Mar del Plata, domingo 24 de junio de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
29/09/2017
Justicia federal investiga el Dragado para Todos

Impulsada por el Subsecretario de Puertos y Vías Navegables la denuncia fue ratificada ante el juez Santiago Inchausti. Buscan determinar los costos de alistamiento de la draga 259 C Mendoza y una obra de dragado que costó 26 millones de dólares y resultó un fracaso estrepitoso.

  • El día que llegó la draga Mendoza a Mar del Plata.

  • La Mendoza paseaba diariamente por las costas marplatenses, a la vista de las cámaras de Mirtha Legrand.

Por Roberto Garrone Fotos de archivo

Una draga del Estado, la 259 C Mendoza, trabajando para el Estado a partir del convenio firmado por el Ministerio de Planificación Federal y el Consorcio Portuario, con personal del Estado, enrolado en el Sindicato de Dragado y Balizamiento (Sipedyb) y controlado por el propio Estado, desde la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, ocupada entre 2009 y 2015 por Ricardo Luján y Horacio Tettamanti.

Desde principios de este año la justicia federal de Mar del Plata investiga una denuncia impulsada por el Ministerio de Transporte de la Nación que no solo busca conocer detalles del operativo Dragado para Todos, con la draga Mendoza, sino también el proceso licitatorio que terminó en la adjudicación de los equipos chinos que trajo el grupo Román en 2014.

La denuncia fue ratificada semanas atrás ante el Juzgado Federal 1 por Jorge Metz, subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación, en representación del Ministerio de Transporte.

El juez Santiago Inchausti libró pedidos de documentación en el marco de la causa que investiga supuestas irregularidades en los convenios que firmó en 2008 el Estado Nacional a través del Ministerio de Planificación Federal con Astilleros Tandanor, Consorcio Portuario y la administración bonaerense.

El Congreso Nacional había sancionado la Ley 26.318 que declaraba en emergencia al puerto marplatense a partir de la falta de calado en sus canales de acceso. La draga Mendoza fue la única alternativa que ofreció el gobierno nacional para atender la emergencia.

La 259 estaba a punto de ser desguazada y de sus tres motores, apenas funcionaba uno solo. Necesitaba ser puesta en valor y fue derivada de la Isla Demarchi a las gradas de Tandanor. Llegó a Mar del Plata en abril de 2009 y fue recibida como la salvadora del puerto. En una prueba fundió uno de sus motores principales. Recién a fin de ese año comenzó con el dragado.

O algo parecido, porque en realidad nunca logró avanzar sobre el banco de arena y los calados que era necesario recuperar. Con la Mendoza haciendo que dragaba como telón de fondo del programa de Mirtha Legrand en el verano de 2011 y de 2012, los márgenes se fueron achicando, al punto de tener que cancelarse la escala de los portacontenedores, en el otoño de 2012.

Según fuentes judiciales, el Magistrado dispuso dos pedidos de documentación a Tandanor y también a la nueva gestión del Consorcio Portuario local. De acuerdo a lo que Metz filtró a la agencia TELAM, los trabajos demandarían $ 4.975.111,35 pero el convenio “no se habría completado, pese a haber sido abonado en su totalidad”, lo que exigió nuevas contrataciones con los mismos talleres navales por $ 3.850.281,13.

Qué no se rompió de la draga Mendoza en estos años. Las bombas de succión, la cántara deformada, el sistema hidráulico, los caños corroídos. Hasta la cocina dejó de funcionar y hubo una medida de fuerza del personal a bordo hasta que lograron reemplazarla.

En declaraciones a Radio Mitre Mar del Plata, el Subsecretario de Puertos explicó que en el operativo de la Mendoza en Mar del Plata se invirtieron más de 26 millones de dólares, dinero suficiente para dragar cinco veces el puerto de Buenos Aires.

“En el dragado de mantenimiento que acaba de concluir se pagó a razón de menos de 5 dólares el metro cúbico removido. Antes se pagaron 18 dólares”, especificó el Subsecretario, quien no brindo precisiones sobre el futuro de la Draga Mendoza que todavía continúa amarrada en la Base Naval de Mar del Plata.

La última intervención en el puerto fue en mayo-junio de 2015, cuando profundizó el área de giro para que se mantenga el servicio de portacontenedores que se había reanudado en febrero de ese año.

Metz también pidió que se investigue el dragado de 2014. El servicio fue asignado a la unión transitoria de empresas “Servimagnus S.A, SDC Do Brasil Servicios Marítimos Ltda, Rowing S.A, Servidragas” por $ 107.811.000, “con un plazo que no fue cumplido y fue prorrogado hasta la finalización parcial de las tareas en junio de 2015”, dice la agencia oficial.

El plazo se cumplió en diciembre de 2014. Lo que Inchausti podría investigar es por qué el pliego de la licitación no contempló la intervención en el área de giro y el muelle de ultramar, lo cual generó la interrupción del servicio de las navieras a poco de haberse reanudado luego que el capitán del “Henriette Schulte” denunciara falta de garantías en el amarre a la sección octava y novena.

Las tareas en junio de 2015 no las hicieron los chinos sino que el Consorcio, con Jorge Hidalgo como presidente en soledad y sin directorio, contrató de manera directa los servicios de la Victory, un artefacto de la empresa Diosfer, para salir de la emergencia.

  • Capip pidió transparencia en el otorgamiento de nuevos permisos

    Proponen que las empresas interesadas presenten un pliego con descripción de inversiones genuinas en Chubut. Plantean que la selección se haga en base a un sistema de puntajes donde se tenga en cuenta la antigüedad en la provincia, masa salarial anual abonada, mano de obra ocupada y conducta fiscal, entre otros parámetros.

    Cerrar