Mar del Plata, martes 14 de agosto de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
03/08/2018
Cese total de actividades del SOMU en flota congeladora

Por tiempo indeterminado, desde este jueves, tras vencer la conciliación obligatoria por no acordar una mejora salarial para los tripulantes de los barcos a merluza y también los tangoneros.

Por Roberto Garrone

Cuando la nueva conciliación obligatoria entre las cámaras armadoras de barcos fresqueros y el SICONARA todavía no tiene fecha para la próxima audiencia, un nuevo conflicto gremial se desató sobre la actividad pesquera.

Este jueves el SOMU anunció el cese total de actividades y por tiempo indeterminado en los buques de la flota congeladora merlucera y también tangonera tras vencerse la Conciliación Obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación y no haber podido alcanzar un acuerdo para la recomposición salarial de los trabajadores.

“Sentimos vergüenza del sueldo básico que tenemos, que no llega a cubrir la Obra Social, indispensable para nuestras familias –dijo Raúl Durdos a través de un comunicado–. No podemos continuar con esta situación, por eso toda empresa o cámara que firme lo solicitado por esta entidad gremial, saldrá a pescar en forma normal”, aclaró el Secretario General, siguiendo el modelo Maldonado.

En Mar del Plata hay una veintena de buques congeladores. Según pudo saber este medio, los únicos que estaban amarrados a muelle eran el Stella Maris y el Itxas Lur de Moscuzza, que había entrado completo en las últimas horas. Tras la descarga, si se mantiene la medida, no podrá volver a zona de pesca.

El dirigente aseguró que el sueldo básico de los tripulantes no se actualiza hace tres años y hoy está por debajo de los 5 mil pesos. “No hemos podido llegar a un acuerdo y no nos dejan otra alternativa que retomar las medidas de fuerza”, lamentó Durdos.

En CEPA por el momento no quisieron hacer declaraciones sobre el conflicto. Mañana los socios mantendrán una reunión para analizar los pasos a seguir. El SOMU reclama además un ajuste en el ítem producción, fijado en dólares.

“En épocas de crisis nos bajaron el valor del dólar, algo que se tendría que haber solucionado inmediatamente pasada esa situación, pero nunca más se hizo. Hoy estamos en un 78% del valor por tonelada, o sea, un 22% menos de lo que tendríamos que estar cobrando realmente”, detalló el Secretario General.

El coeficiente para determinar el valor de la producción en los merluceros es otro de los puntos que pide resolver el gremio con las cámaras empresarias. “Debemos revisar el porcentaje del coeficiente porque es muy bajo”, anticipó el dirigente sindical que ganó las elecciones en el epílogo del año pasado.

Además de las de CEPA, la medida de fuerza alcanza a las embarcaciones nucleadas en la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP) y la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPeCA), como así también a las de empresas independientes.

  • Nuevo Foro por la renovación de la flota pesquera

    Este sábado, desde las 10, en el Aula Magna del Complejo Universitario de la UNMdP. Un panel central con diferentes actores analizará el proyecto de ley de Pino Solanas y subrayarán el valor estratégico de la industria naval.

    Cerrar