuestra plataforma submarina a 350 millas. Los cinco lugares escogidos por el Ministerio de Ambiente contemplan cuestiones netamente ecológicas y turísticas, sin tener en consideración la actividad pesquera. La ausencia del INIDEP es notable en el informe final que presentó Ambiente y ahora, luego de un año durante el que la intervención de la Subsecretaria de Pesca y representantes del CFP fue nula, hay que revisarlo y modificarlo.

A pesar de la urgencia que tiene el tema sigue sin abordarse, aunque está en el orden del día del CFP desde hace casi un mes. Puesto en descubierto el bochornoso papel que jugaron las autoridades, la Subsecretaría de Pesca se comprometió a elaborar un informe para evitar que se veden totalmente áreas de interés pesquero, pero no presentó nada aún; recién la semana pasada, por primera vez, participaron destacadas investigadoras del INIDEP de un congreso sobre áreas marinas protegidas. (Ver Áreas Marinas Protegidas).

Ahora, para poder dar cumplimiento a los compromisos asumidos, deberá invertirse nuevamente tiempo y recursos para encontrar espacios que requieran cuidados especiales que no afecten innecesariamente al sector pesquero y, por el contrario, se aprovechen para preservar zonas de alta vulnerabilidad, como por ejemplo los pozos de abadejo.

Parece esta una oportunidad inmejorable para proteger especies de gran importancia comercial como el calamar, la merluza negra y el abadejo, tanto de los armadores nacionales como extranjeros, que estábamos a punto de dejar pasar. Buscar alternativas para evitar que flotas de la Pesca INDNR exploten indiscriminadamente recursos que están bajo nuestra administración es una interesante alternativa.

Tampoco habló el Consejo sobre la distribución de la Reserva de merluza negra entre empresas que aún no tienen dictamen del ministerio agrario sobre infracciones a la Ley de Pesca por relación indirecta con el gobierno de ocupación de Malvinas.

Pesantar, empresa del Grupo Newsan, sigue sin conocer el dictamen del secretario Negri sobre el sumario que enfrenta el buque Echizen Maru por la relación de sus antiguos dueños con una firma japonesa que operaba en Malvinas. La relación indirecta se comenzó a penar durante el gobierno de Cristina Kirchner, a partir de la aplicación de una resolución de Pesca que condena el vínculo de una pesquera argentina con otra empresa del mismo grupo que tuviera relación económica con las Islas.

En este caso Nissui, empresa madre del grupo al que pertenecía Pesantar, obtuvo una licencia para la pesca de calamar de Falklands. En el caso de Glaciar Pesquera, la relación con una empresa del grupo al que pertenece es tan mínima y lejana que resulta ridícula la vinculación; pero de todos modos no obtuvo aún dictamen resolutorio, complicando su situación.

Esta indefinición hace que no se pueda distribuir la Reserva de Administración de merluza negra, dado que deben resolverse las infracciones antes de aplicar la distribución de las cuotas entre las cuatro empresas que se las disputan.

El Consejo tampoco habló sobre el plan de manejo de langostino. Se tomó vista de los informes del INIDEP sobre la prospección entre el 43º y el 44º S y se conoció que en una de las subáreas abiertas desde hace 20 días -mucho tiempo para el langostino- para 180 barcos había un porcentaje de merluza superior al permitido por ley y recomendado por el INIDEP (Ver Piden al INIDEP que amplíe el área de exploración al norte).

Se pidió una extensión de la exploración hacia el norte atendiendo al pedido de CaPECA y la cuestión dinámica de la pesquería, pero no se abordaron temas de fondo que comienzan a ser de urgente tratamiento. El cierre de la temporada en aguas nacionales está cerca y quedará determinado por el porcentaje de merluza que se permita capturar; los porcentajes han comenzado a crecer y se deberá tomar una determinación. Pero el tema no fue objeto de debate esta semana, según se desprende de las actas.

También se obvió hablar del número de barcos que se permitirá ingresar a la pesquería. En el Acta 25 se aprobó por unanimidad un nuevo permiso, pese a haber sido uno de los temas de debate para el diseño de un plan de manejo de la pesquería en la Comisión de Seguimiento de la que participa toda la industria.

La temporada en jurisdicción nacional está por terminar, al mismo tiempo que en Rawson y en San Antonio Oeste se iniciará; el manejo integral del recurso parece imprescindible pero ni una palabra se pronunció al respecto, a pesar, incluso, de existir en este momento un conflicto que mantiene paralizado el puerto rionegrino por supuesto otorgamiento de nuevos permisos (Ver “Jorge Bridi ya le ha hecho mucho daño al Golfo San Matías”; ver también Jorge Bridi asegura que no se darán más permisos de langostino).

Solo se abordaron temas administrativos de distribución de la Reserva de Administración de merluza hubbsi entre barcos fresqueros y congeladores, con preponderancia de estos últimos, una explicación a la baja actividad de los fileteros en Mar del Plata, sin profundizar en el problema que afecta a miles de trabajadores (Ver Todo listo en el SOIP para el reempadronamiento).

Luego se aprobaron transferencias de cuota de meluza hubbsi y de cola y por último, se distribuyó la reserva de vieira de la unidad de manejo B entre las dos empresas que la explotan. Es de esperar que en la reunión de esta semana, cuando el miércoles y jueves los Consejeros vuelvan a encontrarse, se avance en los temas más importantes para el sector.

Repunte: Lleral corrió a Prefectura de la investigación del naufragio

El magistrado que ahora instruye en exclusividad la causa Maldonado atendió el pedido de los familiares de los tripulantes fallecidos y desaparecidos. La Armada será la que realice las pericias sobre el video del buque, balsa, salvavidas y la radiobaliza. Testimoniales a miembros de Prefectura.

Cerrar