Mar del Plata, jueves 13 de diciembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
27/02/2018

Abadejo: los esfuerzos del Estado y el robo de los empresarios

La semana pasada miembros del CFP se reunieron con biólogos del INIDEP para hablar del estado del recurso. Se decidió realizar una campaña en los pozos de abadejo con el buque Angelescu para mejorar la información. En tanto algunos armadores pescan sin límite burlando las restricciones.

RevistaPuerto - Abadejo 01
Por Karina Fernández

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Abadejo: los esfuerzos del Estado y el robo de los empresarios

Mientras que desde la Subsecretaría de Pesca, el Consejo Federal Pesquero y el INIDEP se aúnan esfuerzos para mejorar la calidad de la información referida al estado del recurso abadejo, poniendo a disposición el mejor barco de investigación, algunos empresarios, al mismo tiempo que se muestran dispuestos a colaborar, roban toneladas de abadejo y pagando una multa irrisoria, siguen poniendo en peligro un recurso que hasta donde se sabe está en riesgo de colapso.

Según la última información disponible del INIDEP, la situación biológica del abadejo está muy comprometida. El biólogo Emiliano Di Marco analizó el estado del recurso considerando el período 1980-2015 y concluyó que tanto la biomasa total como la reproductiva tienen una tendencia general decreciente.  a biomasa reproductiva solo llega al 7,5%, cuando debe estar, como valor mínimo, en 20%.

En dicho informe (Informe Técnico 43/16) se puso de manifiesto también una juvenilización del efectivo. En los desembarques de 2015 el 81% de las capturas estuvo conformado por juveniles. Por otra parte se indicó que la capacidad reproductiva “se encuentra altamente comprometida, con una alta probabilidad de no retorno o de no recuperación”.

En aquel momento se recomendó restringir los cupos de captura por marea y evitar la pesca dirigida en los sectores denominados pozos de abadejo, donde el recurso es altamente vulnerable. También se recomendó a los órganos de control ser más firmes en el cumplimiento de la CMP y “controlar el subreporte de la especie en la estadística oficial”.

Desde que el INIDEP dio a conocer la situación del recurso y planteara estas recomendaciones trascurrieron ocho meses hasta que las autoridades tomaran cartas en el asunto, lo cual sucedió luego de que se diera a conocer, a través de REVISTA PUERTO, la pesca indiscriminada de abadejo realizada por parte del buque Don Santiago del armador Mariano Retrivi (Ver Mariano “Golden” Retrivi pesca $ 1.350.000 de abadejo y solo pagará $ 15.000 de multa).

En abril de 2017 el Consejo Federal Pesquero decidió entonces prohibir la captura en los pozos de abadejo por un año en seis zonas específicas, ubicadas entre el paralelo de 40º S y 42º S y entre el de 47º S y 48º S sobre latitudes que se encuentran entre los 57º W y 58º W las primeras y en el 61º W las más sureñas.

El sector fresquero marplatense rechazó de plano las restricciones, se enfrentó al INIDEP sin ahorrarse descalificaciones y buscó presionar a las autoridades para derogar la Resolución 6/17 que restringe las capturas a by catch. Ante la imposibilidad de forzar la situación, intentaron por primera vez colaborar con el aporte de información sobre otros pozos que el INIDEP no tenía localizados y se logró realizar algunas modificaciones a la veda.

En diciembre, desde la Cámara de Armadores intentaron que se aprobara una prospección en la zona de los pozos; pero el pedido ingresó tarde a la mesa del CFP y fue rechazado por el INIDEP, aunque quedó abierta la discusión. La semana pasada los consejeros se reunieron con los investigadores y, tras analizar la información disponible, se consideró que antes de modificar las medidas de manejo era necesario realizar una campaña.

Según informó Otto Wöhler, director del INIDEP, se propuso la realización dentro de dos meses de una campaña con el barco Angelescu. “Sabemos que tenemos la necesidad de evaluar puntualmente los pozos de abadejo, algo que no se puede hacer en las campañas de merluza y que esperamos sí podamos hacer a partir de la tecnología con la que cuenta el buque Angelescu”.

El funcionario previno que esta será una campaña de prueba para intentar recabar información y que para mejorar la eficiencia ya se han puesto en contacto con las empresas e invitado a oficiales de pesca especializados a que se sumen a la campaña. “Tenemos que ajustar la información antes de tomar otras medidas. Todas las recomendaciones que salgan del INIDEP se harán en base a los resultados que se obtengan”,  aclaró.

Mientras el INIDEP busca mejorar su base de datos para tomar las medidas necesarias que impidan el colapso del recurso, algunos armadores prefieren jugar a la ruleta rusa con el abadejo. El barco Gaucho Grande, por ejemplo, propiedad del empresario Eduardo “Carpincho” García, llegó al puerto de Mar del Plata el 28 de enero con 61 toneladas de abadejo, cuando el máximo permitido era de 10 toneladas.

Este empresario, tal como lo hizo Mariano Retrivi en el pasado, elige violar la normativa y pagar la multa; recordemos que por las 50 toneladas capturadas con el Don Santiago, Retrivi solo pagó 15.000 pesos en cuotas hace apenas un año. El valor de la multa en la primera infracción es de 30.000 pesos, lo mismo que en la segunda infracción y en la tercera de 120.000 pesos; pero por pago anticipado el monto de reduce al 50%. En el peor de los casos pagarán 60.000 pesos. Un negocio redondo.

Es decir que el señor Eduardo “Carpincho” García podrá recaudar, solo por el valor de primera venta, unos 3 millones pesos con el abadejo robado; y con el pago de uno pocos pesos quedará libre de culpa y cargo. El precio del abadejo en puerto va de los 40 a 50 pesos el kilo, dependiendo de cuánto se facture con IVA o si se vende directamente en negro.

Hasta tal punto llega la impunidad con la que se manejan que esta semana el barco de “Carpincho”, el empresario fuerte de la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura, volvió a entrar con otras 40 toneladas. Este es solo un ejemplo de lo que hacen varios socios de esa Cámara, que junto con los costeros son los más férreos opositores a la pesca sustentable de abadejo.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar