Mar del Plata, martes 14 de agosto de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
24/01/2018
La primera marea de calamar activó la estiba en Mar del Plata

Ingresó el Xin Shi Ji 95 y descarga 620 toneladas de un calamar entero tamaño S. Esta semana se esperan otros tres barcos más de Fénix, que completaron bodega en 12 días. La carga se exportará por el puerto local.

Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

La abundancia de calamar que se registra en la zona de pesca apuró los tiempos y a dos semanas de haberse iniciado la temporada el primer barco potero llegó a Mar del Plata para descargar y aprovisionarse para la segunda marea.

El Xin Shi Ji 95 de la empresa Fénix amarró ayer temprano en la sección séptima del puerto local con 620 toneladas de calamar en la bodega, el cual fue descargado durante todo el día por estibadores eventuales de Pequeña Marina, la empresa de estibaje que atiende a la armadora china.

Para agilizar la descarga desde Terminal de Contenedores dispusieron cinco contenedores frente al barco, que fueron completándose de a dos a la vez. “Ingresan 2780 pastillas de calamar”, precisó Nicolás, representante de la empresa armadora, quien fiscalizaba el movimiento de ingreso de las últimas lingadas.

Este solo barco completará 22 contenedores de 40 pies que saldrán en la próxima escala del Saturn, el buque portacontenedores de Maersk que une Mar del Plata con los puertos patagónicos y Montevideo.

Mario Darrosa tiene 63 años y hace 37 que trabaja de estibador. Ingresó en el segundo turno a las 13 junto con otra treintena de compañeros y tendrá trabajo hasta las 19. Ahora descansa apoyado en una madera que soporta las pastillas que salen de la bodega porque están colocando las cintas transportadoras y de ese modo facilitar la extracción.

“Estamos llenando un contenedor por hora más o menos”, cuenta su compañero que se levanta antes de decirme el nombre. Arriba del barco otros estibadores aguardan instrucciones desde la bodega. Parece que la cinta no funciona. Mandan a pedir otra que está apoyada en un carro sobre el muelle.

El barco comenzó a pescar el 10 de enero y completó la bodega en 12 días, cuenta Nicolás. La zona de pesca se ubica entre el 45º30′ S y el 61º O, dice. “Por el tamaño se hizo entero. Veremos qué sale más adelante”, completa Nicolás mientras pide que traigan un contenedor vacío y redirige la carga hacia el otro sector del barco.

En Pequeña Marina trabaja todo personal eventual. “Hasta ahora no ha habido accidentes, por suerte”, cuenta Darrosa, que trabaja sin casco, como ninguno de sus compañeros. A nadie de los presentes parece importarle. No se ven representantes del Consorcio ni del propio Sindicato.

“Ya tenemos reservados 180 contenedores para la próxima escala del buque de Maersk”, adelantó Emilio Bustamante, director de TC2. El barco tiene previsto ingresar en los próximos días. La espera de la carga enchufada en la Terminal es bonificada para los que descargan y exportan por Mar del Plata.

Guillermo Rizzo es el capataz de la cuadrilla de estibadores. Cuando se entera que este cronista representa a REVISTA PUERTO cambia el semblante. Dice estar molesto con una nota publicada el año pasado, cuando el gremio que encabeza Mezzamico se manifestó frente al paseo comercial del Puerto.

“No reclamamos subsidios sino trabajo; vos pusiste cualquier cosa”, dice Rizzo. En aquella movilización Mezzamico aprovechó y reclamó unos 800 subsidios. Las presiones no dieron resultado, hubo subsidios solo para los estibadores del fresco y el área norte tampoco se abrió. Fundamentalmente porque no había calamar.

Pero las explicaciones de este cronista parecen no haberlo dejado conforme. Al rato volvió y amenazó al reportero gráfico con tirarlo al agua si sacaba alguna foto. Intervino un compañero y la situación se encauzó.

Mañana se espera que ingresen nuevos barcos de Fénix a descargar al puerto, el Xin Shi Ji 18 y el 89 con 650 toneladas en promedio. Todos con bodega completa. Rizzo tiene todo el derecho de cuestionar artículos periodísticos, pero es más útil velando por la seguridad de sus compañeros. Menos nervios y más cascos.

  • Suspendieron a los delegados del SUPA de Rawson

    La conducción provincial del gremio intervino la seccional de la capital de Chubut. Es porque un grupo de afiliados impidió la descarga de buques de la flota amarilla, pero no canalizó las demandas laborales por la vía sindical.

    Cerrar