Mar del Plata, lunes 19 de noviembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
31/10/2018

Datos oficiales de desembarques y exportaciones

El acumulado de 591.819,8 toneladas al 30 de septiembre marca una leve baja en los desembarques respecto del año pasado, solo el 1,8%. Las exportaciones al 31 de agosto muestran un ligero descenso en el volumen exportado y un aumento en dólares debido al alza del precio internacional de varios productos.

Revista Puerto - Desembarques 01
Por Karina Fernández Fotos de archivo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

Datos oficiales de desembarques y exportaciones

El informe de coyuntura del mes de septiembre que elabora el Departamento de Economía de la Subsecretaría de Pesca brinda muestra el aumento en las capturas del calamar illex al compararlo con igual período de 2017, una leve alza en el langostino que mantiene capturas extraordinarias y una baja en los desembarques de merluza hubbsi. El abadejo fue una de las especies cuyos desembarques más aumentaron, mientras que las caídas de la anchoíta y la caballa fueron estrepitosas. La actividad por puerto muestra un descenso muy fuerte en los últimos años en el Puerto de Mar del Plata que explica la pérdida de empleos en plantas de fileteado y menor actividad de la estiba. En las exportaciones hasta el 30 de agosto, se refleja lo que ocurre en alta mar: el illex y el langostino son los protagonistas mientras que las ventas de merluza bajan.

Los desembarques de langostino respecto de igual período del año pasado crecieron un 2,8% acumulando 193.667 toneladas; y los de illex un 11,2% con 107.801 toneladas. La otra especie que aumentó es el abadejo, aunque el volumen total no genera un gran impacto en el número final: las 3.281 toneladas registradas representan un crecimiento del 22,4% y ya se ha superado la Captura Máxima Permisible recomendada por el INIDEP, que según Acta 19/18 del CFP debía ubicarse entre las 2.305y 3.066 toneladas.

Otras especies que en esta época del año deberían haber mostrado buenos rendimientos, como la anchoíta y la caballa, tuvieron un septiembre muy malo en comparación con 2017, con capturas insignificantes que representaron bajas del 65% y del 96% respectivamente. La corvina, en cambio, tuvo un mejor año: las 18.599 toneladas descargadas representan un aumento del 14,3%.

La especie que define la tendencia de los desembarques es la merluza hubbsi y ha experimentado una importante baja en las principales áreas de explotación. Al Sur del paralelo de 41º cayó un 7,8%; en el sector Norte un 38% y en la Zona Común 48%, lográndose en total una captura de 179.911 toneladas. A este volumen se deben sumar las 2.836 toneladas que aportó el Golfo San Matías, que dentro de su zona experimentó un aumento del 163,6% respecto del año pasado.

La merluza negra tuvo un alza del 17,4% y si bien representa en dinero un aporte significativo, en volumen de descarga es muy bajo, dado que al 30 de septiembre la captura total llegó a 1.854 toneladas. Un poco más aportó la merluza de cola, con 8.607 toneladas, cifra que para esta pesquería significó un aumento interanual del 86%.

El resto de las especies, lenguados, pescadillas, polaca, mero, cazón, centolla entre otras, presentó bajas en los desembarques. Uno de los más importantes fue el de la vieira, que estuvo un 36,4% por debajo a las cifras del año pasado. De todas formas, con las altas y bajas, lo registrado en el período analizado refleja un año con apenas un poco menos de volumen descargado que el año anterior pero bastante mejor que 2017, sustentado básicamente por el langostino y el calamar illex.

En cuanto a la participación por tipo de flota también se observan altas y bajas. Los fresqueros disminuyeron un poco su participación, ya que con 152.791 toneladas están 6.000 toneladas por debajo del 2017; la misma diferencia interanual se dio en los costeros, que este año registraron descargas por 90.402; en el caso de los congeladores arrastreros, la diminución fue de 20.000 toneladas, pasando a descargar 102.614 toneladas.

Los tangoneros, en cambio, tuvieron una diferencia favorable pero de apenas 2.000 toneladas, registrando un volumen de 89.401 toneladas; en los poteros la diferencia fue de 10.000 toneladas, registrando este año 96.564 toneladas. Los de rada o ría tuvieron una suba de 3.000 toneladas respecto del año pasado y de casi 7.000 respecto a 2016.

