Mar del Plata, martes 16 de octubre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
03/05/2018

Tras el Centro de Maricultura del INIDEP en Mar del Plata

El director del Instituto, Otto Wöhler, habló con REVISTA PUERTO sobre el proyecto que cuenta con un crédito del BID que será abonado por el Estado Nacional. Considera que es fundamental para el desarrollo de la acuicultura a pesar del desinterés del sector por la actividad.

Revista Puerto - Futuro Centro de Maricultura del INIDEP
Por Karina Fernández INIDEP

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Tras el Centro de Maricultura del INIDEP en Mar del Plata

En las últimas semanas el INIDEP y la construcción de un Centro de Maricultura fueron noticia en los medios locales, no por mérito propio sino porque el Intendente Carlos Arroyo se comportó de forma grosera con las autoridades del Instituto, que intentaban explicarle los pormenores del proyecto. Esto generó un escándalo que visibilizó el tema y tras haber solucionado los problemas con los vecinos de la Zona Sur de la ciudad que se oponían a la construcción, se espera el pronto tratamiento del tema en el Concejo Deliberante. Otto Wöhler, director del Instituto, asegura que la inversión de poco más de 3 millones de dólares es importante para la ciudad y para el desarrollo de la investigación en acuicultura, aunque no exista interés en el sector pesquero por esta actividad, temas sobre los que habló con REVISTA PUERTO.

En julio del 2014 el BID aprobó un crédito de 30 millones de dólares para el INIDEP, impulsado por la Subsecretaría de Pesca de la Nación. En ese mismo momento también se aprobó la entrega de 25 millones de dólares del  Programa de Servicios Agrícolas Provinciales –PROSAP-.  El dinero debía utilizarse para la ampliación del INIDEP, la creación de estaciones satélites del Instituto en la Patagonia, la adquisición de dos nuevos buques de investigación, la construcción de una estación de maricultura en Mar del Plata, otra en Río Negro y la creación un centro experimental de piscicultura en Entre Ríos, junto a otros proyectos de menor envergadura.

La concreción de estos planes estuvo prevista para 2018 y todavía algunos no se han concretado; la estación de maricultura es uno de ellos. El proyecto diseñado por el INIDEP depende de la concesión de un predio municipal emplazado en Playa Dorada, en la zona sur de la ciudad de Mar del Plata. De los 30 millones aprobados, el Centro de Maricultura demandará una inversión inicial de algo más de 3 millones.

El INIDEP hizo la presentación del proyecto a fines del año 2015 sin que llegara a tratarse el tema en el Concejo Deliberante y con el recambio de autoridades recordaron al nuevo intendente su existencia. Pero el proyecto generó una fuerte oposición de los vecinos de la Zona Sur y de la ONG Surfriders, que realizaron presentaciones públicas y hasta manifestaciones en su contra.

No siendo un tema prioritario para la comuna y generando además descontento en los pobladores, el proyecto durmió durante dos años hasta que semanas atrás y con el apuro que imprime el vencimiento de los plazos establecidos por el BID, el Director del INIDEP se acercó nuevamente a la Municipalidad para presentar de forma más detallada el proyecto a Carlos Arroyo. Pero el Intendente no mostró interés y hasta se comportó de forma descortés, algo que trascendió en los medios, generando todo tipo de comentarios en su contra.

El papelón de Arroyo tuvo un efecto positivo para el director del INIDEP, Otto Wöhler, dado que concejales tanto del oficialismo como de la oposición se acercaron rápidamente al Instituto para mostrarse a favor de la inversión y prometieron el pronto tratamiento en Comisión, algo que seguramente no hubiera ocurrido si Arroyo no daba la nota.

Según informó Wöhler a REVISTA PUERTO, durante los encuentros se explicó el fin que persigue este centro de investigación y se despejaron muchas dudas respecto del impacto ambiental que generaría. Indicó además que de igual modo se procedió tiempo antes con los vecinos que se oponían a la construcción del CENIDMAR.

Wöhler señaló que quienes se oponían, como la ONG Surfriders, “estaban muy preocupados porque íbamos a cortar la ola y nosotros en el mar no vamos a hacer nada, lo único que va a haber es una toma de agua sumergida, con decantación, con bombeo hacia arriba, todo lo que se va a hacer es en tierra firme con estanques; no se avanza sobre la playa, no se hará ninguna obra que modifique el ambiente”.

El Director del INIDEP manifestó que los vecinos no conocían el proyecto y que su postura cambió cuando les explicaron que lo que se busca es “darle valor a un área que hoy no la tiene, trabajando sobre tierra firme siempre; usaremos la depresión que tiene el terreno para poner los estanques, muchos estanques, vamos a tener áreas con temperatura controlada para experimentación, no va a haber olor a pescado, ni nada de lo que esta gente pensaba”.

REVISTA PUERTO: ¿Se trata de un hatchery como el que existe desde los noventa en Río Negro?

OTTO WÖHLER: Exactamente, será usado para desarrollo y el proyecto contempla un área destinada a la comunidad con el objetivo de mostrar la importancia que tiene la acuicultura y la maricultura como producto comercial y fuente de proteína. Es un proyecto ambicioso que el país necesita.

RP: ¿Necesita en este momento una inversión de este tipo el país? ¿Tiene posibilidades de desarrollo la acuicultura en la Argentina?

OW: Yo creo que sí, de hecho no tiene ningún desarrollo la maricultura…

RP: Por eso mismo, hubo intentos de desarrollo pero nunca se llega a la transferencia de tecnología porque no hay interés en el sector, los pocos que hay están más relacionados con la agricultura que con el sector pesquero.

OW: Sí, lo que hay es en agua dulce, es más fácil y con otros costos, la maricultura tiene otro tipo de inversión… Nosotros hemos trabajado mucho acá y tenemos experiencia en algunas especies, estamos adquiriendo experiencia en otras pero no podemos largar esa transferencia de tecnología si no estamos seguros de que a nivel piloto comercial da resultado, hay que estimar costos, un montón de cosas, porque nadie va a invertir sin estar seguro de que puede obtener éxito.

RP: En un país donde los costos para sacar el pescado del mar son altos comparados con otros países, es difícil pensar en una actividad más costosa para buscar el mismo resultado.

OW: Pero en algunas especies de altísimo valor se puede intentar. Queremos superar la etapa en la que estamos porque si alguien invierte y después le va mal… En acuicultura hay millones de aspectos que hay que considerar para tener éxito y es muy fácil fracasar, entonces si uno no tiene afianzado todo el círculo y transfiere la tecnología, se corre el riesgo de que el primero que invierta fracase y no volvamos a tener otro inversor.

RP: ¿Entonces todavía se está lejos de la transferencia?

OW: Sí, muy lejos; por eso es tan importante contar con este centro para empezar a trabajar en conjunto con el sector privado y transferir, necesitamos solucionar problemas de producción en escala, no es lo mismo trabajar en dos o tres acuarios aquí. Pronto haremos una degustación del pez limón porque hemos tenido un éxito reproductivo tremendo de los ejemplares que capturamos en la naturaleza, tuvimos tantos alevines que debimos desechar porque aquí no tenemos capacidad para seguir evolucionando, por eso necesitamos las instalaciones adecuadas.

En los próximos días el tema será tratado por los concejales marplatenses. Para la aprobación del crédito es necesario que se obtenga pronto una respuesta definitiva, dado que para su otorgamiento se debe realizar un estudio de impacto ambiental que demandará al menos seis meses en estar terminado; y si se dilata se vencerán los plazos otorgados por el BID. Si es una prioridad para el país y para Mar del Plata, si la puesta en valor del predio representa una necesidad para la comunidad, será algo que deberán debatir los ediles.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar