Mar del Plata, miércoles 19 de diciembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
26/09/2018

Desembarques y exportaciones en la estadística oficial

Como consecuencia fundamentalmente de una fuerte caída en la captura de merluza hubbsi, los desembarques en agosto cayeron un 3,3%, algo que se ve reflejado en la actividad del puerto de Mar del Plata. Las exportaciones al 31 de julio muestran una baja en volumen en el orden del 2% y un alza en divisas de la misma magnitud. China es hoy nuestro principal mercado.

Revista Puerto - Exportaciones 01
Por Karina Fernández Fotos de archivo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Desembarques y exportaciones en la estadística oficial

El informe de coyuntura elaborado por el Departamento de Economía de la Subsecretaría de Pesca de la Nación, muestra una baja en el mes de agosto de los desembarques. La merluza hubbsi fue la más redujo sus capturas y ello se ve reflejado en el Puerto de Mar del Plata, que bajo en más de 30.000 toneladas sus descargas hasta el 31 de agosto. En cuanto a las exportaciones, otra vez la merluza es la que empuja las cifras hacia abajo, aunque el calamar y el langostino ayudan a equilibrar la balanza, que termina con una caída en volumen del orden del 2% pero un alza en divisas recaudadas de similar porcentaje. en este momento el mayor comprador de los productos pesqueros es China, que ha dejado al tradicional mercado español en segundo lugar.

Desembarques, actividad de flota y puertos

Los desembarques al 31 de julio registraron una baja del 3,3% con un total de 513.630,6 toneladas de todas las especies. El recurso que mostró la mayor caída fue la merluza hubbsi, 158.918 toneladas mientras que para el mismo período de 2017 se habían registrado 184.518 toneladas. Si se compara con 2016 la caída es aún mayor, ya que ese año se capturaron 190.000 toneladas.

Otra especie que llamativamente mostró una leve baja fue el langostino: las 150.812 toneladas registradas implican una caída del 1,5% respecto del año pasado. Como hemos señalado en informes anteriores, los paros y las malas condiciones climáticas disminuyeron los días de actividad pero no el volumen de forma significativa, apenas en 3.000 toneladas.

Las rayas, una especie protegida por el programa de condrictios, también registró una baja, en este caso del 3,2% respecto al año pasado y lo mismo ocurrió con el gatuzo que bajó 14,8% . En cambio el abadejo, una especie castigada al punto de riesgo de colapso según investigaciones del INIDEP, aumentó su volumen de captura un 24,5%. Las 3.193 toneladas declaradas evidencian que las medidas restrictivas no están logrando su efecto, siendo esta la cifra más alta de los últimos tres años; y a ello debemos sumar que desde hace varios meses las descargas en el puerto de Mar del Plata no son controladas, con lo cual el efecto podría ser peor.

Dentro de las especies que aumentaron su captura también se encuentra la corvina rubia, que en una mejor temporada que la de 2017 creció un 6,6% con una captura de 15.131 toneladas y representa una buena noticia para la flota de menor tamaño; en el otro extremo, la flota de gran altura se ve favorecida con el aumento de la captura de merluza de cola en un 65,9% con 22.720 toneladas descargadas y la merluza negra creció un 11,9%, registrando 1.767 toneladas capturadas.

En el caso del calamar ya no hay novedades; en agosto se capturaron 26 toneladas y la cifra final no variará de la que hoy se conoce, 107.746 toneladas desembarcadas que implican un aumento respecto de 2017 del 11,2%. Una especie que comienza a mostrar signos negativos es la vieira: este año ha caído un 35,4% su captura, pasando de 4.087 a 2.641 toneladas.

El desempeño de la flota muestra algunas variaciones respecto al año pasado. Los fresqueros descargaron 10.000 toneladas menos, con 127.034 toneladas; los congeladores 20.000 toneladas menos, con una descarga de 87.843 toneladas y los costeros 5.000 toneladas menos, con 79.616 toneladas. En cambio los poteros aumentaron sus desembarques en 10.000 toneladas llegando a 96.564 toneladas y los surimeros en 8.000 toneladas, llegando a las 18.989 toneladas. Los tangoneros se mantienen estables con 67.648 toneladas, al igual que las lanchitas que, como el año pasado, descargaron unas 20.000 toneladas.

En el cuadro de actividad por puertos se observa una importante baja en la participación de Mar del Plata que con 219.217 toneladas está 34.000 toneladas por debajo de 2017; Puerto Madryn, en cambio, creció 8.000 toneladas y registra descargas por 81.075 toneladas; Puerto Deseado también creció en 6.500 toneladas registrando 62.778 toneladas. Igualmente Ushuaia sumó unas 8.000 toneladas, con un descarga total de 29.425 toneladas. Camarones, que había experimentado una fuerte alza en 2017, este año tuvo menor actividad pasando de 16.648 a 13.889 toneladas; y otro puerto que sufrió una gran baja en la actividad fue San Antonio Oeste, que este año no accedió al langostino y disminuyó al 50% sus descargas, con 3.074 toneladas.  Comodoro Rivadavia se mantuvo estable y Caleta Paula tuvo un leve crecimiento.

Exportaciones de siete meses

Las exportaciones acumuladas al 31 de julio registran una baja del 2,2% en volumen pero en divisas se observa un aumento del 2,4% respecto de igual período del año pasado. Creció la demanda de calamar un 16,3% en volumen y un 5% en divisas; los crustáceos bajaron en volumen un 3% pero aumentaron en dólares un 4,3%. El pescado entero o en otras presentaciones cayó en volumen un 11,9% pero en divisas creció un 3%; en cambio, de filets se exportó un 16,2% menos en toneladas y también cayó la recaudación un 9%. Las exportaciones de conservas cayeron un 97,8% en volumen y 99,5% en divisas: solo se vendió una tonelada en los primeros 7 meses del año. En total, de todos los productos marinos se vendieron al exterior 278.025 toneladas por 1.105.085.000 dólares.

La merluza hubbsi, que tuvo un aumento del precio del 6,3%, cayó en volumen exportado un 15,9% y un 10,6% en dólares; la mayor baja se dio en los filets congelados, de los que se exportó 18,2% menos que el año pasado.

De langostino, en cambio, si bien se exportó menos, unas 80.293 toneladas que implican una caída en volumen del 2,7% el aumento del precio promedio en el orden del 7,8% generó un ingreso de divisas 4,9% mayor, a razón de 558.235.000 dólares. El producto más vendido fue el langostino entero, 44.834 toneladas por 292.066.000 dólares.

En el destino de las exportaciones, China encabeza el ranking con 68.402 toneladas por 261.292.000 dólares; la sigue España con 43.503 toneladas por 216.010.000 dólares; Estados Unidos está tercero por los ingresos que reporta, dado que con 9.425 toneladas genera divisas por 65.931.000 dólares, mientras que Italia genera 63.931.000 dólares con 11.924 toneladas y Brasil 52.413.000 dólares por 17.617 toneladas. Perú, uno de los grandes receptores de langostino para reproceso, recibió 6.454 toneladas de pescado por los que desembolsó 37.328.000 dólares. Estos son los principales mercados de nuestro país; luego con mayores volúmenes pero menor desembolso de divisas los siguen Tailandia, República de Corea; Vietnam; Rusia y Japón.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar