24/08/2018
Crece la demanda de bocas para contenedores refrigerados

El puerto de Madryn incrementa el volumen de desembarques y concentra la exportación de la industria pesquera de Chubut. Es mayor la demanda de bocas “reefers” lo que obliga a ampliar las plazoletas fiscales para contenedores refrigerados.

Revista Puerto - Madryn plazoleta reefers 01
Por Nelson Saldivia

Desde el 1 de enero al 9 de agosto del corriente año se desembarcaron capturas pesqueras por 64.260 toneladas en el muelle Almirante Storni de Puerto Madryn, mientras que, en igual período, en 2017, las descargas fueron de 57.310 toneladas, y en 2016 habían llegado a 53.675 toneladas; lo que muestra el sostenido incremento del volumen de desembarques de materia prima.

El Storni es el principal puerto de exportaciones de la industria pesquera de Chubut, ya que no solo recibe los contenedores de las plantas de Madryn, sino también las cargas exportables de las plantas de Rawson, Trelew, e incluso Comodoro Rivadavia.

Esta mayor actividad se traduce en una mayor demanda de bocas “reefers”, lo que obliga a ampliar las plazoletas fiscales para contenedores refrigerados.

En este marco, el interventor en la Administración Portuaria Puerto Madryn (APPM), Osvaldo Sala, confirmó que ya se encuentran culminando los pasos administrativos para definir la obra de ampliación de dos hectáreas con cien nuevas bocas “reefers” para recibir los contenedores con pescado congelado y otros productos para exportación.

Cabe mencionar que la obra debió postergarse por las ampliaciones realizadas para atender la llegada de los molinos eólicos y por demanda no solo del espacio físico para almacenar los contenedores y el tendido de la red eléctrica, sino también a efectos de la ampliación de la capacidad de transformación de energía desde la Subestación 1, a la entrada del predio de la APPM, hasta la nueva localización de la Plazoleta de Exportación de Productos Congelados de la Industria Pesquera.

“Seguimos apoyando a la industria pesquera local y chubutense para favorecer sus exportaciones, esperando que esto pueda significar la expansión de su actividad y la consiguiente mayor ocupación de mano de obra”, evaluó Sala.

La obra de la nueva Subestación Norte está previsto realizarla luego de que concluya la ampliación de la Plazoleta Fiscal; el objetivo es ampliarla hacia el norte del predio portuario donde está ubicada la Plazoleta Fiscal actual, en un total de 1,9 hectáreas, a la vez que durante la primera etapa se realizará el movimiento de suelos. Luego se construirá un vallado y se terminará acondicionando el sector para que puedan operar las cargas de contenedores y bultos menores, a modo de liberar parte de la Plazoleta Sur, la cual estará destinada para las piezas de los molinos que integrarán los parques eólicos, las cuales demandan de una importante superficie de acopio y maniobra.

Desde la Administración Portuaria Puerto Madryn señalan que se registró un incremento en el movimiento de buques durante el primer semestre del corriente año, comparado con los años 2016 y 2017, al recuperarse las exportaciones de pescado y la llegada de los proyectos de molinos eólicos.

En el comparativo de buques que operaron en el primer semestre de los últimos tres años se nota el incremento. En los primeros seis meses de 2016 operaron 335 barcos, mientras que al año siguiente fueron 358 y de enero a junio de 2018 la cifra trepó a 396.

En lo que hace a materia pesquera, desde el 1 de enero al 9 de agosto de 2019 se desembarcaron capturas pesqueras por 64.260 toneladas en el muelle Almirante Storni. Los registros indican que 26.855 toneladas correspondieron a langostino; 17.489 a merluza hubbsi; 17.211 a Illex argentino; y 2.750 toneladas de otras especies.

En igual periodo, en 2017, las descargas pesqueras en Madryn fueron de 57.310 toneladas, y en 2016 habían llegado a 53.675 toneladas; lo que exhibe el sostenido incremento del volumen de desembarques.

Asimismo, vale recordar que en 2015, las descargas pesqueras marítimas en el muelle Storni fueron de 102.099 toneladas, el año siguiente cayeron a 95.374 toneladas, y el año pasado se recuperaron, trepando a 118.677 toneladas.