Mar del Plata, sábado 17 de noviembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
05/07/2018

Conflicto de los maquinistas de la flota fresquera: “Les robaron a los trabajadores”

Lo afirma Armando Alessi, secretario General del SiCoNaRA a nivel nacional. Denuncia que las cámaras que nuclean a los fresqueros marplatenses que operan en la Patagonia no cumplieron con lo pactado, la liquidación en blanco de los 26 pesos por cajón. A la vez respaldó al delegado de Rawson que fue deslegitimado por empresarios y por el representante del gremio en Mar del Plata, Daniel Acha.

Revista Puerto - Armando Alessi SiCoNaRA

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Conflicto de los maquinistas de la flota fresquera: “Les robaron a los trabajadores”

El secretario General de SiCoNaRA, Armando Alessi, habló con REVISTA PUERTO sobre el conflicto que mantiene con la flota fresquera de Mar del Plata que opera sobre el langostino en la Patagonia. Sostiene que existieron actas reservadas y que las empresas dieron su palabra de cumplir con el valor de 26 pesos el cajón pero después les liquidaron por 16 y 18 pesos a los conductores navales.  Esto desató el conflicto que mantuvo paralizada la flota en plena temporada de langostino y el posterior dictado de conciliación obligatoria que vence el próximo miércoles. El martes,  las cámaras empresarias se deberán reunir con el gremio a instancias del Ministerio de Trabajo de la Nación en Buenos Aires. Si no se llega a un acuerdo no descartan ir al paro, pero aseguran desde el SiCoNaRA que es la última instancia y que el objetivo es seguir trabajando: “Sin acuerdo perdemos todos”, indicó Alessi. Además, brindó su total respaldo al delegado de Rawson, Jorge Maldonado, que fue calificado de patotero por el dirigente local del gremio Daniel Acha, deslegitimándolo ante los afiliados y empresarios.

El 24 de junio, luego de que los afiliados al Sindicato de Conductores Navales no vieran reflejados en los recibos de sueldo los valores acordados con la Cámara de Armadores, Asociación de Costeros, UDIPA y CAIPA, se dio inicio a una medida de fuerza que impidió la zarpada de los buques. Tres días más tarde el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y el martes la delegación de Mar del Plata citó a las partes, pero desde la conducción nacional del sindicato indican que no fue para atender el conflicto que tienen con la flota fresquera.

“Se está jugando a la confusión, la convocatoria a la reunión por el conflicto que mantenemos con la flota fresquera que opera en el sur en el Ministerio de Trabajo es el martes que viene en Buenos Aires y ahí estaremos. Creo que se equivocaron en la Delegación de Mar del Plata al convocar a gremios que no tienen nada que ver con este conflicto como el SOMU y el SiMaPe, son dos temas diferentes. Uno es el paro convocado por Capitanes al que adherimos y otro es el que tenemos nosotros con la flota fresquera de Mar del Plata, que no ha respetado lo acordado en actas reservadas”, señaló a REVISTA PUERTO el secretario General del Sindicato, Armando Alessi.

Al ser consultado sobre los motivos que justificaron la medida de fuerza, el dirigente indicó: “A los afiliados del SiCoNaRA le liquidaron mal sus haberes, en el recibo de sueldo no se registró lo que se había acordado y que se dejó sentado en actas reservadas”.

Ya a fines de mayo la Cámara de Armadores había emitido un comunicado en el que desconocía la existencia de esos documentos: “Esta institución no ha suscripto acta acuerdo alguna con el gremio”, afirmaron, agregando que “desconocemos la validez y el alcance jurídico de cualquier otro instrumento”.  Con este argumento dieron por inválido el compromiso que habían asumido en la negociación, según informó el Secretario General.

“Esto es lo peor que pueden hacer porque los trabajadores se embarcan pensado que van a cobrar determinado sueldo y luego se encuentran con otra cosa. El mayor caudal que tenemos los dirigentes gremiales es la credibilidad de nuestra gente y no estamos dispuestos a perderla, cuando eso sucede lo único que nos queda es una medida de fuerza”, indicó Alessi dando explicación a los motivos que desataron la huelga.

REVISTA PUERTO: ¿Qué es lo que no cumplieron las empresas fresqueras que operan en la Patagonia sobre el langostino?

ARMANDO ALESSI: No se respetó lo que habíamos acordado en un acta reservada y de palabra, que se pagarían 26 pesos por cajón y terminaron pagando entre 16 y 18 pesos, eso es lo que se liquidó en el recibo de sueldo. Si vamos a jugar a firmar para después no cumplir estamos muy mal, nosotros cumplimos con nuestra parte y los trabajadores salieron a navegar, lo que necesitamos es reciprocidad de las empresas. Si está homologado o no, si se firmó un acta o no es lo de menos, acá lo importante es que se dio la palabra y acordaron las dos partes. No respetaron la palabra empeñada, si no estaban de acuerdo se tendría que haber discutido en el momento.

RP: ¿Por qué existen actas reservadas o se realizan acuerdos de palabra cuando luego pueden no ser un instrumento válido para los reclamos?

AA: Hay muchas empresas que están de acuerdo con nosotros, que saben que el reclamo es justo, empresas de Mar del Plata que tienen claro que la palabra debe ser honrada. Es cierto que al no estar el acta firmada pueden discutirlo pero es legal, todo el mundo niega la existencia de actas reservadas pero existen. El martes en la reunión con el Ministerio de Trabajo vamos a blanquear todo esto, esperamos llegar a un acuerdo y si una vez terminada la conciliación obligatoria el tema sigue sin resolverse, si la situación empeora haremos valer nuestro derecho a huelga, pero ésa es la última instancia. Al no cumplir con lo acordado le robaron al trabajador e insultaron al dirigente.

Es habitual en muchas empresas marplatenses que no se liquide la totalidad del sueldo en blanco sobre todo en las categorías más altas de la tripulación, capitanes y maquinistas. El argumento que siempre se expone es que se busca evitar que estos trabajadores paguen el impuesto a las ganancias.

Un audio que está circulando en las redes sociales entre el dirigente marplatense del SiCoNaRA, Daniel Acha y un maquinista, lo certifica y da cuenta de que hasta ahora, las empresas han contado con la anuencia de la dirigencia local: “Quieren que el acuerdo sea todo en blanco, nosotros nos hicimos los boludos y les dejamos un huequito para que le liquiden más o menos como puedan, para que no le rompan el culo con ganancias”, se lo escucha decir a Acha.

Consultado Alessi sobre esta situación, habitual en el puerto de Mar del Plata, contestó: “Tienen que cumplir con el acuerdo de 26 pesos el cajón y es hora de que dejen de decir que no pagan todo en blanco para beneficiar al tripulante en el impuesto a las ganancias, porque en realidad son ellos, las empresas las que se ahorran cargas sociales y el país está en una situación muy delicada, acá todos tenemos que pagar, acá todos tenemos que poner el hombro para sacar el país adelante”.

Sobre la responsabilidad empresaria o la falta de ella, Alessi relató que durante el paro los armadores dejaron a sus trabajadores a la deriva, estando a 1800 kilómetros de distancia de sus hogares: “Varias empresas durante el conflicto los dejaron sin comida ni alojamiento, nosotros tuvimos que encargarnos de ubicarlos en hoteles y proveerles los alimentos, no es un problema para nosotros porque es la función que debe cumplir el sindicato, asistir a sus afiliados, pero muestra cómo actúan en algunas empresas con sus trabajadores”.

REVISTA PUERTO: ¿Qué puede pasar el martes próximo cuando se encuentren en el Ministerio de Trabajo?

ARMANDO ALESSI: Esperamos llegar a un acuerdo durante la conciliación obligatoria, nosotros vamos a cumplir con la ley como de hecho lo estamos haciendo ahora, todos queremos trabajar, la temporada es corta y si no salen los barcos ahora, después no habrá langostino. Si no hay un acuerdo perdemos todos, acá no hay ganadores, no nos podemos dar el lujo de no trabajar, de perder la temporada de langostino.

Alessi terminó la conversación como la había iniciado, respaldando al Delegado del SiCoNaRA en Rawson: “Estoy cansado de escuchar a empresarios que dicen que Jorge Maldonado no tiene autoridad, hay mala fe en esto porque Maldonado es la voz del sindicato en Rawson, está en continuo contacto conmigo que soy el Secretario General y yo lo respaldo completamente. Me molesta mucho que se diga que no representa a nadie, porque están desconociendo también mi autoridad”.

Alessi no lo dice pero queda claro que el mensaje no es solo para las empresas sino para Daniel Acha, el hombre del SiCoNaRA en Mar del Plata que durante el conflicto negó la representatividad de su compañero ante los afiliados: “No son delegados, no son seccional, no son nada, lo hacen de patota, no tienen legalidad para hacer el paro”, se lo escucha decir en el audio antes mencionado.

El martes cuando la Cámara de Armadores, CAIPA, Costeros y UDIPA se reúnan con la dirigencia nacional del SiCoNaRA y los representantes de Rawson en el Ministerio de Trabajo, deberán hablar seguramente en términos diferentes a los que están acostumbrados, sin el amiguismo que hasta ahora mantenían con la dirigencia gremial, que con su silencio legitimaba el pago en negro de los salarios. Desde que Mar del Plata trasladó su fuerza de trabajo a los puertos patagónicos algunas cosas comienzan a cambiar en las relaciones laborales.

 

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar