Mar del Plata, lunes 15 de octubre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
02/04/2018

El subsecretario Bosch sale a mentir para beneficiar a Moscuzza

El funcionario busca argumentar sus intenciones de derogar la Resolución 1113/88 que regula la pesquería de langostino y para ello se vale de información falsa respecto de la eslora de una treintena de barcos, diciendo que hace 20 años que pescan en infracción.

Revista Puerto - Juan Manuel Bosch
Por Karina Fernández

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

El subsecretario Bosch sale a mentir para beneficiar a Moscuzza

De no contestar el teléfono a los medios, el subsecretario de Pesca Juan Bosch se convirtió en su propio agente de prensa. Llama a los periodistas y se presenta muy solícito para brindar información, cuadros y notas de los temas que a él le interesan. En algunos medios Bosch encuentra un receptor poco o nada cuestionador, que además no se toma el trabajo de chequear la información que el funcionario reparte.

A fines de la semana pasada, el Subsecretario de Pesca de la Nación distribuyó un listado con 36 barcos que, según él, miden más de 40 metros y han pescado en infracción a la Resolución 1113/88 durante más de 20 años. Pero la información es falsa.

El funcionario intentó que REVISTA PUERTO la publicara, pero en este medio tenemos la mala costumbre de chequear la información y no estuvimos dispuestos a repetir como loros lo que Bosch quería imponer como verdad. El Subsecretario está lanzado a militar por la derogación de la Resolución 1113 para beneficiar al empresario José “Pototo” Moscuzza, porque en ello se juega el puesto y si es necesario mentir y manipular está visto que lo hará.

“En 2017, pescaron langostino 36 barcos que tienen una eslora de arqueo (la que considera Prefectura para el Registro de la Pesca), superior a los 37 metros. Eso da más de 40 metros en la eslora total”, le dijo Bosch al sitio Pescare.

El funcionario miente cuando dice que los barcos del listado miden más de 40 metros de eslora total. Después de un curso acelerado que le brindó la Prefectura hace unos días, Bosch “entendió” que, si un barco medía 37 metros de eslora de arqueo, la total tenía que ser mayor a 40 metros y con ese speech salió a los medios.

Pero el cálculo para establecer la diferencia entre la eslora de arqueo y la eslora total requiere de un desarrollo bastante más complejo que sumarle tres metros y varía en cada barco, algo que suponemos no puede desconocer el Subsecretario de Pesca, a quien además le es muy fácil de comprobar revisando el legajo de los barcos, donde figura la eslora total, además de la de arqueo.

Supuso seguramente Bosch que nadie se iba a tomar el trabajo de buscarlo. Pero REVISTA PUERTO investigó la eslora total de todos los buques menores a 40 metros que figuraban en el listado que repartió Bosch, valiéndose para ello de diferentes fuentes de información: astilleros donde construyeron esos barcos, registros de FAO, MarineTraffic, Histarmar, Agencia Albino Moran y expedientes de la Subsecretaría de Pesca. Hubo que rastrearlos por su nombre anterior en muchos casos y recurrir incluso a notas periodísticas que anunciaban las reformas de las embarcaciones.

En cada caso se dan distintas esloras; la que figura en el Registro de la Pesca en la mayoría de los casos es la eslora de arqueo y en otros la total. Corroborando caso por caso y eligiendo siempre la opción mayor encontramos que, salvo el Jueves Santo que mide 42,80 metros y el Argenova I que se excede en 50 centímetros, todos los demás tienen una eslora total, como máximo, de 40 metros.

Los barcos señalados por Bosch como mayores de 40 metros a pesar de figurar con menor eslora son: Alco Bari; Álvarez Entrena I; Álvarez Entrena II; Argenova I; Argenova XXI; Argenova XXII; Argenova XXIII; Argenova XXIV; Argenova XXV; Argenova XXVI; Arrufo; Bahía Desvelo; Bogavante Segundo; Borrasca; Buena Pesca; Capitán Giacchino; Mar Austral; Mar María; Mevimar; Miércoles Santo; Minchos Octavo; Myrdoma F; Paku; Pevegasa Quinto; Puente Chico; Ribazón Inés; Siempre Don José Moscuzza y Vieirasa Quince.

Pero al chequear la información encontramos que la eslora total del Alco Bari es de 38,5 metros; del Álvarez Entrena I de 39,43; Alvarez Entrena II de 40; Argenova XXII 39; Argenova XXIII 39; Argenova XXIV 40; Argenova XXV 39,7; Argenova XXVI 39,7; Arrufo 39,16; Bahía Desvelo39,4; Bogavante Segundo 38,4; Borrasca39,16 ; Buena Pesca 39,8; Capitán Giacchino 38,42; Mar Austral 37,6; Mar María38,44; Mevimar 39,5; Miércoles Santo 40; Minchos Octavo 40; Myrdoma F 39,4; Paku 39,2 ; Pevegasa Quinto 40; Puente Chico 39,5; Ribazón Inés 38.5; Siempre Don José Moscuzza39.7 y Vieirasa Quince 40 metros.

Exponerse públicamente con una mentira tiene que tener una motivación muy importante para Juan Bosch y todo indicaría que esa motivación se llama “José Américo”. Su permanencia en el cargo dependería del ingreso o no del llamado en el ambiente pesquero “Barquito del Presidente”, en alusión a la supuesta amistad entre “Pototo” Moscuzza y Mauricio Macri.

Da la sensación de que el barco José Américo de Moscuzza tiene que ingresar a la pesquería de langostino a pesar de no estar encuadrado en la normativa vigente. La Resolución 1113/88 es un obstáculo porque el barco no cumple con los topes máximos de eslora ni potencia de motor.

Que un Subsecretario de Pesca busque por todos los medios justificar la derogación de una normativa que tiene como objeto proteger la sustentabilidad del principal recurso de la Argentina resulta extraño, sobre todo si tenemos en cuenta que esa Resolución se dictó porque existía “preocupación de las autoridades tanto nacionales como provinciales desde hace varios años, dado que el inadecuado manejo del recurso puede agotarlo”. (Res 1113/88)

Pero además es contradictorio con todos los principios del comanejo aconsejados por la FAO, dado que la vigencia de la norma cuenta con el apoyo de la amplia mayoría del sector pesquero empresario, algo poco común en estos casos.

En 20 años hemos visto muchas veces operar a sectores empresarios para modificar normas, pero nunca antes se lo hizo de forma tan desbocada, ni se exhibieron con semejante desparpajo las intenciones del funcionario. El caso de la derogación de la Resolución 1113/88 ha generado tal rechazo en el sector que varios referentes de las principales cámaras pesqueras aseguran, en off de récord, que si se avanza en ese sentido recurrirán a la Justicia.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar