Mar del Plata, sábado 17 de febrero de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
07/09/2017
Los planteos de cada sector en la Comisión de Langostino

El acta de la reunión de seguimiento de la especie a la que tuvo acceso REVISTA PUERTO muestra la postura de cada sector respecto al aumento de barcos, calidad de producto y plan de manejo. Además se confirmó la campaña de primavera y se habló sobre posibles cierres de zonas y de la pesquería.

Jose Moscuzza propuso cajones de no más de 10 kilos y aireados, es decir con hielo abajo, arriba y en el medio.

Por Karina Fernández

El acta de la Comisión de Seguimiento de Langostino que se realizó el día martes y de la que participaron funcionarios nacionales, representantes del Consejo Federal Pesquero y empresarios, dejó interesantes datos respecto de la postura que han tomado los distintos sectores en lo referente al manejo de la pesquería. Como adelantamos ayer, la calidad del producto y el crecimiento del número de barcos en la pesquería fueron los temas principales. También fue un planteo casi unánime la necesidad de acordar un plan de manejo. En cuanto a la situación biológica, se concibió la posibilidad de cerrar el sector sur de la Veda, un posible cierre anticipado de la temporada y se confirmó la realización de una campaña de investigación a bordo de un buque comercial.

El INIDEP fue el primero en hacer su exposición sobre los resultados de los últimos informes técnicos de la temporada de langostino. En el que analiza la actuación de la flota durante el mes de julio, señala que la temporada de pesca en aguas de jurisdicción nacional tiende a ser, por lo menos en las descargas, “una de las mejores en la historia de la pesquería”. Al 31 de julio se llevaban descargadas 107.059 toneladas, mientras que para el mismo período el año pasado se habían descargado 73.477 toneladas.

Al analizar el mes de julio comparado con los años 2015, 2016 y la temporada actual, se indica que el color distintivo estuvo dado por el incremento de los desembarques y el número de barcos año a año. “El desembarque declarado del mes de julio ascendió a 27.500 toneladas, volumen que supera a lo obtenido el año pasado en el mismo mes. Además del número de barcos sobre el recurso, también se incrementó el número de viajes, de 523 para julio de 2016 a 568 para 2017. Se insiste en indicar que esta situación podría estar relacionada con el aumento de la tasa de explotación y no necesariamente con un aumento de la disponibilidad de recurso”, expresa el informe.

Aclararon a la vez que si bien el recurso no presenta signos evidentes de sobrepesca de reclutamiento, debe tenerse en cuenta que el éxito de la reproducción y reclutamiento “dependen en gran medida de la benevolencia del medio ambiente” y que cambios desfavorables pueden generar desequilibrios en la biomasa disponible, generando eventualmente “una disminución en las futuras capturas de langostino”.

Ante esta situación indicaron que se hace necesaria la realización de campañas de investigación y el monitoreo continuo de la actividad pesquera, “además de la pronta toma de decisiones con carácter precautorio y de sustentabilidad para poder minimizar la incertidumbre que la pesca de langostino posee”.

En ese sentido desde el INIDEP anunciaron que probablemente se pida el cierre al Sur del 45º S, donde hay poca actividad de la flota, con el objetivo de preservar los reproductores. Otro punto destacable fue la confirmación de la realización de la campaña de primavera con el buque Bogavante II, financiada por el sector privado.

Respecto del by catch de merluza no se desprenden demasiados datos del acta, dado que comunicaron desde el INIDEP que “aún se está evaluando su evolución en la presente temporada, considerando el incremento del número de buques”, aunque suponen que “este incremento en las capturas acompaña al incremento en el esfuerzo”.

Sin embargo algunos datos ya fueron acercados a los consejeros mediante informes técnicos, en los que se asegura que “se observó un aumento del 25% en el by catch obtenido en 2017 respecto de 2016 entre el 27 de mayo y el 4 de agosto”.

La presentación del INIDEP fue la introducción perfecta para los planteos que llevaron los distintos actores que participan de la pesquería. CAPECA, la cámara que nuclea a un número importante de tangoneros, en primer término solicitó al CFP trabajar en un plan de manejo que establezca reglamentaciones, normas, acceso al recurso, calidad del producto y comercialización. Pero además resaltó su preocupación sobre la duración de la temporada y pidió que se revea el número de by catch en virtud de su disponibilidad.

El consejero por Chubut, Adrián Awstin, compartió con CAPECA la necesidad de avanzar en un plan de manejo “para lograr estabilidad en los desembarques” y propuso “implementar normas de manejo que establezcan un límite de esfuerzo”, considerando a este un momento ideal para su aplicación. Puntualmente hizo referencia a su ya conocida propuesta de limitar la captura de los fresqueros a 2000 cajones por viaje y 72 horas de puerto a puerto.

Quien también consideró necesario tomar medidas que generen previsibilidad en la pesquería fue el representante de la empresa Newsan SA, que además solicitó al CFP que se establezcan las condiciones de competitividad que deben tener las distintas flotas, creando las regulaciones correspondientes.

CEPA, el Consejo de empresa creado por el hoy representante del Poder Ejecutivo en el CFP, Oscar Fortunato, centró su participación en el aumento de la flota, indicando que “sería de un 4%, lo que no consideran significativo” y que en cambio, debería ponerse atención en el crecimiento de buques en la zona del AIER, apuntando directamente sobre los pesqueros de Rawson.

La respuesta de Rawson llegó con la solicitud de definición sobre el cierre de la pesquería, indicando que la flota artesanal se ve afectada por la actividad de la flota de altura en aguas nacionales hasta el mes de diciembre, viendo acortada su participación en las capturas. Este planteo generó un nuevo debate, dado que el Representante de Chubut propuso que la temporada termine el 15 de octubre, permitiendo un último viaje más a los barcos tangoneros.

Desde CAPECA no vieron con buenos ojos que la temporada termine el mes entrante y consideraron que se trata de un tema que merece una evaluación más profunda. En tanto, desde el Grupo Veraz se solicitó al CFP que explique los mecanismos de apertura y cierre de la zona de veda de merluza. Desde el INIDEP aclararon que la fecha del 15 de octubre se estimó según la evolución histórica del by catch; “sin embargo el panorama actual es otro”, dejaron sentado en actas.

Otro tema que abordaron las empresas fue la calidad del producto. CAPECA mostró preocupación por este tema y el impacto que está teniendo en los mercados; mientras que desde CEPA consideraron necesario evaluar todos los factores de industrialización de la pesquería, la captura, el procesamiento y la comercialización.

Puntualmente José Moscuzza, miembro de CEPA y CAIPA, expresó que sería recomendable para garantizar la buena calidad del producto que se limitasen los kilos por cajón a no más de 10 y aireados, es decir con hielo abajo, arriba y al medio. La propuesta de limitar los kilos por cajón, aunque no exactamente como lo planteó Moscuzza, tuvo buena recepción por el resto de las empresas, que le plantearon al CFP que evalúe el marco jurídico para su aplicación. Los únicos que no estuvieron de acuerdo, como era de esperarse, fueron los empresarios nucleados en la Cámara de Armadores.

Por último, en esta intensa reunión de Comisión se abordó el tema de los residuos que genera la pesquería tanto en tierra como en alta mar; y se consideró importante que esté previsto este punto en el plan de manejo.

Muchas fueron las solicitudes que el sector presentó al CFP; la temporada está próxima a su culminación y la mayoría espera que 2018 los encuentre con reglas claras que garanticen la sustentabilidad del recurso, un freno al crecimiento de buques y mayores exigencias sobre la calidad del producto para no bastardear los mercados.

SOMU: exigen cupo femenino y habrá voto electrónico

Con Omar Suárez en la cárcel, desde el 18 al 22 de diciembre los marineros irán a las urnas. Tras la depuración, el padrón habría pasado de 16 mil a 9 mil afiliados en condiciones de sufragar. Se instrumentará el “voto electrónico” y las listas deberán tener mujeres.

Cerrar