Mar del Plata, martes 16 de octubre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
16/05/2018

Langostino: CAPECA se opuso al ingreso del José Américo

Los empresarios de la cámara de buques congeladores que nuclea a los langostineros históricos se reunieron con el Subsecretario de Pesca y le comunicaron su postura. Reafirmaron las propuestas hechas meses atrás en Puerto Deseado y pidieron que no se derogue la 1113/88.

Revista Puerto - BP Jose Americo de Moscuzza

Al igual que en los 90 con Menem, Moscuzza logra con Macri meter otro barco por fuera de las leyes vigentes.

Por Karina Fernández Fotos de archivo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Langostino: CAPECA se opuso al ingreso del José Américo

A dos días de sentarse nuevamente a discutir el Plan de Manejo y tratar de lograr su aprobación en el Consejo Federal Pesquero, el subsecretario de Pesca Juan Bosch se reunió con los miembros de la Cámara Pesquera Congeladora Argentina, que le hicieron saber su rechazo al ingreso del barco José Américo por tener una eslora mayor a la que establece la Resolución 1113/88, medida que consideran no debe derogarse. También se refirieron a las reformulaciones y a la necesidad de generar una administración sustentable del recurso para evitar el esfuerzo descontrolado sobre la pesquería. En ese sentido solicitaron más campañas del INIDEP y el embarco de observadores en todas las flotas.

Ya en marzo, CAPECA había hecho una serie de recomendaciones al Consejo Federal Pesquero para incluir en el Plan de Manejo. Entre las más sobresalientes se encuentra la sugerencia de aplicar un criterio muy restrictivo en las reformulaciones y mantener respeto por las características físicas y operativas de los barcos que fijan las Resoluciones 1113/88 y 153/02.  En este pedido quedaba implícito el rechazo al ingreso del buque José Américo de la empresa Moscuzza, por exceder esas limitaciones; y ayer se lo hicieron saber expresamente al Subsecretario.

Sin embargo, algunos miembros de la Cámara ven pocas posibilidades de que su sugerencia sea tenida en cuenta. El rumor de que se establecerá una modificación que permita a barcos de 45 metros ingresar a la pesquería cobra cada vez más fuerza y con él la derogación de la 1113/88. De concretarse, se abriría la puerta para que otros barcos de gran porte puedan ingresar, aumentado más aún el esfuerzo pesquero sobre un recurso que no está los suficientemente monitoreado desde la biología, pese a los esfuerzos de los investigadores.

En CAPECA, el Subsecretario no se encontró con nuevos planteos, solo se reafirmaron las mismas recomendaciones que ya se habían presentado meses atrás pero que, hasta el momento, no se sabe si formarán parte del Plan de Manejo. Entre ellas se encuentra el pedido de un ordenamiento de la flota langostinera a partir de la creación y reglamentación de un registro específico de los barcos que han operado sobre el recurso en los últimos 10 años. Este registro serviría para dirimir las futuras incorporaciones a la pesquería.

En ese sentido sugieren que el CFP adopte un criterio muy restrictivo, basándose en la historia de pesca de las embarcaciones involucradas en las reformulaciones, que no debería ser menor a diez años de pesca efectiva de langostino. A la vez consideran que no se debe autorizar la conversión o reemplazo de proyectos y permisos de pesca para langostino correspondientes a barcos fresqueros para reconvertirlos en congeladores.

Respecto de las limitaciones físicas de los buques para el ingreso, desde la Cámara recomiendan mantener las vigentes en cuanto a la eslora, potencia de motor y artes de pesca, dejando afuera el uso de dispositivos de selectividad Dejupa. Lo mismo sugieren para los fresqueros y para aquellos barcos que hayan ingresado con posterioridad a las resoluciones vigentes y tengan una eslora mayor de 40 metros o más de 2000 HP de potencia, proponen que se les otorguen tres años para reemplazarlos, lo mismo que ocurrió en 1988.

Las propuestas sobre la operatoria de los fresqueros mantienen correlato con lo que hoy ya establece la normativa respecto de las horas de puerto a puerto (96 horas) y el peso de los cajones (18 kilos). Como novedad se introducen nuevas limitaciones que coinciden con las propuestas por otras cámaras, como un tope de 2.500 cajones por marea, salvo los barcos con doble cubierta. Por otra parte, tanto para congeladores como para fresqueros pidieron mayor y mejor fiscalización para garantizar la calidad del producto.

Finalmente desde CAPECA dieron un fuerte respaldo a los investigadores del Programa Crustáceos del INIDEP, dando a su labor respecto de la información que están en condiciones de brindar sobre el comportamiento del recurso el lugar de prioritaria; pero señalaron que para ello era necesario fortalecer la investigación y favorecer el embarque de observadores en todas las flotas, indicando que se trata de elementos imprescindibles para una gestión sostenible del recurso. Por otra parte pidieron dimensionar el número de barcos en las prospecciones para que no ocurra como ahora, que fueron nominados 34 barcos cuando hay observadores para solo 15.

En los próximos días los miembros del Consejo Federal Pesquero volverán a reunirse para dar tratamiento al Plan de Manejo. Si los fresqueros de Mar del Plata no vuelven a presentarse intempestivamente para evitar la votación como la semana pasada, es probable que se defina antes del inicio de la próxima temporada. Mantener vigente la normativa que regula la actividad y la exclusión de barcos que no se ajustan a ella es un punto que tiene consenso entre los armadores, pero no es seguro que el CFP actúe como todos los principios del comanejo indican.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar