Mar del Plata, lunes 19 de febrero de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
19/12/2017
Artesanales niegan ser usurpadores en Península Valdés

Defienden las edificaciones que realizaron en Playa Larralde. Rechazan que se traten de construcciones de fines de semana, sino que son ‘casas operativas’ para guardar herramientas y “tener un espacio digno y cómodo para descansar”.

Por Nelson Saldivia

Pescadores artesanales de Playa Larralde, en Península Valdés, negaron ser usurpadores de terrenos en la zona costera, sino que aclararon que se trata de construcciones realizadas con fines netamente operativos que utilizan para trabajar con las mínimas condiciones de salubridad.

“Reconocemos la existencia de construcciones en el área ribereña de Playa Larralde, pero entendidas bajo el concepto de ‘casas operativas’, concepto que fuera acuñado hace más de 20 años en diferentes reuniones de trabajo sectorial en pos de contribuir a un plan de manejo de Península Valdés”, explicó Luis De Francesco, uno de los históricos pescadores artesanales que operan en el lugar. Señaló que las construcciones en cuestión son alrededor de diez y fueron hechas para trabajar “en un espacio digno”.

Junto a otros pescadores dieron a conocer que las casas operativas “nacieron frente a las razonables críticas que se hacían a las condiciones de nuestros campamentos operativos, que muchas veces podían ser carpas, casillas rodantes y esto causaba un impacto estético negativo, sumado a que para quienes trabajamos, estas condiciones de vida, si bien eran habituales, no eran las adecuadas para realizar preparativos para pesca o al final de la jornada tener un espacio digno y cómodo para descansar”.

De Francesco manifestó que “como trabajadores y ciudadanos, tenemos la misma aspiración de trabajar y vivir en condiciones dignas, con las necesidades básicas satisfechas por el solo hecho de entender que es posible hacerlo en las mejores condiciones sin generar impacto negativo en nuestro lugar de trabajo”.

Ordenamiento

“Negamos que dichas casas operativas sean ‘casas de fin de semana’ como se las quiere calificar”, sostuvieron los pescadores del Golfo San José. “Siempre hubo intenciones desde diferentes reparticiones del Estado de construir estos espacios, como parte de protección y ordenamiento del lugar; los años pasaron y nunca se cristalizaron estas intenciones, por ello, nos pusimos a concretar este paso fundamental para nuestro sector y que, a su vez, impacta como un aporte positivo para ese entorno natural”, razonaron.

“Quienes vivimos de la pesca artesanal somos los más interesados en que nuestro entorno se mantenga saludable, porque es necesario que sea así”, enfatizó Luis De Francesco.

No obstante, expresaron que “nadie puede desconocer que hoy el lugar se muestra ordenado, dejando atrás la imagen de marginalidad que siempre se pretendió asociar a nuestra actividad. Una injusta imagen porque siempre tuvimos aspiración de mostrar a nuestra pesca artesanal en condiciones de la mayor dignidad”, insistieron al defender el objetivo para lo que fueron realizadas las construcciones en la zona de playa.

“Marginalidad no es igual a pesca artesanal, no debería serlo porque es una actividad que demostró claramente se supera a sí misma, buscando rentabilidad y eficiencia, generando propuestas constantemente para que este polo pesquero artesanal sea cada vez más un modelo pesquero distintivo de la región y el país”, plantearon al expresar su postura.

Empleo genuino

No se puede soslayar que Puerto Madryn tiene una historia rica en la pesca artesanal, “eso la distingue en todo el país y a nivel internacional, siempre evolucionó como un sector muy emprendedor y visionario, nadie puede desconocer que es generador genuino de mano de obra directa e indirecta, desde la captura hasta los procesos de valor agregado. Nuestros productos están en bocas de venta de todo el país y son demandados desde mercados externos diferenciados”, dilucidaron.

“Aclaramos que como siempre estamos a disposición para seguir trabajando en conjunto, sentimos que no hemos hecho más que concretar una meta de las que todavía faltan para que nuestra actividad sea mirada tan digna como todas las demás que se desarrollan en el Área Protegida de ninguna manera queremos que se malinterpreten nuestras acciones, somos trabajadores y a la vez guardianes de nuestro entorno, nunca buscamos el asistencialismo o paternalismo del Estado y siempre hemos contribuido con la mejor voluntad codo a codo con los organismos estatales”, concluyeron.

A seis meses del Repunte, familiares marcharon pidiendo justicia

Bajo una lluvia pertinaz este sábado se movilizaron desde el monumento a los Pescadores hasta la banquina chica del puerto. Carta de hijos de tripulantes y la representación de una Justicia desbalanceada.

Cerrar