Mar del Plata, miércoles 19 de septiembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
07/06/2018

Una tarde entre agujas y paños

En la Escuela Nacional de Pesca se brinda un taller gratuito de redería. “No se sale redero”, aclara el profesor Miguel Pretelli, pero conocen un oficio que puede insertarlos en un trabajo.

  • Revista Puerto - Escuela Nacional de Pesca - Rederos 01

  • Revista Puerto - Escuela Nacional de Pesca - Rederos 02

  • Revista Puerto - Escuela Nacional de Pesca - Rederos 03

  • Revista Puerto - Escuela Nacional de Pesca - Rederos 04

  • Revista Puerto - Escuela Nacional de Pesca - Rederos 05

  • Revista Puerto - Escuela Nacional de Pesca - Rederos 06

  • Revista Puerto - Escuela Nacional de Pesca - Rederos 07

  • Revista Puerto - Escuela Nacional de Pesca - Rederos 08

Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Una tarde entre agujas y paños

La Escuela Nacional de Pesca Comandante Luis Piedra Buena (ESNP), reabrió este año su tradicional curso gratuito de redería que se desarrolla todos los martes en un salón/taller especialmente equipado, con el fin de ofrecer a la comunidad un espacio de enseñanza práctica con la idea que pueda convertirse en una salida laboral.

REVISTA PUERTO visitó el taller un martes de otoño frío, ventoso y nublado. El mate y el termo asoman cuando uno entra al aula y observa un grupo de seis personas haciendo malabares con una aguja color naranja sobre paños con distintas formas y colores, sujetos de un fino alambre que cuelga de la pared y cruza todo el salón en paralelo.

Arranca un nuevo ciclo del taller y en el grupo hay técnicos de Artes de Pesca del INIDEP y alumnos que asisten al Programa Envión. Todos aguja en mano y en silencio intentan que el paño crezca.

“La Armada promociona estas actividades para todo el que quiera aprender, dejarles algo para que el día de mañana puedan encontrar un oficio”, dice Miguel Ángel Pretelli, el docente a cargo, mientras mira cómo los alumnos aplican sus conceptos.

“Después está en ellos seguir mejorando. En ocho, diez clases de dos horas por semana les despertamos la curiosidad, los primeros pininos”, dice casi paternalmente el docente, que está a cargo del “Luisito”, el barco donde aprenden los oficiales.

“Antes venían marineros que querían saber arreglar una red arriba del barco o en el taller de las pesqueras. Ahora viene todo tipo de gente: muchos chicos jóvenes que buscan una salida laboral”, acota y le pide a Alberto De Luciano, el profesor instructor, que revise los paños.

“Acá aprenden a hacer una malla, aumentar, disminuir, hacer un borde doble, todo lo que hace a la confección de una red. Ahora los materiales han cambiado y tienen más durabilidad, son más resistentes y livianos”, cuenta Pretelli.

El profesor confiesa que necesitan un poco de difusión para incrementar la matrícula. Las clases duran dos meses y medio pero pueden prolongarse hasta los tres meses. “Acá todos los martes hay redería”, dice Miguel Ángel para explicar que por cuestiones laborales algunos alumnos asisten de manera intermitente.

Los que terminan el curso están en condiciones de comprender la estructura de una malla de red para pesca y tejer paños de red con sus bordes; realizar reparaciones de daños en un paño de red, de mayor o menor importancia; pegar paños a las relingas de la red de arrastre y  colaborar en el armado de una trampa de pesca.

Quienes deseen participar de las clases y mates de Miguel Ángel pueden recaban mayor información en la propia ESNP ubicada en Avenida de los Trabajadores e Irala, detrás del centro gastronómico, llamando al 489-0617 o bien por mail a escueladepescaextension@gmail.com

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar
  • Se dieron a conocer las últimas estimaciones sobre langostino

    El informe de la campaña realizada con un buque comercial llegó al CFP la semana pasada. Los biólogos confirmaron que el primer semestre será tan abundante como en años anteriores pero existen dudas sobre el futuro ante la baja presencia de reclutas. Se debería a un retraso reproductivo pero no descartan que haya sido afectado por la pesca en 2016 y 2017.

    Cerrar