Mar del Plata, miércoles 21 de febrero de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
23/11/2017
El nuevo buque del INIDEP también busca al ARA San Juan

El Víctor Angelescu llegó ayer a la zona de búsqueda del submarino nacional del que no se tienen noticias desde la semana pasada. Utiliza una ecosonda multihaz de amplio alcance.

Por Roberto Garrone

El primer relevamiento del Víctor Angelescu no tiene que ver con recursos marinos sino con el casco del submarino ARA San Juan, perdido desde el miércoles pasado y buscado por un conglomerado de países que han desplegado barcos y aviones con la más moderna tecnología para intentar dar con la nave y sus 44 tripulantes.

El flamante buque de investigación del INIDEP fue puesto a disposición el pasado viernes luego que la Armada llevara más de 48 horas sin tener contacto con el submarino, que había reportado un incidente en sus baterías y al que se le ordenó regresar a Mar del Plata, donde debió arribar el domingo.

El lunes temprano el Angelescu partió del puerto de Buenos Aires y ayer después del mediodía llegó a la zona asignada por la Armada para la búsqueda, una cuadrícula a 100 millas frente a Península Valdés.

Tripulado por personal de Prefectura Naval, a bordo colaboran cinco científicos del Programa de Acústica, que dirige Adrián Madirolas.

El barco tiene equipamiento de última generación para la búsqueda de peces tanto en el fondo marino como en la columna de agua lo que lo convierte en una herramienta eficaz para dar con el submarino de 65 metros de eslora.

El instrumento principal afectado a la búsqueda es una ecosonda multihaz cuya frecuencia sonora es 70-120 kHz. Dicha sonda se puede direccionar y permite observar lo que ocurre bajo el agua, tanto en el fondo como en la columna de agua mientras el buque va navegando. El rango de profundidades de operación es de 10 a 1000 metros y el ancho del barrido sobre el fondo es aproximadamente cinco veces la profundidad del lugar.

Esto quiere decir que en una profundidad promedio de 200 metros el buque de investigación puede cubrir hasta un kilómetro y como resultado del barrido se obtiene un dibujo del contorno del fondo marino con un alto grado de precisión.

“Este barco está preparado para detectar el eco de los peces con lo cual el eco de un submarino debiera ser reconocido con mayor facilidad”, informó Otto Wöhler, director del INIDEP, al ser consultado por este medio.

Desde el INIDEP aclararon que como todo instrumento acústico, la performance final depende de las condiciones del mar. Además de la ecosonda, el Angelescu está equipado con un sonar omnidireccional de 20-30 kHz y una ecosonda monohaz de banda ancha.

El personal a bordo del buque de investigación integra un contingente de 4 mil hombres que en tierra, por el cielo y en el mar, están abocados al operativo de búsqueda del submarino.

Todos los indicios que hasta ahora se investigaron sobre la posible presencia de la nave en las profundidades del océano no han dado resultados positivos, mientras crece la preocupación entre los familiares, quienes aguardan expectantes en la Base Naval de Mar del Plata, contenidos por un equipo de psicólogos que los ayudan a transitar estas horas de incertidumbre.

Desde la Armada revelaron que una veintena de buques pesqueros se habían sumado al operativo de búsqueda, pero sus nombres no aparecían en el listado de las embarcaciones nacionales y extranjeras que participan del rescate.

Prefectura tampoco reveló el nombre de dichas embarcaciones en tanto otras fuentes consultadas manifestaron que posiblemente se trate de buques pesqueros que operan fuera de la milla 200.

Datos económicos de octubre

Se presentó el informe de coyuntura del Departamento de Economía de la Subsecretaría de Pesca que refleja un aumento en los desembarques en octubre del 9% respecto de 2016 y en las exportaciones de septiembre un aumento del 10% en volumen y 19% en dólares.

Cerrar