Mar del Plata, martes 16 de octubre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
09/05/2018

“Hoy nadie piensa en generar más trabajo”

Fernando Mellino es el presidente de Cafrexport, la cámara que agrupa a frigoríficos exportadores. “Cuando se vayan los barcos al langostino tendremos un 50% de capacidad ociosa”.

Revista Puerto - Fernando Mellino 01
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

“Hoy nadie piensa en generar más trabajo”

Los frigoríficos exportadores de Mar del Plata que no tienen barcos y procesan pescado que compran en muelle están jaqueados desde varios frentes. No resulta rentable exportar filet interfoliado a Brasil y el mercado interno luce desmoronado, mientras la suba de costos no se detiene.

Fernando Mellino es el titular de la pesquera “27 de Noviembre” y presidente de Cafrexport. Cuando atiende a REVISTA PUERTO el paro de SENASA sumaba un obstáculo adicional. “No podés cargar, no se puede cobrar, hay que levantar cheques, pagar quincena, queda poco lugar en la cámara… es complicado”, advierte en su despacho del primer piso del frigorífico.

RP: ¿Cuál de todos los problemas que enfrentan los preocupa más?

FM: Hay muchos pero creo que el más importante es la falta de materia prima que puede generar el traslado de los barcos fresqueros al sur. Hablan de 100, de 80, de 60, cualquiera sea el número final nos afecta porque son barcos operativos, con los que trabajamos habitualmente, a los que les compramos pescado… Puede que no tengan incidencia entre 300 barcos que operan en el puerto pero para nosotros, por la capacidad de cajones, el nivel regular de pesca, representan muchísimo.

RP: El año pasado ocurrió una situación similar… ¿cómo sobrevivieron?

FM: En realidad trabajamos muy poco. Si durante todo el año la capacidad ociosa de los frigoríficos asociados a la cámara es del 30%, en estos cuatro, cinco meses que dura la temporada de langostino trepa al 50%. Acarreamos ese desequilibrio del año pasado y otra vez tenemos toda una capacidad instalada, con costos fijos más altos porque la luz es más cara, el gas es más caro, las tasas municipales y los servicios sanitarios son más caros… y vos trabajás por debajo del costo de equilibrio. No se sostiene por mucho tiempo más. El problema se agudiza porque trabajás el mínimo de tus posibilidades. Hay ocasiones en que la oferta de pescado entero sube y podría comprar más materia prima y cortar en otro lado, dar trabajo, pero no siempre sobra pescado, entonces prefiero no tener problemas a enfrentar reclamos. Hoy nadie piensa en generar más trabajo por la alta conflictividad que arrastra la industria.

RP: Usted tiene a todo el personal registrado bajo convenio. ¿No compite en condiciones desfavorables con socios de su cámara que tienen obreros no registrados?

FM: Acá tenemos 70 trabajadores bajo convenio y el costo de tener la gente en relación de dependencia es superior, no tanto como imaginan, pero más elevado. El problema es que cuando baja la producción la incidencia de los salarios es mayor. En cooperativas bien formadas hay una relación más directa con el nivel de actividad. Se trabaja poco y el costo es menor, aunque hoy casi todas tienen un garantizado para hacer frente a la situación. El planteo de la lucha contra la informalidad lo hemos hecho y reiterado cada vez que nos reunimos con las autoridades. El Estado debe avanzar sobre esta problemática y deben aclarar cuáles son las cooperativas bien constituidas o si no sirve ninguna. Todo queda en un gris que perjudica a quien trata de hacer las cosas bien.

RP: ¿Y qué respuestas reciben de parte de las autoridades?

FM: Todo esto lo planteamos hace mucho y en la última reunión creo que tomaron conciencia de la situación. Sarquis (Leonardo, ministro de Agroindustria provincial) impulsó la mesa de Mar del Plata, con la gente de acá, para encontrar respuestas a los problemas que tiene la industria local. Pero veníamos trabajando en un par de temas con la propia gente de Agroindustria y del Ministerio de Trabajo, que era la mesa pesquera, donde se planteaban las necesidades del sector entre las que estaba la revisión de las normas laborales  y esa mesa no se volvió a reunir… no es tarde pero se podría haber actuado antes.

RP: Los armadores se quejan de que el pescado entero no se ha actualizado como debería haber pasado. ¿Ustedes encuentran una ventaja en ese costo?

FM: La merluza entera esta entre 15 y 16 pesos más IVA para frigorífico. Unos 20 pesos para mercado interno… es un buen precio para nosotros pero no hay ventas, se han desmoronado y eso no lo hace rentable. Para el frigorífico en la venta a Brasil los números no dan… pedimos mantener el reintegro que vence en agosto, porque si no sería un caos. No creo que pueda aumentarse porque ya entrás en litigio con la Organización Mundial de Comercio. Pero creo que se podrían revisar el esquema y las ecuaciones para incentivar el trabajo en tierra. La cola pelada no puede tener el mismo coeficiente que la cola sin pelar… El filet procesado a bordo ya tiene otras ventajas. Podrían bajarlo de ahí.

RP: ¿Advierten una merma en la capacidad de procesar pescado en tierra?

FM: El nivel de actividad de algunos frigoríficos ha bajado, es evidente. Hay plantas que han cerrado, hay menos gente. Loba Pesquera tenía tres o cuatro plantas y tiene menos. El caso de José María Poletti, algunas otras informales, aunque así como algunas cerraron otras han abierto de manera precaria… Ése es un problema que debería tener solución.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar