Mar del Plata, martes 14 de agosto de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
30/07/2018
El permiso ilegal del José Américo pone en peligro la certificación del langostino

El otorgamiento por parte del Subsecretario de Pesca Juan Bosch al buque de la empresa Moscuzza complica la obtención de la certificación del MSC. Así lo informó la ONG Cedepesca a las empresas tras recibir una respuesta oficial. La autorización a despacho del buque venció el viernes y está pendiente su renovación.

El José Américo es prueba de que un funcionario puede firmar un permiso de pesca ilegal arbitrariamente.

Por Karina Fernández

Las principales empresas tangoneras están trabajando en el proceso de certificación de la pesquería de langostino, que facilita el acceso a los mercados más exigentes del mundo al garantizar la administración sustentable de la pesquería. Pero el otorgamiento de un permiso de pesca ilegal al barco José Américo por parte del subsecretario de Pesca Juan Bosch podría poner en riesgo la certificación, dado que el cumplimiento de la legislación es uno de los parámetros fundamentales que pondera la certificadora MSC. Así lo entiende la ONG luego de recibir una nota oficial en la que se confirma el otorgamiento de un permiso provisorio al  barco a pesar de no cumplir con el proyecto aprobado por el Consejo Federal Pesquero. El permiso venció el sábado 27 de julio y la renovación está en manos de la Autoridad.

La certificadora MSC otorga un sello de sustentabilidad muy valorado en los mercados más exigentes, sello que garantiza al consumidor que el producto proviene de mares administrados de forma responsable, siendo que el cumplimiento de la normativa es un valor mayor aún que la situación biológica de las especies a la hora de calificar. El proceso es largo, se realizan evaluaciones periódicas y se deben presentar informes que empresas del sector langostinero argentino ha delegado en una ONG que, desde hace al menos dos años, está trabajando en ello.

Ahora, cuando se comenzaba a transitar la recta final, el otorgamiento de un permiso ilegal al barco José Américo por parte del subsecretario Bosch podría estar poniendo en peligro la obtención del sello de sustentabilidad, según informó Alejandra Cornejo desde CeDePesca.  Ante esta situación solicitaron se dieran a conocer “los fundamentos del acto administrativo por el que le fue otorgado el permiso de pesca de langostino”.

Pero toda la respuesta que recibieron del Subsecretario de Pesca fue que el día 9 de diciembre de 2015, mediante Acta 48, “el Consejo Federal Pesquero aprobó la reformulación de los proyectos pesqueros de los buques Victoria del Mar I y Mar Azul a favor del buque José Américo, otorgándole una autorización de captura de 2.600 toneladas de todas las especies que no hayan sido sometidas al Régimen de Administración de CITC”.

Es notable como Juan Manuel Bosch omite dar detalles sobre las características técnicas de proyecto aprobado para el barco José Américo, haciendo únicamente referencia a las toneladas asignadas. Esta omisión no es ingenua, busca evitar el reconocimiento por escrito del ilícito que se está cometiendo.

Ante esta escueta respuesta, desde CeDePesca señalaron: “A nosotros nos sigue llamando la atención que todos los parámetros del buque mencionado exceden los establecidos por el CFP: 2200HP de potencia de motor versus 1480 HP, 47 metros de eslora total y 44 metros de eslora de arqueo, versus 39,9 metros y 650 metros cúbicos de bodega versus los 530 metros cúbicos”.

En la nota enviada a la ONG, Bosch no explica por qué la firma Moscuzza no respetó el proyecto aprobado ni por qué él autorizó su despacho. Tampoco explica por qué otorgó una autorización para pescar langostino a pesar de no cumplir el buque con la normativa que regula específicamente la pesquería.

Desde la ONG transmitieron su preocupación a los empresarios pesqueros por la situación ilegal en la que se encuentra operando el barco José Américo porque, dicen, puede complicar seriamente la certificación de la pesquería: “Desde el punto de vista de la certificación es preocupante porque el cumplimiento de las normas, tanto por parte de los funcionarios como de los usuarios del recurso, es un indicador que se considera dentro de la evaluación”.

Bosch no puede desconocer ninguna de las ilegalidades en las que está incurriendo ni tampoco pueden seguir haciéndose los desentendidos cada uno de los miembros del Consejo Federal Pesquero, ni los empresarios que durante años han reclamado seguridad jurídica y hoy se escudan detrás de una pequeña organización no gubernamental para pedir la legalidad que no se atreven a exigir como entidades empresarias.

El barco José Américo fue autorizado por Bosch a pescar langostino, lo dicen documentos de la administración pesquera; lo dijo el Subsecretario de Pesca públicamente a REVISTA PUERTO y ahora se lo confirma por escrito a CeDePesca: “El mencionado buque fue incorporado a la matrícula nacional, emitiéndose posteriormente en fecha 19 de abril de 2018, un permiso de pesca de forma provisoria hasta el 27 de julio del corriente”, indicó Bosch.

El permiso venció el viernes pasado. Si Juan Manuel Bosch vuelve a autorizar el despacho a la pesca de langostino estará nuevamente incurriendo en al menos dos delitos, abuso de poder e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Se trata de un caso que ya debería estar siendo investigado por la Oficina Anticorrupción. Además de lo que implica jurídicamente el accionar delictivo del Subsecretario fronteras adentro, generará un grave perjuicio comercial.

  • Sin acuerdo, SICONARA decretó un paro nacional para la flota fresquera

    Fue después que fracasara la negociación con cámaras armadoras marplatenses por el valor de la producción de langostino. “Barco que firma un acta con el gremio, sale a pescar”, dijo Jorge Maldonado al término de la reunión.

    Cerrar