Mar del Plata, domingo 24 de junio de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
09/03/2018
Captura internacional para el Jing Yuan 626

El barco chino propiedad del grupo empresario estatal Beijing Fisheries que fue detectado por la PNA pescando dentro de nuestra ZEE y se dio a la fuga tiene orden de captura librada por la jueza de Comodoro Rivadavia que entiende en la causa. La colaboración de los países vecinos será determinante.

Por Karina Fernández

La jueza Federal de Primera Instancia de Comodoro Rivadavia, Eva Parcio de Seleme, dispuso la captura internacional del buque chino Jing Yuan 626, detectado por el guardacostas GC-24 Mantilla, de Prefectura Naval Argentina, cuando pescaba ilegalmente dentro de la Zona Económica Exclusiva el pasado 21 de febrero, informaron desde la dicha fuerza de seguridad.

La orden de captura se hizo extensiva a los cuatro barcos de la misma bandera que en una peligrosa maniobra, intentaron cercar y colisionar al guardacostas, poniendo en riesgo la vida de la tripulación. La magistrada notificó de esta situación al jefe de la PNA, Eduardo Scarzello, a cargo del procedimiento de persecución del buque.

El Jing Yuan 626 pertenece al grupo empresario Beijing Fisheries Co Ltd, administrado por el gobierno de Beijing. Es una de las más importantes empresas controladas por el Estado chino. El Grupo tiene 12 empresas de su propiedad y activos totales por 800 millones de yuanes (126 millones de dólares), cuenta con 14 barcos operando en “el Pacífico, el Atlántico, el Océano Índico y otras aguas de las que extrae 20.000 toneladas” anuales. Es una de las mayores distribuidoras de productos acuáticos del gigante asiático.

Según la primera versión que surgió de la PNA, los barcos que intervinieron en el operativo de persecución, buscando evitar la aprehensión del barco pirata, efectuando peligrosas maniobras e intentos de colisión sobre el guardacostas, serían propiedad de la misma empresa. Ahora que ha tomado intervención la justicia argentina podrán conocerse más detalles sobre la procedencia de dichas embarcaciones.

Contar con la colaboración de países vecinos que proveen de víveres, combustible y logística para la exportación a los barcos que pescan en la milla 201 será fundamental. Hasta donde se sabe el Jing Yuan 626 no atracó este año en Montevideo como suele ocurrir con gran parte de los barcos que pescan legal o ilegalmente en el Atlántico Sur; pero se sabe que en 2017 hizo uso de muelle en el puerto chileno de Punta Arenas.  Brasil puede ser otro de los países que brinden asistencia.

Un caso similar ocurrió en 2016 cuando el barco chino Hua Li 8 fue detectado faenando 800 metros dentro de la ZEE argentina, a la altura de Comodoro Rivadavia; y ante el intento de detención realizado por las fuerzas de seguridad argentina se dio a la fuga. En esa oportunidad Uruguay no brindó la colaboración que se esperaba y el barco fue detenido meses después en Indonesia. Es de esperar que esta vez logremos mayor empatía de nuestros vecinos.

  • Nación exigirá trasparentar los costos portuarios

    Desde Chubut, anunciaron que toda empresa que opere dentro de un puerto del país deberá hacer públicas sus tarifas. El Puerto de Madryn confirmó que implementará la medida antes de fin de mes. El gobierno nacional busca exponer a las prestatarias de estibaje y que haya mayor nivel de competencia abriendo el juego a otras empresas.

    Cerrar