Mar del Plata, martes 14 de agosto de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
25/01/2018
Son quince los pesqueros varados en el Storni

Encaran un plan de desguace en el puerto de Madryn. En su mayoría encallaron en los temporales de diciembre de 1991 y abril de 2014. Algunos están con procesos judiciales inconclusos y otros abandonados por las empresas.

  • Buque pesquero Orel.

  • Buque pesquero Yamana,

  • Buque pesquero Guillermo Saniel.

  • Buque pesquero Codepeca.

  • Buque pesquero Kami.

  • Buque pesquero Santa Clara.

  • Buque pesquero Cabo Buena Esperanza.

  • Buque pesquero Cabo Dos Bahías.

  • Buque pesquero Promarsa II.

  • Buque pesquero María Dolores.

  • Buque pesquero Joseph Duhamel.

  • Buque pesquero Cabo San Sebastián.

  • Buque pesquero Pancho Ramírez.

  • Buque pesquero Anita.

Por Nelson Saldivia

El denominado ‘cementerio de barcos’ en inmediaciones del muelle Storni de Puerto Madryn se ha transformado en una postal que lleva décadas y que se acrecentó con la flota de Alpesca, tiempo atrás. Hubo intentos para remover los barcos, pero las licitaciones fueron fallidas; ahora se encaró un plan para desguazarlos de a uno.

La Administración Portuaria de Puerto Madryn inició un plan de remoción de los barcos varados en inmediaciones del muelle Almirante Storni, y a diferencia de intentos anteriores, cuando se impulsó el desguace conjunto de varios barcos, cuyas licitaciones terminaron declaradas desiertas, en esta oportunidad se avanzará de a un buque por vez.

El interventor de la APPM, Ing. Osvaldo Sala, precisó que “se ultiman detalles con la Prefectura para que la empresa ‘La Argentina’ empiece con los trabajos de desguace del primer barco, el que está ubicado más al norte del Storni”. Se trata del buque pesquero Anita, varado fuera de la línea de marea, que no posee ningún tipo de líquidos en su interior.

“Se trata de una empresa que presentó un proyecto y acordamos la mecánica de trabajo. No tiene ninguna exclusividad, así que por lo tanto, si otras empresas se presentan con interés también lo evaluaremos”, precisó.

La Administración Portuaria dispuso de un terreno contiguo para que se realicen las tareas de acopio y corte a medida que se va seccionando la estructura del pesquero encallado en 1991.

“La empresa ya presentó toda la documentación en la Prefectura Naval y se está trabajando en un plan de desguace que debe ser firmado por un ingeniero naval, por lo que esperamos que en poco tiempo se inicien los trabajos en el primer buque”, sostuvo el interventor portuario.

El esquema planificado es que una vez concluido con ese barco se prosiga con el otro que está al norte del muelle, y desmantelar, posteriormente, una plataforma de hierro que quedó también en ese sector después de una de las obras de ampliación del Storni.

Quince buques varados

En la actualidad, hay un total de quince embarcaciones varadas en esa zona y los restos de una plataforma de trabajo. Al sur del muelle Storni se ubican el Conarpesa II, Orel (ruso), Yamana, Guillermo Daniel, Codepeca I, Kami, Santa Clara, Cabo Buena Esperanza, Cabo Dos Bahías, Promarsa II, María Dolores, Joseph Duhamel y Cabo San Sebastián; este último se encuentra completamente escorado en su banda de estribor y está dentro de la línea de marea. Por su parte, el Conarpesa II fue donado a la Asociación de Operadoras de Buceo, años atrás, para su hundimiento, pero no consiguieron financiamiento para la maniobra.

En tanto, al norte del viaducto se encuentra la estructura de una plataforma y los pesqueros Pancho Ramírez y Anita; justamente, por este último comenzarán los trabajos de desguace.

10 de diciembre de 1991

La mayoría de los buques en cuestión terminaron encallados como resultado de dos fuertes temporales. Uno, acaecido el 10 de diciembre de 1991, donde varios cortaron amarras provocando serios daños al muelle. En esa oportunidad, el buque María Dolores se hundió en el Sitio 3, y posteriormente fue reflotado y varado en la costa. El Anita quedó al garete, destrozó el puente de mando al pasar por debajo del viaducto y terminó encallado 200 metros al norte. También aquel temporal dejó varado al Antonio Miralles, el cual fue removido y transformado en un parque submarino de buceo en el año 2004.

Otro de los buques afectados en ese entonces fue el Jorge Antonio, que está hundido al norte del Storni, a 700 metros de la costa. En tanto, el Joseph Duhamel destruyó parte del dolphin del Sitio 4 y después fue remolcado y varado para que no afectara la operatividad portuaria. Producto del mismo turbión y la marejada, el barco pesquero Guillermo Daniel logró soltar amarras y fue a rada a capear el temporal, pero se quedó sin propulsión y sus tripulantes optaron por llevarlo a la costa y vararlo.

7 de abril de 2014

Más recientemente, el 7 de abril de 2014 se produjo otro fuerte meteoro que afectó principalmente a la flota de Alpesca, entre otros, y derivó en una causa penal que terminó con funcionarios condenados. Esa sudestada dejó tirados en la costa a los barcos Cabo San Sebastián, Cabo Dos Bahías, Cabo Buena Esperanza, Promarsa II, Cabo San Juan y Cabo Buen Tiempo; estos dos últimos fueron recuperados por la empresa Baldino y llevados a Mar del Plata; los demás quedaron tirados en la playa.

Cabe acotar que esos dos barcos fresqueros de altura, Cabo San Juan y Cabo Buen Tiempo, fueron vendidos por el Grupo Baldino a un empresario con inversiones pesqueras en Comodoro Rivadavia, por lo que no se descarta que esos buques vuelvan a operar en puertos chubutenses.

Además, en aquella tormenta de 2014 encalló el pesquero Codepeca I de la ex Harengus, el cual había sido adquirido en un remate por Azulata S.A. Esta empresa tendría previsto presentar un plan de remoción ante la Prefectura Naval respecto de esa embarcación.

Remediación

“Tenemos de la decisión y haremos todos los esfuerzos por terminar con esta fea postal que es el cementerio de barcos”, enfatizó Osvaldo Sala al explicar uno de los objetivos de corto plazo de la Administración Portuaria de Puerto Madryn. “Hoy estos barcos no complican la operatoria portuaria, pero generan un impacto visual negativo y debemos remediarlo”, ratificó.

  • En la Subsecretaría de Pesca le pedirán explicaciones a Solimeno

    Juan Manuel Bosch se refirió al caso Solimeno, revelado esta semana por REVISTA PUERTO. “Pedimos información desde 2010 a la fecha y es evidente que aparece mucha nototenia”, dijo el Subsecretario de Pesca. Reforma de los esquemas de control y consulta al área de infracciones.

    Cerrar