Mar del Plata, martes 16 de octubre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
23/01/2018

Solimeno, el especialista en nototenia

Los buques congeladores del armador marplatense han declarado mareas con medio millón de kilos del recurso. Otros barcos declaran mucho menos. Los empanados solo llevan un 20%. ¿Qué hace con el resto? La empresa mantiene su silencio.

Revista Puerto - BP Luca Mario de Solimeno

Luca Mario, mágico buque factoría dedicado a la transformación de merluza en nototenia.

Por Roberto Garrone Fotos de archivo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Solimeno, el especialista en nototenia

Más allá de que la estadística de los controles que SENASA realiza sobre las descargas de los congeladores de Solimeno en sus plantas procesadoras, no va más allá de 2016, REVISTA PUERTO tuvo acceso a partes de pesca anteriores a esa fecha donde queda en evidencia la abundante cantidad de nototenia que aparece en las declaraciones de captura.

La particular atracción que las redes de los pesqueros Navegantes, el Luca Mario y Ponte de Rande ejercen sobre la nototenia viene de mucho más lejos. Ya en 2012, en la última marea de ese año, la del Navegantes fue extremadamente provechosa.

El barco de 59 metros de eslora tiene una capacidad de bodega de 650 toneladas de producto terminado. El buque desembarcó el 18 de diciembre de 2012. El parte de pesca 7.085 da cuenta de sus capturas.

El Navegantes pescó (?) nototenia en seis rectángulos: El 4259 NO Z fue muy productivo: 167.940 kilos. El mismo rectángulo pero SO Z igual: 150.535 kilos. En toda la marea el buque declaró haber pescado 494.418 kilos de nototenia. El destino fue minced o pasta.

“Cada vez que teníamos que cortar merluza chica venía Tony a ver si era verdad y llamaba al capitán del barco a quien retaba delante nuestro por la calidad del pescado que había traído”, recuerda un filetero que todavía trabaja para la empresa en una de sus tres Pymes.

Desconocemos el reto que recibió el capitán del Navegantes por haber traído tanta nototenia, pero “Tony” debe haber puesto el grito en el cielo cuando descubrió, unos días más tarde, que el Ponte de Rande declaró desembarcar 520.221 kilos de nototenia, según registra el parte de pesca 6.973 que se descargó el 7 de diciembre de 2012.

El Buque Antártida, de Iberconsa, un año antes, en el mismo cuadrante, apenas declaró pescar 17.303 kilos de nototenia. La especie solo aparece en las redes de Solimeno. El buque Anabella M de la empresa Estrella Patagónica, el 20 de noviembre de 2012, en el mismo rectángulo y cuadrante Sud Oeste, de la zona Z, declaró 54.655 kilos.

La nototenia aparece como especie acompañante de la merluza en la zona de pesca donde operan barcos congeladores. Pero no todos declaran pescarla. Y mucho menos en los valores que denuncian los buques de Solimeno.

Ya dijimos que sus buques factoría son especialistas en capturar nototenia. En 2014 esa tendencia se reafirma. Comparemos qué ocurre con otros barcos factoría que pescan en la misma zona que los de “Tony”.

En noviembre de ese año el Puente Mayor, de Altamare, en el rectángulo 4561 declaró 10.363 kilos. Un mes más tarde, el 18 de diciembre, el Navegantes revalida pergaminos: declara 152.432 kilos de nototenia en el mismo rectángulo.

En el epílogo de 2015 la tendencia se mantiene. Los factoría de Solimeno pescando mucha más nototenia que cualquiera. Otro ejemplo: el Anabela M, de la empresa Estrella Patagónica, declara en la última marea del año 15.916 kilos de nototenia. El Ponte de Rande declaró 180.307 kilos. El Luca Mario reportó 130.410 kilos y el Navegantes 184.883 kilos.

¿Por qué tanta diferencia en tan pocos días? ¿Los capitanes de Solimeno son especialistas en detectar concentraciones de nototenia? ¿Tiene una propiedad o valor distinto que el resto de la flota desconoce? ¿O como a esta altura parece cada vez más claro, no es nototenia y es merluza que no se descuenta de ningún cupo?

Ese poder singular para atraer a las nototenias que tiene Solimeno ni siquiera parece ser un atributo de los marplatenses. El Fonseca, del Grupo Mattera, por esos últimos días de 2015 declaró solo 42.235 kilos de nototenia.

Este medio ubicó a un trabajador de la planta Solimeno Mare quien decidió mantener su anonimato pese a que hace unos años ya no forma parte de la empresa. “Los barcos traen nototenia pero no tanto como los números que vos me estás diciendo”, dice el obrero.

“No podés hacer todo el empanado de nototenia porque es una carne oscura, casi negra”, revela la fuente y recuerda. “Como mucho podés poner un 20 por ciento y el resto es merluza, porque la pastilla de pasta es mucho más blanca”, aseguró el extrabajador de Solimeno Mare.

REVISTA PUERTO volvió a intentar contactar a la empresa para que haga su descargo. Esta vez ni siquiera hubo respuesta.

La línea de productos empanados de Solimeno se llama “Patagonia Mare”. Toda la nototenia que declaran desembarcar sus buques factoría no aparece en los productos terminados, que lucen un color más amigable al ojo del consumidor y con los cuales no deja de ganar mercados a partir de un producto de excelente calidad.

Los empanados de Solimeno tienen una blancura que envidian los partes de pesca de sus congeladores.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar