Mar del Plata, jueves 13 de diciembre de 2018
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
23/11/2018

“La FAO y la ONU sabe lo que pasa en Uruguay y no hacen nada”

Lo afirma el autor de los documentos del Proyecto Oceanosanos que denuncian el rol del Puerto de Montevideo en la pesca ilegal y la violación de los derechos humanos por parte de la flota que opera en el Atlántico Sur. Alerta sobre la instalación de un centro de operaciones chino en Uruguay. Lo que pasa en la milla 201 afecta directamente a la Argentina.

Revista Puerto - Milko Schvartzman 01
Por Karina Fernández

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal

“La FAO y la ONU sabe lo que pasa en Uruguay y no hacen nada”

La información que se volcó en los primeros cuatro documentos difundidos por el Proyecto Oceanosanos de la ONG Ocean 5, llevaron cinco años de investigación. Se reunieron varias veces con el Director de la DINARA, la Armada, con funcionarios de la Administración Nacional de Puertos, sindicatos, cámaras, con todos los actores del sector con el ánimo de construir y revertir una situación que se visualizaba grave en el Puerto de Montevideo pero ante la falta de voluntad política de mejorar los controles, decidieron llegar a la prensa. Milko Schvartzman, coordinador del Proyecto y autor de los documentos, habló con REVISTA PUERTO sobre las consecuencias que tiene en cuanto a la sobreexplotación de los recursos y la violación de los derechos humanos la falta de control que tiene Uruguay sobre la flota que opera en el Atlántico Sur siendo su principal base de operaciones.

REVISTA PUERTO: ¿Siendo Uruguay Puerto Rector de la FAO puede tener como política no limitar el ingreso de buques con historial de pesca ilegal como confirmó que hacen el presidente de la Administración Nacional de Puertos?

MILKO SCHVARTZMAN: Uruguay no está cumpliendo con el compromiso internacional que asumió ante la ONU y la FAO al ratificar el Acuerdo de las Medidas del Estado Rector del Puerto para prevenir la pesca Ilegal No Declarada No Reglamentada (INDNR). Según el acuerdo, ante un barco que ha tenido situaciones sospechosas en el pasado o la actualidad debe ser inspeccionado y prohibirle la descarga en alta mar. Uruguay no inspecciona prácticamente ningún barco en puerto, tampoco controla el historial de los barcos que acceden a su puerto, permanentemente entran a Montevideo barcos que tienen apagado el AIS (Sistema de Identificación Automático) durante sus operaciones de pesca, ésa ya es una actitud sospechosa y no se lo controla antes de que ingrese, ni siquiera googlean el nombre del barco para saber si realizó actividades sospechosas. Esto se debe a dos motivos: según nos dijeron los funcionarios, no tienen recursos para inspecciones a bordo pero además no existe voluntad política de resolverlo. Uruguay no está cumpliendo con el Acuerdo y la FAO y la ONU lo saben perfectamente.

RP: ¿Qué importancia tiene el puerto de Montevideo para la flota extranjera que opera en el Atlántico Sur?

MS: En el Atlántico Sur operan más de 500 barcos, mayoritariamente de cuatro nacionalidades; China en primer lugar, seguida por Taiwan, Corea del Sur y España. La flota está compuesta por pesqueros y algunos reffers que realizan en Montevideo las tareas de mantenimiento, desembarque de capturas, reaprovisionamiento y cambio de tripulaciones. Casi la totalidad de la flota depende de Montevideo para reaprovisionarse y lavar sus capturas, no toda la flota ha realizado o realiza pesca ilegal pero sí todos realizan pesca NDNR, es una flota que no tiene control de ningún tipo, ni social, ni ambiental, ni laboral, ni de navegación.

RP: ¿Qué consecuencias tiene desde el punto de vista biológico y de los derechos humanos la falta de control en el Puerto de Montevideo?

MS: Esta flota genera un impacto ambiental terrible, la pesca que realiza es depredatoria, sin ningún control; y otro problema es la contaminación ambiental que genera, son más de 500 barcos tirando permanentemente basura, abandonando redes y anzuelos en altamar; estos buques apagan muchas veces el AIS, con lo cual es difícil saber dónde están. En cuanto a los derechos humanos, el problema es igual o más grave que el ambiental; la propia Cancillería de Uruguay ha declarado que tripulantes chinos han bajado con marcas de grilletes en los tobillos y a esto hay que sumarle el dato oficial de la Armada de un muerto por mes desembarcado desde el año 2013. El otro problema grave en Montevideo es la falta de transparencia, estos datos el gobierno de Uruguay busca ocultarlos permanentemente, nosotros solo hemos podido acceder a una parte de la información pero sabemos que hay casos espeluznantes.

RP: El presidente de la Administración Nacional de Puertos de Uruguay nos dijo que desconoce los datos que maneja la Armada sobre el número de muertos que llegan al puerto de Montevideo. ¿Es posible que no sepa que desembarcan un muerto por mes?

MS: Nos parece muy extraño que desconozca la situación de los pesqueros que reciben en el puerto de Montevideo, oficialmente se habla de 1500 desembarques y regularmente estos barcos traen tripulantes enfermos, agonizantes, muertos, con enfermedades tropicales, con graves riesgos para la población uruguaya y para los tripulantes de estos barcos. No podemos creer que desconozca esta situación cuando en la propia página de la ANP (Administración Nacional de Puertos) relatan el estado en el que bajan los tripulantes. Sería bueno que en la ANP hubiera más transparencia y realizaran un informe sobre todos los incidentes pesqueros con detalles, porque son muy comunes los incendios intencionales, escapes de amoníaco, peleas a bordo, tripulantes acuchillados.

RP: ¿Qué rol juega la Cámara de Pesqueros Extranjeros (CAPE) en el ocultamiento de las ilegalidades que comen los barcos en el Atlántico Sur?

MS: La Cámara de Pesqueros Extranjeros en Uruguay es la intermediaria entre el gobierno y los pesqueros o reffers que acceden al puerto, estas agencias de capitales generalmente chinos son las que hacen los papeles y representan legalmente a los barcos extranjeros. Es la que le brinda la información al DINARA antes de que el barco llegue a puerto y como el gobierno no hace un control previo al ingreso ni a bordo, la que realiza las tareas de Estado Rector es la CAPE. Digo esto porque el gobierno de Uruguay se basa en la información que le pasan la CAPE y el capitán del barco, sin control, solo confía en lo que le informan. La CAPE es cómplice directa de lo que ocurre en altamar y en el puerto, lo que ocurre con las tripulaciones y la pesca ilegal. Entre sus miembros está Manuel Barros, que fue cónsul de Galicia en Uruguay y asesor del gobierno en la prevención de la pesca INDNR, a pesar de estar implicado en muchas operaciones pesqueras ilegales.

RP: ¿Qué significa para la pesca en la milla 201 el establecimiento de un centro de operaciones chino en Punta Yeguas, Montevideo?

MS: El hecho de que se instale un centro de operaciones con zona franca en el que Uruguay tendrá una soberanía limitada, quedando prácticamente bajo control de China, tiene una implicancia impresionante para la situación ambiental y social del Atlántico Sur. Hoy ya existen estudios de reconocidos científicos que hablan de la fuerte presión que sufren las pesquerías en esa región, que pone en riesgo la sostenibilidad de la pesca. De instalarse este puerto se abaratarían mucho los costos para las flotas asiáticas y se generaría un incremento de esta flota; sería un incentivo y Montevideo pasaría de ser uno de los puertos más sospechados a ser el principal puerto de concentración de barcos de la pesca INDNR del planeta. El impacto sobre el ambiente será terrible, sobre las especies pesqueras y las que de ellas se alimentan como delfines, cachalotes, lobos marinos, pingüinos. También tendría impacto sobre la Antártida, ya que China es la que más opera en esa área y este centro de operaciones le daría un fácil acceso.

RP: ¿Qué posición debería asumir la FAO ante un país que ratifica el Acuerdo de las Medidas de Puerto Rector que no previene ni combate la pesca INDNR?

MS: La FAO debería verificar que los Acuerdos del Estado Rector se cumplan en los puertos que los han ratificado, el hecho de que no se cumplan en Uruguay da una señal de alarma sobre los otros puertos rectores, porque es probable que en ellos tampoco se estén cumpliendo. La impresión es que la FAO solo tiene interés en sumar países pero no en asegurar que se cumplan las normas, el caso de Montevideo nos lleva a preguntarnos si realmente esto sirve para algo. Otra cosa que genera suspicacias es que muchos de los países que adhirieron al Acuerdo son los más sospechados en el mundo, que subsidian barcos de la pesca INDNR como Corea del Sur. La FAO no debería sancionar a Uruguay sino convocar a las autoridades del país y proponer un programa serio de control y capacitación, porque lo que está ocurriendo es un papelón para la FAO, para la ONU y para Uruguay; pero nosotros sabemos que la FAO está al tanto y no ha hecho nada.

RP: ¿Se puede esperar un cambio por parte de las autoridades de Uruguay?

MS: Desde Oceanosanos creemos que es posible que Uruguay revierta esta situación y comience a funcionar bajo las Medidas del Estado Rector de Puerto a las que se comprometió ante la FAO y la ONU. Es muy difícil que se consiga de un día para el otro pero es posible que se comience con los controles hoy, es posible que Uruguay deje de ser cómplice de la pesca ilegal, eso depende de la voluntad política. De continuar van a seguir profundizándose los problemas sociales, ambientales y de seguridad nacional ya que hoy el gobierno uruguayo no tiene control ni siquiera de los barcos que llegan a puerto. Nosotros tenemos vocación de ayudar pero desde que comenzamos a trabajar no hemos visto voluntad; por eso llegamos a esta instancia de mostrar el resultado de nuestras investigaciones, para que todos los funcionario uruguayos conozcan esta situación porque las autoridades nacionales solo han buscado ocultarla.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar