Mar del Plata, jueves 13 de diciembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
03/11/2017

Las quejas de los costeros y sus contradicciones

Como es habitual se quejaron ante el CFP por las medidas restrictivas sobre condrictios y la extensión de la veda en El Rincón. Además reclamaron información de observadores, lo que dio lugar a que el Consejo planteara la inmediata ejecución de un plan para lograrla. Ayer se reunieron en el INIDEP.

Revista Puerto - Costeros 01
Por Karina Fernández Fotos de archivo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Las quejas de los costeros y sus contradicciones

Como ocurre desde el año 2009 el sector Costero se quejó una vez más sobre las medidas restrictivas que existen para preservar especies en riesgo de sobreexplotación, alta vulnerabilidad o de protección de juveniles y reproductores. Básicamente se quejan de la extensión de la veda de El Rincón y las limitaciones para la pesca de condrictios, que responde a tratados internacionales. Pero como parte de sus reclamos, en la reunión de la semana pasada les plantearon a los consejeros la necesidad de contar con información de los observadores a bordo, toda una ironía porque si la flota no cuenta con observadores es porque ellos, la Asociación y UDIPA se han negado constantemente y han puesto todas las trabas posibles al INIDEP para que pusiera un plan en marcha. Esta vez, rápido de reflejos, el CFP dijo que debía implementarse de inmediato. Ayer se reunieron en el INIDEP.

Durante el taller que se realizó la semana pasada entre los miembros de Consejo Federal Pesquero y la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, UDIPA y CAFREXPORT, estas organizaciones “manifestaron su preocupación por el impacto que genera sobre la flota costera el conjunto de medidas restrictivas de variado costero, que acarrean la caída de los desembarques de las especies de este conjunto íctico y la consecuente merma de actividad para todos los trabajadores que dependen de esta flota”, cita textualmente el Acta 31 del CFP.

Los costeros hacen referencia a tres resoluciones en particular, la 11/17 de la Comisión Técnica Mixta que habilitó a la flota a pescar la Reserva de Administración luego de haber alcanzado la captura máxima de rayas de altura; la Resolución 7/13 de CFP que fijó en 50% el límite de la captura de rayas y tiburones por marea; y la Resolución 27/09, también del CFP, que amplió en tiempo y espacio el área de veda de El Rincón para la protección de especies amenazadas. Finalmente hicieron alusión a las zonas de veda dispuestas por la Provincia de Buenos Aires.

La captura máxima de raya se divide en rayas costeras y de altura; así lo define el INIDEP para su estudio y manejo, según la explicación dada al Consejo Federal Pesquero. Las costeras son las que se capturan en la zona con profundidades iguales o menores a 50 metros, mientras que las capturadas en zonas de mayor profundidad son consideradas de altura.

De este conjunto, según la información disponible, se estableció que en junio ya se había alcanzado la captura máxima y la Comisión Técnica Mixta consideró que se estaba en condiciones de habilitar la pesca de la reserva de 350 toneladas. Habiendo alcanzado el máximo de captura recomendada, se estableció entonces que hasta el 31 de diciembre no podrá pescarse más del 10% de rayas por marea.

Pero desde la Asociación de Costeros han hecho pública su disconformidad, especialmente en los últimos días tras el cierre de la temporada de langostino en el sur y el final de la zafra de corvina. Sebastián Agliano, presidente de la entidad, dijo en una radio marplatense que la diferenciación entre raya costera y de altura “no existe biológicamente” y que ningún barco costero puede salir a pescar con estas restricciones.

Agliano considera que debieron ser consultados para tomar esta medida, pese a que se ha resuelto luego de haberse alcanzado la captura máxima. “Sacan normativas sin tener en cuenta al sector”, consideró; y agregó que el subsecretario de Pesca, Tomás Gerpe, “no sabía por qué tomó la medida” dijo además que su aclaración fue “es una resolución que se aprobó rápido porque es una norma internacional que se debía aplicar”.

En cuanto a la aclaración del Subsecretario, si bien es tomada por el presidente de la Asociación como banal, cabe considerar que el manejo de condrictios se rige por normas internacionales a las que adhiere la Argentina. Las rayas y tiburones son fundamentales en el equilibrio del ecosistema y su vigilancia se realiza a nivel mundial; manejos irresponsables pueden derivar en sanciones comerciales importantes, un punto que los costeros nunca han tenido en cuenta.

Agliano propone otro tipo de medidas como “vedas totales en la zona de distribución de la raya”. Denunció públicamente a la flota artesanal de la costa bonaerense y habló sobre la ausencia de fiscalización en la provincia: “Los gomones de Claromecó y Monte Hermoso siguen siendo un problema porque son la pesca no registrada, ellos pescan condrictios con trasmallo y sin control”.

La Resolución 7/13 del CFP sobre la que también se refirieron en el taller del CFP la semana pasada, estableció en su momento una modificación a las restricciones de captura de condrictios, que se habían establecido en la captura por marea del 40% de condrictios en general, no pudiendo superar el 30% de rayas o tiburones por marea. A partir de la sanción de esta resolución se llevó el límite al 50% de condrictios en el total de la captura por viaje, modificación que se realizó por pedido de la Asociación de Costeros. En esa misma resolución los biólogos indicaron –artículo 12– que debía cubrirse el 10% de la flota con observadores a bordo.

Por último las asociaciones empresarias se refirieron a la Resolución 19/09 que estableció las medidas de manejo para el variado costero, determinándose un área de veda en la zona de El Rincón para la protección de concentraciones reproductivas de especies demersales costeras en la jurisdicción desde el 1 de octubre al 31 de marzo de cada año; a la vez que se delimitó una área de esfuerzo restringido fuera de este espacio. Para un mejor monitoreo, los investigadores establecieron en el artículo 9 de la citada normativa la designación de observadores en el 10% de la flota.

Desde hace tiempo, por no decir desde que se impuso la veda, desde la Asociación se han opuesto a la medida; y si bien desde el INIDEP han reconocido que quizás sea posible modificar la veda de El Rincón, la falta de campañas y la imposibilidad de embarcar observadores a bordo hacen imposible contar con la información necesaria para realizar dichos cambios. Pero el mayor impedimento que han tenido para monitorear el área ha sido la propia Asociación de Costeros.

A principio de año Claudia Carozza, jefa del Programa de Costeros del INIDEP, contó en una entrevista con REVISTA PUERTO que todos los esfuerzos realizados desde hace varios años por lograr que la flota costera embarcara observadores habían sido inútiles; incluso el último taller realizado en febrero, a partir del cual parecía que estaban dadas las condiciones para poner por fin en marcha el programa de observadores (Ver “No tengo datos de observadores de la flota costera”).

Incluso, precisó Carozza, se había conseguido financiamiento del Estado para llevar a la práctica el embarque de observadores y se había capacitado al personal; pero desde la Asociación no le respondían siquiera los llamados: “No responden y no podemos reunirnos para armar el plan que habíamos propuesto y acordado para trabajar en conjunto. Lo que nosotros queremos es tener la mejor información para poder asesorar lo mejor posible para que después no haya malentendidos con la información que nosotros usamos”.

La jefa del Proyecto Costeros indicó entonces que ya tenían definidos los barcos en los que estaban dadas las condiciones para embarcar un observador, “la flota entre 18 y 25 metros”, que es además “la que pesca el 70% del variado costero”. Casi como un llamado a la solidaridad, la investigadora indicó que querían hacerlo de forma “consensuada con la flota para que no fuera una imposición”; pero que desde el INIDEP habían agotado todas las instancias, dejando el tema en manos de la Dirección de Pesca.

Al 3 de noviembre, Carozza no ha logrado cubrir con observadores la flota costera.Pero lo más curioso fue el planteo que la semana pasada hicieron desde la Asociación al Consejo Federal Pesquero: según consta en actas, como parte integral de las quejas presentadas, “plantearon la necesidad de contar con información de los Observadores a Bordo”.

Ante este escenario el Consejo recogió inmediatamente la propuesta y tras manifestar que se estaban analizando alternativas para paliar esta situación, indicó que “resulta indispensable que se instrumente a la brevedad el embarque de observadores a bordo de esta flota a fin de contar con la información necesaria para la toma de decisiones”.

Ayer los quejosos se reunieron a puertas cerradas en las instalaciones del INIDEP y se espera que las autoridades logren hacer cumplir la normativa vigente después de tantos años en los que se les permitió vulnerarla sin sanción alguna.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar