Mar del Plata, miércoles 19 de septiembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
01/03/2018

Informe final de exportaciones y las primeras capturas del año

El Informe de Coyuntura Económica de la Subsecretaría de Pesca de enero da los resultados finales de lo exportado durante 2017 y los desembarques del primer mes del año. Las ventas cerraron con saldo positivo, crecieron en volumen un 7% y 16,4% en dólares. Las capturas tuvieron el mejor inicio de los últimos tres años.

Revista Puerto - Desembarques 01
Por Karina Fernández Fotos de archivo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Informe final de exportaciones y las primeras capturas del año

Las ventas al exterior, según informa el Departamento de Economía de la Subsecretaría de Pesca, rozaron los 2 mil millones de dólares, 1.978.241.000 exactamente, lo que representa un crecimiento del 16,4% respecto de 2016. En cuanto al volumen, el aumento fue del 6,9% con 475.591 toneladas. Como fue viéndose durante todo el año este aumento se debió a los crustáceos y los moluscos, langostino y calamar puntualmente. Los pescados decayeron, un 16% en toneladas y un 9,7% en dólares en el pescado congelado y un 1,5% en volumen y un 1% en divisas en los fiets.

De merluza hubbsi se exportaron en total 100.948 toneladas que representaron ingresos por 249.360.000 dólares, lo que implica en relación a 2016 una baja en volumen del 5% pero un aumento del 1,9% en divisas, gracias a un aumento del precio promedio del 7,3%. El producto con mayor venta fue el filet congelado en envases superiores a 1 kilo; fueron 57.466 toneladas exportadas por 169.862.000 dólares, siendo el único que registró un alza respecto del año pasado. El resto de los productos fueron en baja: la merluza congelada en envases superiores a 3 kilos, el segundo producto en importancia, cayó un 21% en toneladas y un 9,5% en dólares.

La merluza de cola cayó un 42,8% en volumen con apenas 6.701 toneladas vendidas y pese al aumento del precio la caída en dólares fue del 35,5%, logrando recaudar a fin de año 14.603.000 dólares. Las ventas de merluza negra también cayeron en 2017: las 2.221 toneladas exportadas por 63.283.000 dólares representan una baja del 23% y del 6,9% respectivamente.

Las especies con problemas de sustentabilidad también experimentaron una baja en las ventas. De rayas se vendió un 10% menos que en 2016 pero con 9.699 toneladas se obtuvieron 26.533.000 dólares, que representan un aumento del 15%, debido a la suba del precio en un 28%. De abadejo se exportaron 1.217.000 toneladas por 6.694.000 dólares, lo que representó una baja en volumen del 18% y de divisas del 20,4%. Es que en este caso el precio, pese a la escasez, bajó un 2,7%; al menos esto es lo que muestra la estadística oficial de las ventas en blanco. (Ver Los esfuerzos del Estado y el robo de los empresarios).

Las empresas dedicadas a la vieira y la centolla tuvieron un buen año. Del molusco bivalvo se exportaron 5.418 toneladas por 74.578.000 dólares, lo que representa un crecimiento del 12,5% en volumen y del 33,4% en dólares; esta última variación se debe al aumento del precio promedio en un 18,6%. La venta de centolla, en cambio, bajó un 26,5%; pero un aumento del precio del 93% le permitió crecer en recaudación un 41,9%. En total se vendieron 1.328 toneladas por 22.010.000 dólares.

El cierre del año del calamar no varió demasiado de lo que se viene observando en los últimos meses: las 76.758 toneladas vendidas a 182.403.000 dólares, representaron un alza del 67% en volumen y del 92,8% en divisas, dado que a pesar de ser un año de mejores capturas el precio no se depreció demasiado, llegando con una diferencia favorable del 15% respecto del año pasado.

La estrella de los últimos cinco años, el langostino, creció en volumen exportado un 15,7% y un 20,6% en dólares; en cifras totales esto significa 183.278 toneladas vendidas por 1.200.037.000 dólares. El langostino entero fue el producto más vendido, 119.770 toneladas por 760.955.000 dólares; pero el gran crecimiento fue el de las colitas u otras presentaciones no enteras, de las cuales se exportaron 63.508 toneladas por 439.081.000 dólares, que representaron un crecimiento del 53,4% en volumen y del 63,2% en dinero respecto del 2016.

El destino de las exportaciones tiene a España, China, Estados Unidos, Japón, Italia y Brasil como los principales compradores con una marcada diferencia respecto de los otros 40 países que tiene el pescado argentino como destino.

España recibió 89.972 toneladas por las que pagó 471.204.000 dólares; mientras China por 68.040.000 toneladas obló 289.599.000 dólares; Estados Unidos por menos de la mitad, 26.372 toneladas, desembolsó 174.925.000 dólares y Japón por 29.047 toneladas dejó menos divisas, 148.340.000 dólares. Italia compró 25.998 toneladas y pagó por ellas 137.191.000 dólares y Brasil por 38.465 toneladas dejó 106.205.000 dólares. La diferencia de calidad y grado de elaboración de los productos que van a uno y otro país se ve reflejada en estas cifras.

Los primeros desembarques oficiales del año

El año 2018 comenzó con un nivel de desembarques mucho mayor al de los últimos dos años; las 46.365 toneladas declaradas hasta el 31 de enero representan un aumento del 41,5% respecto del año pasado y mayor aún si tenemos en cuenta las cifras de 2016, cuando se habían declarado 27.108 toneladas. A diferencia de lo que puede pensarse, la suba no se dio por el langostino sino por la merluza en una pequeña parte y por el calamar, que arrancó con muy buenas capturas este año.

De langostino se llevan descargadas para la estadística oficial 15.588 toneladas, un 4,4% menos que el año pasado; de merluza hubbsi del stock sur, en cambio, se aumentó la captura un 23% llegando a las 8.464 toneladas. De calamar el crecimiento es abrumador, un 2.233%; es que de las 629 toneladas de desovante de verano capturadas el año pasado, en este inicio del 2018 se pasó a 14.694 toneladas. Estos son las cifras que les gustan a los políticos porque embellecen toda la estadística. Un dato poco alentador es el crecimiento en los desembarques de abadejo, un 27,6% que comienza a reflejar las maniobras de los empresarios para burlar las medidas precautorias.

En cuanto al desempeño de la flota, todavía es temprano para medirlo pero ya se puede observar aquí también el buen arranque de los poteros, que pasaron de 348 toneladas en 2017 a 14.577 este año. Los fresqueros ya superaron su marca anterior con 8.650 toneladas y los costeros, por el momento, se mantienen por debajo pero muy cerca de las cifras de 2017, con 18.276 toneladas declaradas. Los congeladores con 1.008 toneladas han pescado mejor este enero que el anterior y mucho mejor que en 2016, cuando apenas registraron 487 toneladas.

En la participación por puertos, este es el mes del año en el que Rawson toma la delantera gracias a la temporada de langostino: con 15.466 toneladas ocupa el primer lugar, aunque por ahora está por debajo de lo capturado en 2017. Lo sigue Mar del Plata, que tuvo más movimiento que el año pasado y ya bajó 13.242 toneladas en su puerto. Puerto Deseado con el buen arranque del calamar se ha visto beneficiado y ya mejoró mucho respecto de los dos últimos eneros, pasando de 445 toneladas a 9.362 toneladas este año. Puerto Madryn también muestra un mejor inicio, pasando de 424 toneladas en 2017 a 1.683 ahora. El que no muestra un buen arranque es San Antonio Oeste, que cayó de 1.221 toneladas a solo 99 toneladas; el langostino, que este año ha sido esquivo, comienza a reflejarse en la estadística.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar
  • Pesquerías Marinenses se allanó y pagó 21,2 millones de pesos para recuperar el Playa Pesmar Uno

    La armadora depositó a principios de esta semana los 21.209.985 pesos en concepto de multa y valor del pescado que tenía a bordo el pesquero al momento de la captura en aguas nacionales. Pesca lo liberó ayer al mediodía.

    Cerrar