Mar del Plata, lunes 25 de junio de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
07/09/2017
Una petición que no tiene respaldo

Desde el sindicato de estibadores reclamaron una prospección sobre el norte del 44º S porque creen que hay calamar como para reabrir la temporada. Pero hay datos que contradicen esa demanda.

Por Roberto Garrone Fotos de archivo

Los estibadores de Mar del Plata están con poco trabajo y en las próximas horas se van a manifestar en las calles del puerto local para, entre otros pedidos, solicitar que se realice una prospección en el área al norte del 44º S para determinar la abundancia de calamar.

En el SUPA creen que hay calamar en el área a partir de los desembarques que advierten en los barcos fresqueros. Más allá de que si existiera la abundancia del molusco ellos mejorarían el nivel de trabajo que registran actualmente, quieren que se reabra la temporada para la operatoria de los barcos poteros.

Pero no hay chances de que eso suceda. Como ocurre a esta altura del año por las disposiciones vigentes, a partir del 1 de septiembre y hasta, en principio, el 30 de enero, porque podría repetirse la decisión de anticipar el inicio de la temporada, se estableció una veda en la zona de distribución del illex.

El objetivo es garantizar el escape de los adultos y proteger a los ejemplares juveniles de los stocks norpatagónico y el sudpatagónico, que animarán la temporada 2018.

La flota potera pudo operar durante un breve lapso en el área norte por una razón sencilla, creen los investigadores del INIDEP: no hubo recurso disponible para extender la temporada.

En el organismo de investigación aportan un dato adicional. De acuerdo a información estadística, desde el pasado 1 de agosto los desembarques de calamar registrados en los partes de pesca no son importantes.

“Son 30 barcos los que declararon capturas de calamar y sumaron entre todos 130 toneladas”, confió un técnico del INIDEP que sigue la evolución de la pesquería. “Todavía no hemos recibido ningún pedido formal de las autoridades a partir del planteo que hicieron público los estibadores”, adelantó la fuente.

La temporada de calamar 2017 fue mejor que la del año pasado y los estibadores marplatenses han podido participar de esa mejora. De las 90 mil toneladas desembarcadas en todos los puertos marítimos, Mar del Plata recibió más de la mitad, generando en la primera parte del año un alto nivel de trabajo.

  • En la Comisión de Langostino se habló de esfuerzo pesquero y mercados

    El crecimiento sostenido y desmedido de la flota que opera en la pesquería desde hace dos años y los efectos negativos que ello está generando en los mercados por venta de productos de baja calidad fueron los temas más destacados. No muestra el sector preocupación por el recurso sino por su reparto.

    Cerrar