Mar del Plata, martes 14 de agosto de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
27/04/2018
Un kirchnerista reciclado para cuidar el puerto de Mar del Plata

Eduardo Gismondi será presentado hoy como nuevo Jefe del Distrito nacional de Pesca a cargo de los controles en el principal puerto del país. En 2008 Ricardo Echegaray lo llevó al ONCCA junto con otros marplatenses y luego trabajó para Guillermo Moreno en la UESCI, siempre relacionado con la Cuota Hilton.

Por Karina Fernández Facebook

Hoy desembarcará en el Distrito nacional de Pesca de Mar del Plata el director de Pesca, Mauricio Remes, para presentar al nuevo jefe de Distrito, Eduardo Gismondi, quien supo resurgir de uno de los núcleos de corrupción kirchnerista vinculados con Ricardo Echegaray, al abrigo del exsecretario de Agroindustria macrista, Ricardo Negri y el secretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso.

La llegada de Eduardo Gismondi al Ministerio de Agroindustria se dio en 2008, cuando Ricardo Echegaray se hizo cargo de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario –ONCCA-, luego de ser desplazado de Aduanas, tras el escándalo de las valijas del venezolano Antonini Wilson que derivó en la causa de la llamada Aduana Paralela.

Cuenta el periodista Matías Longoni en su libro “Fuera de Control, Ricardo Echegaray y su rol en la ONCCA, la Aduana y la AFIP” que lo primero que hizo el funcionario tras su desembarco en Agroindustria, fue quitar a todos los intermediarios entre la ONCCA y el secretario de Comercio Guillermo Moreno: “A partir de ahora, dense todos por destituidos. Yo voy a poner gente de mi confianza”, fue la presentación de Echegaray, secundado por sus colaboradores en el salón Azul de Ministerio.

En el capítulo 19 del libro, una exempleada del organismo cuenta que el aluvión de personas nuevas que contrató Echegaray no tenía “ninguna experiencia ni en la administración pública ni en el sector privado, tenía un sólo objetivo: copar todos los lugares disponibles. Una forma distinta de destrucción del Estado. No eran militantes políticos, y peronistas tampoco eran seguro: eran bajofonderos llegados desde Mar del Plata, con trajes baratos al principio (y caros después). Clasemedieros con hambre”.

Gismondi formó parte del primer aluvión de colaboradores que llegó desde Mar del Plata y “manejó durante un tiempo los ROE rojos y festejó eufórico (“se mamó”, según un testigo) la noche que finalmente ese grupo pudo tomar el control de la distribución de la Cuota Hilton”. Así fue descripto el flamante jefe de Distrito del Puerto de Mar del Plata, en este libro que habla de la corrupción kirchnerista.

Cuenta Longoni, especialista en temas agropecuarios, en una nota publicada por Clarín en 2015, que los ROE nacieron como un instrumento estadístico en 2006, luego de que Néstor Kirchner decidiera cerrar las exportaciones de carne. Pero que a partir del conflicto con el campo en 2008, comenzaron a utilizarse como una barrera discrecional a las exportaciones agropecuarias, rodeados de sospechas de corrupción, que eran manejadas por Ricardo Echegaray desde la ONCCA y Guillermo Moreno desde el Ministerio de Comercio.

Y fue precisamente Guillermo Moreno quien le hizo un lugar a Gismondi en la Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno –UCESCI–, cuando Echegaray salió de la ONCCA para ocupar el cargo de Director de la AFIP y no le permitió al marplatense seguirlo.

Desde la UCESCI, el entonces secretario de Comercio intervenía arbitrariamente las exportaciones de productos agroindustriales y “la función de Gismondi era instrumentar los cambios en la distribución de la cuota Hilton que le ordenaba Moreno”, cuenta Matías Longoni; y agrega que crearon un mecanismo de subasta pública que se asemejaba bastante a una adjudicación a dedo.

Con la llegada de Cambiemos al gobierno en 2015, Eduardo Gismondi se supo reciclar gracias al apoyo que recibió del exsecretario de Agroidustria Ricardo Negri , hoy al frente del SENASA; y el apoyo del actual subsecretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso, quien viene de ser gerente de la Cámara Argentina del Feed Lot.

Con este historial llega hoy a Mar del Plata de la mano del Director de Pesca, Mauricio Remes y el aval del Subsecretario de Pesca, Juan Bosch, Eduardo Gismondi, a dirigir el Distrito de Pesca nacional en el principal puerto del país, donde se descargan anualmente alrededor de 400 mil toneladas de pescado que estarán bajo su control.

  • Podrían paralizar los puertos de Chubut

    La amenaza la lanzó el SUPA en rechazo al Fondo Ambiental Provincial. Le pidieron al Gobierno de Chubut que vete la ley que creó el arancel de un dólar al cajón de langostino. Arcioni recién tomaría una decisión después del fin de semana largo.

    Cerrar