Mar del Plata, miércoles 19 de diciembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
27/02/2018

“No estamos enfrentados con la pesca, pero el puerto necesita tener un plan”

Emilio Bustamante, director de TC2, analiza la realidad portuaria, el proyecto de inversión para trasladarse al muelle 3 y critica la falta de visión de la administración actual. “La política ha construido un nuevo relato”, define el director del Consorcio.

Revista Puerto - Emilio Bustamante con Alberto Ovejero

Emilio Bustamante con Alberto Ovejero.

Por Roberto Garrone Fotos de archivo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

“No estamos enfrentados con la pesca, pero el puerto necesita tener un plan”

Emilio Bustamante acaba de llegar de Panamá donde se reunió con directivos de distintas navieras para interesarlas en tener una escala en Mar del Plata. Está convencido de que la ciudad y la región generan mucha más carga de la que termina saliendo por el puerto local. Confiesa que mandaron a elaborar una radiografía del comercio exterior de la zona para conocer quién exporta, cuánto y a qué destinos, para convencerlos de salir por donde producen.

“Apenas un 30 por ciento de lo que se produce se exporta por acá y con las importaciones pasa algo parecido. Recién ahora estamos recibiendo más carga que viene de afuera y eso sirve para disponer de vacíos y realimentar la rueda. Las navieras no tienen que cobrar el posicionamiento de vacíos porque vienen como importación”, dice Bustamante mientras monitorea la evolución del booking del próximo buque.

“Tenemos más de 250 pedidos y la naviera no carga más que 70. Estamos dialogando para que aumenten lo que se llevan de modo de no tener que subirle las tarifas. Hay carga porque la temporada de calamar viene bien y por eso MSC dispuso de un nuevo barco y Maersk entra con otro buque que antes pasaba de largo para el sur. Eso genera mayor movimiento pero necesitamos que aumente lo que suben”, remarca.

RP: ¿Es la pesca la que genera esta primavera? Lo he escuchado ser crítico de la actividad…

EB: Estamos trabajando con un sector de la pesca, las más importantes empresas de Mar del Plata exportan por acá. No estamos peleados como algunos pretenden hacer creer, aunque tenemos diferencias de criterio, discutimos por los espacios pero los necesitamos para el movimiento de cargas. Solimeno, Moscuzza, Valastro, han invertido en herramientas de laburo. Es admirable y ojalá que en todos los sectores haya empresarios así. Pero sí estamos en contra de la mirada exclusivamente pesquera. Hoy es el discurso que baja de la Presidencia del Consorcio. Ese es el perfil que quieren acentuar. No nos nombran como generadores de puestos de trabajo y el movimiento de cargas hoy es el que atrae los barcos y genera trabajo. Por más incentivos que ofrezcamos, si los portacontenedores no vinieran, los poteros tampoco. Pero la pesca tradicional está en baja y así lo marcan los desembarques de pescado fresco.

RP: ¿El proyecto de inversión en el muelle 3 incluye a la pesca?

EB: El proyecto de TC3 incluye a la pesca: no solo la incluye, sino que los invitamos a formar parte de la sociedad. Estamos dispuestos a ceder el 50 por ciento para que se sumen y encuentren otra alternativa de inversión que además le resultará beneficioso porque tendrán un costo diferenciado. Pero volviendo a la pregunta anterior, en otros puertos no ves exclusivamente buques pesqueros, sino que tenés espacio para cruceros, para contenedores, para turismo, reparaciones.

RP: Pero acá hay 360 barcos. No hay mucho lugar para acomodarlos.

EB: Pero así tenés un puerto que no es productivo. Muchos de ellos están parados, hasta que se van al sur a pescar langostino. Descargan allá, exportan por allá… somos un puerto de estacionamiento. La idea es tener un puerto productivo, con el mayor movimiento posible. Te pongo un ejemplo. De miel sacamos 20 contenedores el año pasado. Miel de la región, por Buenos Aires, salen 3 mil contenedores. De a poco vamos ampliando y diversificando cargas y el potencial es enorme.

RP: ¿Cómo se hace para no depender de la suerte del calamar? ¿Cómo se amortiza una inversión millonaria con solo un cuatrimestre de buen movimiento?

EB: Haciendo un puerto multicargas, con la miel, el kiwi, la frutilla. El otro día intercambiábamos conceptos con Caipa, que decía que sin la pesca el puerto no es nada. Es posible, pero con una sola empresa que pueda venir a operar desde Mar del Plata, ya tenemos reemplazante. McCain, a la que no le dieron lugar para radicarse cerca de este puerto y se instaló en Balcarce. Con esa sola empresa, con la infraestructura y la seguridad de que pudiera exportar por acá, ya exportaríamos el doble que hoy. Almorzamos días pasados con Matteria y está interesado en exportar por acá. Son 8 mil teu al año. Eso solo representa lo que hacemos todo el año con las empresas de la pesca.

RP: ¿Hay lugar en el puerto para recibir tantos contenedores?

EB: No, ninguno. Hoy estamos con tachos en todos lados y son apenas 600 vacíos que posicionaron MSC y Maersk para la temporada de calamar. Pero eso forma parte de otra discusión. Qué puerto queremos. Para dónde vamos. El problema del puerto es la política o el político de turno. Hay que hacer un puerto multimodal, lo dijo el Presidente. ¿Qué pasó después? Todo está como antes. Nosotros acompañamos a Mauricio Macri, a María Eugenia Vidal, presentamos un proyecto, queremos invertir y no les pedimos nada. Son 20 millones de dólares. Más otros 7 para construir una planta modelo de procesamiento. Hay capitales chinos y nacionales,  está abierto a que participen todos. Gente que conoce la operatoria de Mar del Plata nos respalda. Café, hilados, los empresarios poteros.

RP: ¿Por qué no toman la propuesta como una iniciativa privada?

EB: Porque creen que estamos enfrentados con la pesca, como te dije. No es así, vivimos de la pesca. Hipocoop labura con la pesca. Pero es la autoridad portuaria la que debe prevalecer o hacer prevalecer su plan de acción. Pero la política la manejan los lobbies y está bien. En el medio estamos nosotros como un grano, que hacemos cosas, trabajamos para que el puerto crezca, las mostramos… Quizás algunos, terceras, cuartas líneas, lo vean como un enfrentamiento. Nada que ver. No somos estúpidos. El reefers es mucho más importante… queremos que les vaya bien. Pero en un momento entran a jugar otras cosas. Tenemos que tener un plan, saber qué quieren hacer.

RP: ¿Cómo se congenian esos proyectos con la realidad del puerto y los problemas de calado en el área de maniobras?

EB: Nosotros tenemos un pensamiento. Lo incluyo a Alberto (por Ovejero, el otro director de TC2) porque él y su gente me enseñaron el oficio. Yo era un contador acotado a los números. Tuvimos la suerte de viajar, de conocer otras operatorias portuarias, ver cómo se manejan y tratar de aplicar lo que podemos. Lamentablemente todo esto es producto de la política. Si hay problemas de falta de calado en la zona de giro, cuál es el problema de decir la verdad. Lo dice el Presidente. Hay que decir la verdad y sobre la verdad avanzamos para modificarla. El barco no sale de noche porque el práctico dijo que no estaban dadas las condiciones. Qué problema hay para decirlo. Eso hay que decirlo. He callado sobre las condiciones del puerto para no desalentar a alguna naviera de que venga a Mar del Plata. Eso me hace cómplice de la política, que quiere construir un nuevo relato. Todos creen que lo que hacen es espectacular, pero los que nos jugamos el cuero e invertimos somos nosotros. Todo el riesgo lo asumimos nosotros.

RP: MSC y Maersk parece que les creen porque cambiaron de barco y sumaron otro.

EB: Permitime contarte una historia. El canal de Panamá se construyó hace como 100 años, los barcos crecieron y el canal se adaptó para que puedan entrar barcos de hasta 54 metros de manga. Los hemos visto operar hace poco… Ahora las navieras botan nuevos barcos y la manga es de 56 metros. Qué quiero decir con esto… No les importa no entrar por el canal. Si vos tenés un problema en el puerto, ellos no hablaran con la Gobernadora ni con el Presidente, directamente no vuelven más. MSC se ofendió cuando dije que no les importaba nada el puerto. Es una forma de decir. Hacen su negocio. Hemos logrado con toda la movida de incentivos a los poteros que vengan más barcos. Incluyo a los remolcadores, los prácticos… Hemos invertido, nos jugamos mucho para que el servicio permanezca. A los prácticos los critican pero son los primeros que quieren que vengan más barcos. Pero si no hay seguridad no pueden hablar bien del puerto. No son políticos… son técnicos.

RP: Recién mencionó la palabra relato. ¿Cree que se construye uno nuevo?

EB: No sé… ni los relatos ni los anuncios vacíos le hacen bien al puerto. En la década pasada fueron todos anuncios y veíamos que cada vez estábamos peor. Que había llegado la draga Mendoza para solucionar los problemas y cada vez los márgenes eran más acotados hasta que las navieras no volvieron más y estuvimos casi tres años manteniendo las fuentes de trabajo sin poder operar un solo barco. Ahora dicen que el puerto está operativo al ciento por ciento y que se puede operar las 24 horas y no es cierto. Los barcos entran de día y salen de día. La zona del área de maniobras tiene serias limitaciones. Hay que esperar a la pleamar para operar con mayor seguridad. Un puerto que quiere crecer debe superar estas cosas. O al menos no negarlas.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar