Mar del Plata, sábado 21 de julio de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
28/06/2018
Ponen fin al paro nacional de marítimos en barcos fresqueros

El Ministerio de Trabajo dictó conciliación obligatoria y otorgó 15 días. La medida de fuerza comenzó el sábado por la noche con los Capitanes, luego se sumaron Siconara, SOMU, Simape y finalmente el Centro de Patrones. Tuvo un alto acatamiento acompañado por el mal tiempo y se vio afectada la producción en tierra.

Puerto de Bahía Camarones.

Por Karina Fernández

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria por 15 días entre los gremios marítimos y las cámaras empresarias UDIPA, Armadores, CAIPA y la Asociación de Costeros. El paro nacional por tiempo indeterminado para la flota fresquera dedicada al langostino comenzó el sábado 23 de junio a las 20 y fue decretado por la Asociación de Capitanes y Pilotos de Pesca que conduce Jorge Frías, que busca mejorar el acuerdo firmado a fines de mayo. Luego se sumó el Siconara, que representa a los maquinistas que reclaman la incorporación de un valor de referencia del langostino en el Convenio. La presión de este gremio fue la que más fuerte se sintió en los puertos de Rawson, Camarones y Comodoro Rivadavia.  Finalmente adhirieron el SOMU, Simape y el Centro de Patrones, pero se desconoce si tienen un reclamo puntual o si solo se solidarizaron con los demás gremios dado que no han hecho pública su adhesión. La medida generó que algunos barcos fresqueros volvieran a su puerto base en Mar del Plata y tuvo un fuerte impacto en las plantas procesadoras, que se quedaron sin materia prima.

La flota fresquera que opera en aguas nacionales en plena temporada de langostino lleva varios días de inactividad; primero fueron las malas condiciones climáticas que obligó a los barcos a volver a los puertos y que continuarán por los próximos días. Ante la imposibilidad de zarpar, el paro decretado por los gremios marítimos cobró fuerza; pero quienes a pesar de los fuertes vientos quisieron zarpar no pudieron hacerlo.

Los capitanes reclaman mejorar el valor de referencia del langostino acordado en mayo pasado en U$S 0,90 y buscan llevarlo a U$S 1,48 centavos para capitanes y US$ 1,05 para oficiales. También reclaman una actualización de la paritaria que cerraron recientemente por un 15% y llevarlo a 27% más una suma fija de $ 3.000 en compensación por el mes de abril.

Los maquinistas nucleados en Siconara reclaman la incorporación de un valor de referencia del langostino en el Convenio Colectivo, algo que no lograron en mayo pasado cuando cerraron un acuerdo de recomposición salarial del 22% que tiene vigencia hasta el 31 de marzo de 2019. El gremio de los conductores navales fue el que más presión hizo en los muelles para evitar que algunos barcos zarparan.

El reclamo del resto de los gremios que adhirieron no se ha dado a conocer, pero una mejora en el valor de referencia de langostino para los cargos más altos de la tripulación puede implicar también una suba para los que están por debajo en el escalafón. La diferencia entre lo que cobran las tripulaciones de barcos fresqueros de empresas patagónicas y marplatenses es un punto de conflicto que temporada tras temporada toma más fuerza, sobre todo en la marinería.

Los gremios marítimos pretendían seguir con el paro por tiempo indeterminado y ante este escenario algunos armadores decidieron volver con sus tripulaciones al puerto de Mar del Plata, siendo así que ayer tres barcos abandonaron Camarones. Ahora, con la conciliación obligatoria decretada por el Ministerio de Trabajo, seguramente regresen con premura a la zona de pesca.

El Director Nacional de Relaciones y Regulaciones Laborales en la Ciudad de Buenos Aries dio por iniciado un período de conciliación obligatoria por el plazo de 15 días, intimando a las entidades sindicales a dejar sin efecto durante este lapso “toda medida y/o asamblea que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, no alterando en forma alguna la prestación de tareas de manera normal y habitual”.

Por otra parte se intimó a las empresas a que se abstengan de tomar represalias de ningún tipo con el personal representado por las organizaciones sindicales y exhortó a ambas partes “a mantener la mejor predisposición y apertura para negociar los temas sobre los cuales mantienen diferencias y contribuir de esa manera a la paz social y a mejorar el marco de las relaciones laborales en los ámbitos de las empresas involucradas”

La medida aplicada por los gremios, sumada a malas condiciones meteorológicas, ha impactado directamente sobre las plantas pesqueras en todos los puertos patagónicos. Ayer la firma Veraz estaba organizando la plantilla del personal porque no podrían convocar a todos los operarios por falta de materia prima. Lo mismo se vive desde hace unos días en Puerto Deseado y en Comodoro Rivadavia, donde ningún barco pudo despegar del muelle.

Ahora quedan dos semanas por delante para tratar de llegar a un acuerdo. La suba del precio del langostino en los mercados también alienta a los tripulantes a tratar de mejorar sus ingresos cuando todavía quedan por delante entre tres y cuatro meses de temporada. Hoy las empresas patagónicas pasaron de pagar U$S 2 a U$S 2,40 el kilo de langostino y quienes son la fuerza de trabajo buscan ver reflejado en sus salarios esta mejora y los efectos positivos de la devaluación en la exportación.

  • Chubut impuso multas a varios barcos pesqueros

    Los motivos van desde haber pescado sin cuota a haberlo hecho en zona de veda. También por transportar materia prima sobre cubierta, lo cual está prohibido por razones de calidad y sanidad de la materia prima. Esta semana se sancionó a los buques Siempre Don Conrado, Santa María Madre, Deseado, El Tehuelche, Baffetta y Anave.

    Cerrar