Mar del Plata, domingo 24 de junio de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
12/06/2018
En un mes todos los barcos deben tener trajes de inmersión

Ayer al término de la reunión entre los gremios marítimos, la plana mayor de la PNA y el Ministerio de Seguridad se firmó la disposición que fija un plazo de 30 días para que los armadores provean de ese elemento a las tripulaciones de los buques, sin el cual no se les permitirá zarpar.

Tras una larga reunión entre funcionarios de la Prefectura Naval Argentina y del Ministerio de Seguridad con los gremios marítimos  (SOMU, SiCoNaRA, Patrones de Pesca y SiMaPe)  se decidió aplicar a los barcos pesqueros la Ley 22.079 del Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (SOLAS), que establece los dispositivos y medios de salvamento en buques internacionales, haciéndolo extensivo a la industria pesquera y otorgándoles 30 días para contar de forma obligatoria con los trajes de inmersión.

La Disposición 1/18 de la Prefectura como Policía de Seguridad de la Navegación establece que todos los buques pesqueros mayores a 8 metros de eslora y que realicen navegación marítima con un alejamiento de la costa superior 3 millas náuticas, deberán estar provistos de trajes de inmersión con número y talles suficientes para la totalidad de las personas embarcadas.

Los trajes deben contar con las características establecidas en la normativa derivada del Convenio SOLAS y la homologación por parte de la Autoridad Marítima, debiendo encontrarse estibados en un lugar adecuado, de fácil acceso en el buque y en la condición de listos para utilizarse.

La disposición entrará en vigencia a partir de su publicación, otorgándose un plazo de 30 días a aquellos buques pesqueros que no cuenten con los dispositivos de referencia al momento del despacho. Este plazo también rige para los barcos que se encuentren navegando y en el caso de que excedan los 30 días en regresar a puerto, se les exigirá contar con los trajes al momento de formalizar el nuevo despacho en el puerto de zarpada.

  • El buque de salvamento Tango llega al “punto cero”

    Está en navegación hacia el lugar donde se disparó la radiobaliza EPIRB del Rigel. Es el barco que encontró la posición de hundimiento del Repunte. Cuenta con tecnología y dispositivos de búsqueda subacuática, además de buzos especializados.

    Cerrar