Mar del Plata, sábado 17 de noviembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
03/09/2018

Dos años del San Antonino: la causa está dormida

En la banquina chica familiares y la Multisectorial “Ningún Hundimiento Más” recordaron a los 6 tripulantes fallecidos en el naufragio. Inchausti sigue tomando testimoniales.

  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 01
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 15
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 14
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 13
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 12
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 11
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 10
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 09
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 08
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 07
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 06
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 05
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 04
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 03
  • Revista Puerto - San Antonino 2 anios 02
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Dos años del San Antonino: la causa está dormida

“No soy artista, me ayudó mi hermano desde el cielo” dice Verónica  Ricardenez, hermana del “Rusito”, sobre el mural que hace instantes acaban de inaugurar sobre el muro sur de la banquina chica, en conmemoración por el segundo aniversario del naufragio del San Antonino.

“No se va a olvidar tu voz aunque pierda la memoria”, dice la leyenda que acompaña al barco en un mar azul. “Saber cuándo parar” es una canción de Las Pastillas del Abuelo. La versión pastillera dice “Nunca se va a olvidar…”, tal vez sea un mensaje también para los armadores.

El 1 de septiembre de 2016, a las 5:45 de la mañana, 85 minutos después de haber zarpado del puerto, sin viento y el mar hecho un aceite, el barco se hundió a 8 millas de la costa a la altura del Faro Punta Mogotes.

El Madona di Giardinni, que había salido antes del puerto y trabajaba a la pareja con el San Antonino, fue el primero en llegar a la zona del naufragio. Pese a la corta distancia de la costa, Prefectura recién llegó pasadas las 7 de la mañana.

Se cree que el casco de madera tuvo una filtración de agua y la bomba de achique colapsó. La balsa salvavidas se eyectó ante la diferencia de presión cuando el barco se hundió pero nunca se abrió.

Las pericias determinaron que alguno de los tripulantes intentó recorrer el cabo de la balsa pero le faltaron un par de metros. Se supone que ante una emergencia debería activarse sin necesidad de extraer tanto de la cuerda. La balsa no estaba vencida pero falló.

Los cuerpos de Carlos Campos, Sergio Juárez y Gonzalo Godoy fueron rescatados. Este último no figuraba en el rol de embarque y la Prefectura no tuvo más remedio que reconocer la irregularidad ante la evidencia del cuerpo.

Nunca aparecieron los cuerpos del patrón Claudio Zerboni, el marinero Alejandro Ricardenez y el del engrasador Pablo Pardo, aunque unos meses después del naufragio surfistas denunciaron haber visto un cuerpo flotando en la zona de Waikiki. Prefectura llegó otra vez tarde y no hubo rescate.

La causa la llevan el juez Federal Santiago Inchausti y el fiscal Nicolás Szizic. El viernes 24 de agosto pasado, por intermedio del diputado Guillermo Montenegro, Verónica estuvo media hora con el Magistrado para ver el estado de la causa.

“Viene muy lerda”, dice a metros del mural que pintó con la ayuda de algunos familiares de las víctimas del Repunte. La familia Pardo dijo que había querido colaborar pero no la dejaron. La madre, la tía y el hermano del engrasador vieron el acto en la banquina chica desde lejos. “No vamos a juntarnos con gente que se saca fotos con Macri”, aseveraron ante la consulta de este medio.

Dijeron que la abogada Silvia Martínez, sobrina de la familia Campos, los había estafado. “Nos sacó parte del expediente y se borró, no la vimos más”, dijo el hermano de Pardo que pelea para que la viuda cobre la indemnización y el seguro de vida. “La empresa le pagó el arreglo a Isabel Raguzza, que no es la mujer”, aclaró.

Los familiares de los otros tripulantes se acercaron a la banquina y arrojaron ofrendas florales en memoria de los muertos y desaparecidos. Del acto participaron integrantes de la multisectorial “Ningún Hundimiento Más” y familiares de las víctimas del Rigel y el Repunte.

“Gabriela me enseñó a transformar el dolor en acción”, dijo la hermana de Ricardenez, la única oradora en representación de las familias. “Vamos a convertir la ausencia en lucha. El amor es la fuerza de la verdad”.

La causa no tiene imputados ni plazos para elevarse a juicio, aunque el permiso de pesca fue transferido sin que el Juzgado haya puesto reparos. Dos años después, con las pericias del casco y la balsa concluidas, todavía están tomando declaraciones testimoniales a familiares de los tripulantes.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar