Mar del Plata, sábado 21 de julio de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
04/07/2018
La CaFACH denuncia extorsión del STIA a funcionarios pesqueros

La Cámara de la Flota Amarilla de Chubut emitió un comunicado denunciando que los dirigentes del gremio de la alimentación presionan de forma mafiosa a los funcionarios provinciales para lograr el otorgamiento de permisos de pesca a propietarios de planta sin barcos.

Pablo Novello, presidente de CAFACH.

Por Karina Fernández Fotos de archivo

La Cámara que nuclea a los armadores de costeros de Rawson emitió un fuerte comunicado en el que denuncia las extorsiones mafiosas ejercidas sobre funcionarios pesqueros provinciales por parte de dirigentes del Sindicato de la Alimentación de Chubut. Los armadores hicieron pública la situación luego de que trascendiera un audio en el que el Secretario del gremio amenaza al Secretario de Pesca con prenderle gomas si no consigue un permiso para el propietario de una planta de procesamiento.

“Hemos visto en los últimos días una mecánica de extorsión al Estado provincial a cargo de los sindicatos, medida mafiosa que trae encubierta la solicitud de determinados permisos de pesca”, señalan en el comunicado y aseguran que los gremialistas “tratan a las autoridades pesqueras chubutenses como si fueran empleados del sindicato”.

“Los sindicatos detrás del amiguismo maltratan a las autoridades y, lo peor, quieren un permiso de pesca aunque para ello se lleven todo el ordenamiento jurídico por delante”,  dicen; y denuncian que intentan imponerse argumentando que necesitan materia prima durante todo el año, lo cual, consideran desde CaFACH, es imposible de asegurar por la condición estacional del recurso, algo que a su entender bien conocen los dirigentes gremiales.

“Un grupo de obreros enrolados en el S.T.I.A. ejerce presiones para exigir un permiso de pesca” y los armadores consideran que no se entiende si han “sido enviados por algún determinado propietario de planta pesquera para beneficio propio”, con lo cual se permiten dudar de la buena fe de los dirigentes.

Las denuncias que realizan los miembros de la Cámara tienen como respaldo probatorio un audio que circuló, en el que Fabián Molina, secretario del sindicato, le exige al secretario de Pesca Adrián Awstin un permiso de pesca a favor de Marcelo Figueroa, propietario de una planta pesquera que ocupa en este momento 180 operarios. Ante la explicación del funcionario de que es imposible otorgar un permiso, se escucha al dirigente decirle en tono poco amigable: “Fijate lo que decís porque te prendemos gomas ya”.

“Ante la aparición de ideas brillantes que sugieren que cada planta debe tener su permiso de pesca” que “refieren a permisos de la flota amarilla”, piden se recuerde que cuando se sancionaron leyes para dar permisos a plantas procesadoras, aparecieron “plantas que traen barcos desde Mar del Plata y que al final terminan pescando para otra empresa que les compra el pescado porque el negocio de esa planta es alquilar el permiso para que la pesca se derive a cualquier otra”.

Los armadores de la flota amarilla afirman que los permisos son habilitaciones otorgadas a buques y se lamentan de que se soliciten permisos provinciales para las plantas “con bombos, neumáticos y aprietes”, en clara referencia a las amenazas proferidas por el dirigente Molina hacia Adrián Awstin.

“Debe al fin aclararse el tema: si las plantas procesadoras quieren pescado deben comprarlo en la banquina: eso sí, que sea un buen pagador, porque la historia de cada comprador y sus pagos pesa en el momento de adquisición de la pesca”, concluye el comunicado.

  • Ausencias y oferta antes del cuarto intermedio

    Las cámaras armadoras fresqueras ofrecieron U$S 1,40 por kilo de langostino para los gremios marítimos en la audiencia celebrada en el Ministerio de Trabajo de Nación. Se vuelven a reunir el martes próximo. No asistieron dirigentes del SICONARA de Rawson.

    Cerrar