La participación por puertos muestra para septiembre la tendencia que venimos observando en Mar del Plata desde hace más dos años. Hasta el 30 de septiembre se llevaban descargadas  245.323 toneladas y la diferencia con el año pasado es de 38.653 toneladas, pero si se lo compara con 2015 la diferencia es de 74.393 toneladas. Resultado de una política que fomenta la pesca de langostino y permite dejar de explotar la merluza sin consecuencias para los tenedores de cuota.

Por el contrario, ayudado por una buena temporada de calamar y langostino, Puerto Madryn con 102.576 toneladas tuvo un mejor desempeño que en 2017 y muy superior a 2016, cuando había registrado 77.097 toneladas. Puerto Deseado también mejoró respecto de 2017 y 2016, año en que contabilizó solo 42.267; las actuales 68.856 toneladas actuales se mantienen dentro del promedio de los últimos años. Ushuaia también consiguió mejorar los desembarques de los últimos dos años con 32.283 toneladas.

El Puerto de Rawson, con el langostino como protagonista, sigue aumentando su participación. En 2018 llevaba desembarcadas en el período analizado 49.493 toneladas, superando solo en unas 2.000 toneladas el año 2017 pero colocándose muy por encima de los registros de 2016 y 2015, con descargar que superan el doble en volumen. Camarones, con 20.922 toneladas, se mantuvo estable respecto del año pasado; pero si tomamos 2016, la participación se duplicó y si tenemos en cuenta los valores de 2015, cuando descargaban poco más de 2000 toneladas, el crecimiento es impresionante.

De los puertos patagónicos el único que tuvo una baja significativa en su participación fue San Antonio Oeste, mientras que Comodoro Rivadavia y Caleta Paula se mantuvieron estables o con alguna pequeña variación favorable.

Exportaciones

Las exportaciones aumentaron en dólares un 4,5% con una reducción de volumen del 1,3% en el período analizado sobre ocho meses de 2018. En total, al 31 de agosto salieron del país 324.699 toneladas de productos pesqueros por un valor de 1.337.979.000 dólares.

Este crecimiento refleja el aumento en las exportaciones de pescado congelado (H&G u otras presentaciones diferentes al filet) del 7% en dólares y una baja del 9,3% en toneladas; un aumento del 3% en dólares por las ventas realizadas de crustáceos con una disminución del 4,3% en volumen; y un aumento del ingreso de divisas por moluscos (calamar) del 13,9% con un aumento en este caso también del volumen del 18,2%. En el caso de los filets de pescado se produjo una caída de las ventas en toneladas del  13,5% y en dólares del 6,6%.

En el caso puntual de la merluza hubbsi se exportaron 54.320 toneladas por 143.525.000 dólares que implican una caída del 16,2% en volumen y del 10,6% en divisas, limitada por una suba del precio promedio del 6,7%, que se ubicó en 2.642 dólares la tonelada según datos del INDEC. Como dijimos, el filet fue el producto que sufrió el mayor impacto con una baja del 16,3% en toneladas vendidas y del 11,6% en dólares.

De langostino se llevan exportadas 101.679 toneladas por 707.156.000 dólares. La abundancia no ha bajado el precio; por el contrario, subió un 7,7% ubicándose en 6.955 dólares la tonelada, lo cual explica que si bien hubo una baja en volumen del 4,2% comparativa con igual período del año pasado, en divisas se recaudó un 3,2% más.

La merluza negra, en cambio, tuvo una caída del precio promedio del 13,6%. Ello dio por resultado que se haya exportado un 39,6% más en volumen y que el aumento en el ingreso de divisas haya sido del 20,6%. En total se vendieron 1.834 toneladas por 45.412.000 dólares.

En contraposición, de merluza de cola se vendieron 5.642 toneladas que representan una baja del 7,6% pero gracias a un aumento del precio promedio del 19,8%, el ingreso de dólares aumentó un 10,7% en comparación con igual periodo de 2017.

Las ventas de rayas cayeron estrepitosamente; las 2.571 toneladas vendidas por 5.729.000 dólares representan una baja del 64,9% y del 71,1% respectivamente, acompañadas también por una baja del precio promedio del 17,7%. El abadejo, en cambio, cayó apenas un 2,3% en volumen exportado y creció un 16,4% en dólares recaudados, como consecuencia de un aumento del precio del 19,2%; en total se vendieron 934 toneladas (mayoría de filets y otras carnes congeladas) por 6.271.000 dólares.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar